España, 13-12-2017

Fabián Nsué, abogado y secretario general de Unión Popular de Guinea Ecuatorial, a Radio Exterior de España: “¿Por qué el guineano ha comenzado a pensar en las armas?

Guinea Ecuatorial
espacioseuropeos.com (13/9/2010)fabian-nsue
El pasado día 7 de este mes, en el programa “África Hoy” de Radio Exterior de España, fue entrevistado Fabián Nsué Nguema, abogado y secretario general de UP (Unión Popular de Guinea Ecuatorial). La sensatez y valentía del abogado quedan reflejadas en estas declaraciones que, por su interés, transcribimos íntegramente.

El periodista le pregunta a Fabián Nsué acerca de si las ejecuciones de cuatro opositores a la dictadura de Obiang Nguema, “fueron contrarias a la propia legislación de Guinea Ecuatorial y si ha habido, a su juicio, alguna irregularidad en todo este proceso que ha terminado con las ejecuciones”.

R.- Yo fui sujeto activo. Asistí a esos juicios, primero, el último día, y después el día de la publicación del fallo. Ha estado cargado de irregularidades porque desde un principio el régimen venía negando la presencia de los cuatro en el territorio nacional (…) Les trajeron como corderos , repito la palabra  corderos, desde Nigeria el día 29 de enero de este año. A partir de aquí el régimen nunca ha querido dar información alguna sobre la presencia de los cuatro. Bien, cuando se produce el momento del juicio, pues había que preguntar si siguen negando su presencia cómo están aquí presentes hoy (…) hablando de la legislación, naturalmente, el día de la publicación del fallo, yo me acerqué a dos  magistrados miembros de la Mesa del Tribunal Militar, recordándoles que en la reciente reforma de la Ley del Poder Judicial  había previsto en su artículo 37/B, que las sentencias de la Jurisdicción Militar pueden ser recurridas en casación ante la Corte Suprema de Justicia. Se lo recordé y me dicen: “Sí, sí, los defensores tienen que hacerlo”. Al final, estaba ya todo determinado y no pasaron muchas horas,  y fueron ejecutados. O sea, eso está cargado de unas irregularidades tan tremendas que eso no tiene descripción. Pues lo primero que preocupa es cómo es  qué fueron traídos del país vecino…

P.- Exactamente, don Fabián, ¿ellos fueron traídos desde Benín o desde Nigeria?
R.- Desde Nigeria. Seguro. Porque el mejor relato se lo han llevado -se refiere a los fusilados- como ya no pueden hablar (…) una exposición única para explicar a la población cómo fueron traídos ha caído en el olvido.

P.- Le quiero preguntar también por los dos miembros de Unión Popular -se refiere a Marcelino Nguema y  Santiago Asumu-, que fueron condenados por la Justicia Militar a veinte años y un día de cárcel a pesar de que habían sido absueltos previamente en el primer juicio por el asalto al palacio presidencial. ¿Cómo están estos dos hombres?
R.- Hombre, naturalmente,  están mal; están en una lucha, consistente en que pese a haber solicitado la representación de los dos, de los seis, no he tenido más respuesta que el silencio. Entonces, ahora me ocupo de que se me notifique la sentencia del Consejo de Guerra para que yo recurra contra ella. No se si lo voy a conseguir, porque si no me han permitido que me presentara a la jurisdicción militar, menos aún para que se me notifique la sentencia.

P.- En términos de Derecho, don Fabián, ¿usted nos puede explicar cómo si dos personas han sido absueltas en un primer juicio por qué se les lleva a otro juicio por los mismos hechos?
R.- Solamente, los que mandan en este país tienen una explicación, y espero que sea coherente, porque se les sigue pidiendo para que expliquen al mundo entero en general y a la población de Guinea Ecuatorial en particular, cómo es que en pleno siglo XXI  esto se produce. Nadie lo entiende. Por eso, en el escrito que puse a la Jurisdicción militar les recordé que no se les puede juzgar dos veces por los mismos hechos.  Solamente ellos tienen la explicación (…) Ellos dicen no a lo que han hecho los tribunales.

P.- Y los tribunales, ¿se quejazapatero-obiang-y-moratinosn por ese, digamos, desprecio a su trabajo?
R.- No, no tienen margen para quejarse, debido a las circunstancias…

P.- ¿Los dos miembros de UP pueden recurrir esta sentencia?
R.- Por eso estoy preparando un escrito a la Comisión Militar para que se me comunique la sentencia, porque no puedo recurrir si no tengo el testimonio en la mano.

P.- ¿Ha estado usted  con familiares, amigos, con personas cercanas, a los cuatro opositores que han sido fusilados? ¿Que le han dicho, cómo se encuentran?
R.-  Muy bajos de moral. Decepcionados. Están en una situación desesperada. Me he puesto en contacto con muy pocos de ellos, pues muchas veces ni se atreven a verse con una persona…

P.- Aquí en España nos da la sensación que todo esto que está sucediendo no cuadra con los anuncios de democratización del país, expresados recientemente por el propio presidente Obiang
R.- En absoluto. Aquí de democracia no se puede hablar. Estamos en una dictadura tan feroz, que cada día se manifiesta más y más. Y, sobre todo, porque la situación es tan preocupante, porque decimos vulgarmente que la violencia engendra violencia. Y que se haya ejecutado a cuatro guineanos (…) es que hay que tener en cuenta que son luchadores por la liberta y la democracia. Esa es la pura realidad. La solución no es exactamente ir ejecutando a los ciudadanos; la cuestión es analizar (…) están actuando sobre los efectos, pero no sobre la causa ¿Por qué el guineano ha comenzado a pensar en las armas? Esa es la pregunta que hay que hacer en este pequeño país. Cuando todos podemos vivir tranquilamente, a partir de ahí los que mandan tienen la respuesta. Que alguien se arrogue la propiedad de Guinea Ecuatorial no es correcto. Todos somos propietarios de este país. Por lo tanto, lo que se tiene que analizar es por qué el guineano ha comenzado a pensar en coger las armas. Esta es la vía que ellos han encontrado, por desesperación, por intransigencia. La respuesta está en el poder.

P.- ¿Podríamos decir que el hartazgo está llevando a algunos guineanos a pensar en eso?
R.- Así es. Cuando eso no ocurría antes. Entonces, se tiene que centrar (…) cómo queréis, cómo podemos llevar esto. Consensuar la opinión de la población. Y a partir de ahí podemos vivir en paz. Pero ejecutando no es la vía (…) esta vía a la larga no puede durar.

Para terminar, el abogado manifiesta que “Aquí hace falta una profunda reflexión. Porque en algún juicio yo he señalado que la operación que se abortó por la intervención de mercenarios, que venían de Sudáfrica, había señalado en uno de los pasajes de la declaración de Simon Mann, que venían con el propósito de provocar una guerra civil en este país. Señores, yo les dije, a partir de aquí hace falta una profunda reflexión (…) El poder tiene la responsabilidad de sentar al guineano y ver qué es lo que dice (…) para que lleguemos a un acuerdo. Esa es la sincera reflexión que me estoy haciendo sobre todo al poder, que es  el escalón máximo y más intransigente.

faustino-ondo-ebangpN. de la R.
Nada más tener conocimiento del contenido de esta grabación, nos hemos puesto en contacto con Faustino Ondó Ebang, presidente de Unión Popular de Guinea Ecuatorial (UP), para que nos haga una valoración de su contenido. Su opinión es la siguiente:

“Yo he conocido hace poco ese texto, muy valiente, por cierto, de nuestro abogado y secretario general del partido. Lo que dice es la pura realidad. En Guinea Ecuatorial la desesperación está llegando al límite. La gente no puede más. Aprovecho la ocasión y pido a las delegaciones diplomáticas y a los países que representan, para que velen porque lo que ha sucedido, me refiero a estos últimos fusilamientos, no vuelvan a ocurrir, y que de alguna manera presionen a la dictadura para que cese de una vez por todas en su desmedida violencia.  

No hay etiquetas para esta entrada.

Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826