España, 14-12-2017

Largo proceso y sentencias levas para los pederastas portugueses

Portugal
espacioseuropeos.com (5/9/2010)pederastas-portugueses
Después de un largo proceso, los pederastas portugueses que estaban siendo juzgados han sido finalmente condenados a penas leves, al menos si se tiene en cuenta los delitos por los que han sido juzgados.

Las condenas han sido de 6 a 18 años de prisión para seis de los siete acusados de pederastia, con abusos sexuales reiterados a 32 menores que estaban alojados en la Casa Pía de Lisboa, la institución tutelar de menores. Sin embargo, la dueña de la vivienda donde se organizaban las orgías con los menores, inexplicablemente,  ha sido absuelta. Quizás, así se paga su silencio, ya que su casa ha sido “visitada” por mucha más gente que los ahora condenados.

La Casa Pía de Lisboa fue fundada en el año 1780 para acoger en ella a menores marginados o huérfanos, régimen de internado. Este escándalo de ahora saltó a los medios de comunicación en el año 2002, tras las declaraciones de Joel, un ex alumno del centro, que acusó a varias figura públicas y, también, al ex funcionario Carlos Silvino, de que durante su internamiento en la Casa Pía había sido objeto de abusos sexuales.

Nada más conocer estos hechos, la periodista Felicia Cabrita los reveló en el semanario Expresso y en el canal de televisión SIC. Pocos días más tarde empezaron las detenciones. El escándalo descubrió una tupida red de pederastia en la que estaban implicados varios personajes públicos y de relevancia social.

Con esta sentencia la justicia portuguesa da fin al proceso más largo -seis años- que ha tenido lugar en Portugal. El tribunal dictó sentencia a los inculpados de haber cometido abusos sexuales con 32  menores, antiguos alumnos de la Casa Pía de Lisboa.

Los condenados han sido:
Carlos Silvino da Silva, conocido con el sobrenombre de Bibi, antiguo jardinero y chófer de la institución, acusado de 639 delitos, ha sido condenado a 18 años de cárcel.
– Carlos Cruz, presentador de la televisión, muy conocido y popular, condenado a 7 años.
Jorge Ritto, diplomático, condenado a 6 años y 8 meses.
Ferreira Diniz, médico, condenado a 7 años.
Manuel Abrantes, antiguo director adjunto de la Casa Pía, condenado a 5 años y 9 meses.
Hugo Marçal, abogado, condenado a 6 años y dos meses.

La propietaria del piso en Elvas donde se producían los abusos sexuales, Gertrudis Nunes, ha sido absuelta.

El juicio ha causado enorme expectación, sobre todo la lectura de la sentencia, que ha congregado a numerosísimo público y medios de comunicación.

Hay muchos interrogantes sin resolver en este macabro caso de pederastia, como por ejemplo la certeza de que ha habido muchos más niños afectados -hoy adultos-, que no se han atrevido a denunciar lo que les ocurrió. Asimismo, hay muchos más implicados en los abusos sexuales que, quizás nunca se conozcan.

Ahora vendrán los recursos judiciales, que pueden demorar durante mucho tiempo el final de la causa. Entre tanto, ninguno de los condenados cumplirá condena. Y dudamos que algún día lleguen a estar entre rejas.

Pero, al menos en Portugal, los pederastas de la Casa Pía han pasado por el calvario de salir en los medios de comunicación y ser condenados -aunque nunca cumplan la pena impuesta-, en España casos similares se solventaron con un sobreseimiento de la causa, una levísima condena o la absolución.

No hay etiquetas para esta entrada.

Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826