España, 13-12-2017

Ante todo, Guinea

Guinea Ecuatorial
Daniel M. Oyono (1/10/2010)daniel-oyono
La libertad de nuestro Pueblo está en nuestras manos y todo depende más que nunca de nosotros mismos, de nuestra voluntad y de nuestro compromiso para con nuestro Pueblo, para recuperar a nuestro País de la destrucción de la dictadura.

Quiero comenzar dedicando un sincero abrazo y un caluroso homenaje a mis compañeros de la nueva Coalición, a los señores Severo Moto y Faustino Ondó por su compromiso firme en seguir luchando por la libertad y la democracia de nuestro País en las condiciones que nos encontramos todos.

Después de meses y meses de hablar  a través de terceras personas de comprobada honestidad y luego cara a cara,  solos los tres en una mesa, venciendo toda reticencia, y renunciando a la ambición personal legítima de cada uno, así como el protagonismo individual o de Partido, y abriendo el corazón a la generosidad, a nuestra responsabilidad histórica como conductores políticos de Guinea Ecuatorial, y anteponiendo el interés superior nacional de nuestro País, hemos decidido darle una oportunidad a nuestro sufrido y maltratado Pueblo, a nuestros hijos y a nuestro nietos y a los nietos de nuestros hijos, y formar un Liderazgo político integrado que venía siendo reclamado por la sociedad guineana a gritos desde hace años, para conducir con eficacia y dinamismo y dando un nuevo impulso a la lucha de liberación democrática de nuestro País.

Nos presentamos hoy ante nuestro Pueblo y ante el mundo con toda la responsabilidad en nuestras manos, sin hipotecas políticas y sin ataduras de ningún tipo, porque somos libres; conoceréis la verdad y la verdad os hará libres, dijo el Señor, y ésta libertad es la que va a guiar nuestra acción política contra la dictadura satánica. Somos conscientes de que sólo los valientes y sanos de conciencia pueden llegar a acuerdos de ésta trascendencia política en aras del interés general.

La clave es en este momento: confianza, lealtad al proyecto y el diálogo permanente dentro de la Coalición, después de superar con ánimo todo lo superable, y en nombre de mis compañeros, puedo asegurar que estamos con ánimo, optimistas y con muchas ganas por responder positivamente a las exigencias de nuestro Pueblo, aparte de que, el propio dictador, más que nadie,  conoce nuestra tenacidad y sabe perfectamente que estamos muy bien informados, documentados y preparados para asumir con todo rigor y fuerza moral esta tarea.

El objetivo central e inequívoco de la nueva Coalición política (Ciudadanos por Guinea) creada en la noche del 24 de septiembre de 2010, entre el Partido del Progreso, el Partido Unión Popular y el Movimiento por las Libertades y el Cambio, es con toda claridad: producir un cambio profundo de la sociedad guineana; erradicar todo vestigio visible o invisible de la dictadura en todo el territorio nacional de Guinea Ecuatorial y conducir el País a la democracia.

Somos conscientes de que el realismo y la experiencia pasada desde la proclamación de la independencia nacional de España el 12 de octubre de 1968, y la confiscación del poder por las bandas criminales mafiosas asesinas, la lucha de nuestro Pueblo para recuperar su soberanía nacional, no es ni puede ser tarea de un sólo Partido, sino de un liderazgo político compartido abierto a la sociedad, eficaz y dinámico, que pueda dar un nuevo impulso a los objetivos perseguidos para que pueda levantar la conciencia de todos los guineanos que aman verdaderamente a su País, sin egoísmos ni afanes de explotación o de discriminación, de injusticias o de favoritismos dominantes minoritarios contra la mayoría indefensa de la población.

Esta objetividad de partida, hace que la Coalición, establezca como política, una sincera disponibilidad abierta a todos, con la meta de que los gobiernos futuros de Guinea Ecuatorial, sean el resultado de la libre expresión de la voluntad de la mayoría de los guineanos, porque creemos en la alternancia de poder como verdadero instrumento dinamizador del progreso y desarrollo y de la legitimidad que debe emanar siempre del Pueblo y no impuesta por las armas y la sangre de la población inocente e indefensa deliberadamente derramada por la crueldad de una banda de obsesivos y corrompidos criminales. 

Tenemos muy claro que la misión de  nuestra generación, es echar al dictador con todas sus huestes, abrir el camino, establecer una verdadera transición a la democracia y pasar el testigo. Guinea Ecuatorial, si nos lo proponemos, no será Corea del Norte, Togo, ni Gabón -son realidades muy abismales-, porque los anteriores jefes de Estado, no han sido criminales, ogros y corruptos, que durante décadas han estado matando y avasallando a sus pueblos, como es el caso desgraciado de nuestro País. El futuro de nuestro País, será lo que decidamos los guineanos, si nos levantamos como un sólo hombre ahora contra la tiranía. 

moto-oyono-y-ondo7Nadie vendrá de fuera porque ya sabemos lo que pasa; todos los potentes son aliados del tirano porque creen torpemente que con la dictadura tienen barra libre a nuestro petróleo y todas nuestras riquezas compartiéndolas con el dictador, su familia y su gobierno,  cómplice de sus acciones y decisiones criminales. Entre otras, el fusilamiento cobarde reciente de nuestros compatriotas y de todos los miles y miles de mártires, cuya vida ha sido destruida por orden directa del tándem Teodoro Obiang Nguema/Armengol Ondó Nguema, individuos malignos y macabros de nuestra historia más reciente.

Decimos hoy a nuestro Pueblo y a todos los guineanos de bien que la firma del Acuerdo de Coalición  y los objetivos anexos que van a determinar y conducir desde ya, los mecanismos y las etapas para reorientar la liberación de nuestro País, es un mensaje rotundo para decir que, aunque tarde, hemos oído y cumplido sus reclamaciones de unidad en el mando político de las acciones de la Oposición.

Tomamos este compromiso público y nos comprometemos a desplegar todos nuestros esfuerzos y toda nuestra capacidad para continuar avanzando con firmeza  en la lucha; pedimos la ayuda, el apoyo y los consejos de todos aquéllos, guineanos o extranjeros, que desean una Guinea Libre de la dictadura, del nepotismo salvaje y de la corrupción.

Apelamos a la movilización permanente de nuestro Pueblo, ser vigilantes, asumir el objetivo central de nuestra lucha e identificar al adversario que no es otro que el dictador y sus huestes.

Muchísimo cuidado con los infiltrados hipócritas de todo origen. Que Dios bendiga y proteja a Guinea y a todos nosotros.

No hay etiquetas para esta entrada.

Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826