España, 11-12-2017

El Ejército de Ecuador libera al presidente Correa tras un tiroteo con fuerzas de la Policía Nacional

Ecuador
espacioseuropeos.com (1/10/2010)el-presidente-correa-de-ecuador-fotografia-del-diario-La Hora
La inestabilidad de la mayoría de las democracias iberoamericanas cuelga de un hilo, como lo demuestra el último episodio vivido en Ecuador, y cuyo final es todavía incierto. El Ejército ha conseguido liberar al presidente ecuatoriano Rafael Correa tras un intenso tiroteo con fuerzas de la policía que lo retenían en el Hospital del Policía Nacional en Quito. En el asalto que se produjo para liberar al presidente resultaron al menos dos policías muertos y varios más heridos, aunque los datos son todavía imprecisos.

Correa se encontraba en ese hospital para recibir cuidados  médicos debido a las heridas que le produjeron algunos miembros de la policía en desacuerdo con la nueva ley Orgánica de Servicio Público. La nueva ley recoge en algunos de sus apartados que la prohibición de “manera expresa”  de entregar “bonos o reconocimientos económicos, por ascensos, a todas las instituciones (…) o estímulos económicos por cumplimiento de años de servicio”. La ley deroga, asimismo, las normas que “reconocen la entrega de medallas, botones, anillos, canastas navideñas y otros beneficios…”. Los funcionarios de la Policía Nacional se quejan también de que con la nueva ley pierden derechos adquiridos en la Seguridad Social, así como que a partir de la promulgación de esta ley, tendrán que “pagarse los uniformes”, algo que antes corría a cargo del ministerio.

Durante su secuestro, el presidente Correa se había negado a cualquier negociación con los policías mientras estuviera retenido. Poco después de conocerse que estaba secuestrado, comenzaron a concentrarse en las cercanías del hospital decenas de ciudadanos partidarios del presidente. Asimismo, fuerzas militares comenzaron a tomar posiciones, cercando el hospital, hasta que se decidió el asalto.

Tras su liberación, Correa fue trasladado al Palacio de Carondelet, sede del Ejecutivo, desde donde redirigió a los centenares de personas que estaban congregados en la Plaza Grande.

La protesta policial se inició en el Regimiento Quito 1, responsable de la seguridad de la capital, con el incendio d neumáticos, a la vez que pedían que se derogara la nueva Ley de Servicio Público y la homologación salarial entre distintos escalones de la Policía Nacional y el Ejército.

 N. de la R.
La fotografía de portada es propiedad del diario ecuatoriano La Hora. 

No hay etiquetas para esta entrada.

Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826