España, 17-12-2017

El FMI recomienda a España reducir su déficit en 9,4 puntos porcentuales en la próxima década, así como un recorte en las prestaciones sanitarias para reducir la deuda

España
espacioseuropeos.com (14/10/2010)zapatero2
España debe bajar su déficit en 9,4 puntos porcentuales en la próxima década, una de esas reducciones más drásticas del mundo, según el Fondo Monetario Internacional. Además, el organismo internacional pide al Gobierno español un recorte en las prestaciones sanitarias de nuestro país con el objeto de reducir la enorme deuda existente.

Con este motivo, está circulando por Internet, el siguiente texto en respuesta a tamaña injusticia.

¿No creéis que ha llegado el momento de coger el toro por los cuernos?… y proceder antes a:

– Disolver los ministerios de Igualdad (que lo incluyan en Justicia), Vivienda (que lo incluyan en Fomento), Educación y Ciencia (que se haga cargo el de Cultura), Administraciones Públicas (que se haga cargo el de Presidencia).

– Anular dos vicepresidencias: Manuel Chaves y Elena Salgado.

– Disolver los “consejos  provinciales”, nido y covacha de inútiles.

– Anular la pensión vitalicia de todos los diputados, senadores y demás “padres de la patria”.

– Limitar los sueldos de alcaldes y concejales según nº. de habitantes. Que  no se  pongan los sueldos que les da la gana.

– Modificar las leyes, para que cumplan penas de cárcel los políticos, empresarios e intermediario que se hayan aprovechándose de su cargo para enriquecerse y  obligar a que el dinero robado vuelva al erario público.

– Reducir los coches oficiales (cosa que se hizo hace 40 años, en los Pactos de la Moncloa y funcionó, “no es posible que tengamos más coches oficiales que USA”).

– Anular todas las tarjetas oficiales Visa (que cada uno baile con su pañuelo) y poner en la calle a todos los “cargos de confianza” (tenemos funcionarios de sobra para encargarse de esas labores).

Todos los diplomáticos excepto un embajador y un cónsul en cada país. (“No es posible que malgastemos en esto más que Alemania y Reino Unido”)

Con esto, y con rebajar un 30% las partidas 4, 6 y 7 de los presupuestos generales del estado (adiós “transferencias a sindicatos, partidos políticos,  fundaciones opacas y chupópteros varios”) se ahorrarían más de 45.000 millones de Euros, no haría falta congelar las pensiones y rebajar los sueldos de los funcionarios y contratados laborales. Tampoco haría falta recortar 6.000 millones  de Euros en inversión pública, para destinarlos en Andalucía a la enseñanza del árabe.

Congelar las pensiones es injusto, es desconocer unos derechos adquiridos, condenar al hambre a muchos de aquellos que merecen nuestro respeto. Reducir el sueldo de los funcionarios es injusto -posiblemente anticonstitucional-, y es desconocer, también, unos derechos adquiridos de trabajadores.

Recortar las inversiones públicas en 6.000 millones de Euros es un disparate, en estos momentos, en los que necesitamos que alguien gaste para que la actividad económica no se detenga.

Tiene razón el FMI cuando dice que “un buen plan de ajuste podría incluso acelerar la actividad económica”, pero desde luego no es el plan de Zapatero.

¡Con la mitad del dinero que se recaudaría con estas medidas, se acababa la crisis de cuajo!

No hay etiquetas para esta entrada.

Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826