España, 16-12-2017

Protocolo para amordazar al pueblo

la-cabra-de-la-legionEspaña
espacioseuropeos.com (14/10/2010)
La Fiesta Nacional, el desfile o parada militar, ha vuelto a poner nervioso al Gobierno de España. A pesar de la meticulosa preparación con que se preparó la llegada y salida de José Luís Rodríguez  Zapatero a la tribuna de autoridades -alejada del pueblo-, el abucheo y los silbidos fueron casi unánimes entre el público asistente al desfile militar.

Cientos de personas coreaban “¡Zapatero, dimisión!”, mientras la música militar que despedían los altavoces subía de volumen, mientras Televisión Española ocultaba lo acaecido.

Zapatero llegó, casi ocultándose, a hurtadillas, por detrás de la tribuna, con la intención de evitar en lo posible el abucheo que, su equipo de asesores esperaba se produjese, como así fue a pesar de todo tipo de medidas. Entre las que estaban el alejar a los ciudadanos de la tribuna, donde se encontraban las “autoridades”. Con la misma finalidad se instalaron vallas metálicas, que cercaban a los asistentes a la parada militar.

A pesar de todo, el abucheo, silbidos y el “¡Zapatero, dimisión!”, se hicieron sentir como un presagio de lo que puede acontecer en las próximas elecciones catalanas y más tarde en las autonómicas y municipales.

Después han venido los lamentos del presidente del Gobierno y de la cohorte de ministros. Lamentables han sido las manifestaciones de José Blanco, ministro de Fomento, y del Presidente del Congreso de los Diputados, José Bono. Todos parecían plañideras -a sueldo-, ante el cadáver de su jefe, al que por detrás tratan de apartarle de liderar la lista electoral socialista para las próximas  elecciones generales.

Pero, el colmo fue la ministra de Defensa, la nacionalista y separatista Carma Chacón, aquella que tiempo atrás, cuando no recibía la “masita” (sueldo) del erario español, no dudó en ponerse la camiseta que los separatistas catalanes confeccionaron para apoyar a Pepe Rubianes, un actorcillo, que en la televisión catalana, se despachó a gusto con “que se metan a la puta España por los cojones” y otras lindezas, en las que no faltaron los “españoles me sudan los cojones”. Pues bien, en la camiseta en cuestión se podía leer, escrito creo que en español, el siguiente texto: “Todos somos Rubianes“.

Ahora, la ministra, para evitar más abucheos ha declarado ante los medios de comunicación que se va a estudiar un nuevo protocolo para evitar actos como el del día 12 de octubre.

¡El pueblo enjaulado, que al Gobierno de España no le gustan las discrepancias ni las protestas!

No hay etiquetas para esta entrada.

Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826