España, 15-12-2017

Del dicho al hecho…

Sáhara  Occidental
Salvador Pallarès-Garí (16/11/2010)trinidad-jimenez-apotaba-un-sahara-libre-en-20031
De las palabras de Felipe González, el año 1976, en los campamentos de refugiados, a las palabras del actual secretario general del PSOE, ZP, en Ferraz, va un largo camino.

El PSOE de los años setenta era un partido de oposición que trabajaba por ocupar el mayor espacio posible en la oposición al franquismo, en el nuevo campo de la política en aquella España de la transición.

Una de sus fronteras de trabajo era el espacio, mayoritario, que ocupaba el PCE, que tenía, en la defensa de la causa saharaui un baluarte irrenunciable. El PSOE, pues, se tenía que subir en esta barca de lucha por la dignidad.

El año 1982, ya ganadas las elecciones, y asegurado un espacio mayoritario en el mundo de la izquierda española, las mentes pensantes del PSOE, con FG a la cabeza, soltaron el lastre de la causa saharaui, ya que ésta podía enturbiar las relaciones con Marruecos.

El año 98, cuando la celebración del referéndum por la autodeterminación del Sáhara era casi una realidad, el PSOE (sus dirigentes) puso en marcha una operación de imagen, acercándose al mundo solidario con el Sáhara. Por si las moscas.

Sin embargo, una vez abortado el referéndum, las mentes pensantes del partido abandonaron, totalmente, cualquier idea, cualquier posibilidad, de ponerse al lado de la bandera de la causa saharaui.

Cuando, el año 2004, el PSOE volvió a ocupar la Moncloa, desde la Secretaría de Estado para la Cooperación, se quiso lavar la cara sucia de la traición aumentando la ayuda humanitaria a los refugiados saharauis. Sin embargo, ni cinco céntimos, ni un gesto, destinado a la solución del problema.

Finalmente, tras los hechos de diciembre de 2009 (la huelga de hambre de Aminetu Haidar) y los actuales, el secretario general del PSOE, y presidente del gobierno español, pide disciplina, pide a los suyos que no olviden que primero es el interés general, que la dignidad, la justicia, los derechos humanos, vienen después. ¿Después? ¿O nunca?

Mientras, la militancia, y algunos de sus líderes, continúan alineados en la trinchera de la defensa de los derechos humanos, de la dignidad del pueblo saharaui.

 Y  nos encontramos con un partido que, por otro lado, desde su federación andaluza, no tiene ningún problema al establecer contactos, negocios, con los empresarios (la familia real & CIA) marroquíes. El mismo Felipe González tiene intereses nada generales en Marruecos.

Por acabar, una metáfora en la persona de Trinidad Jiménez: de manifestarse por la libertad del Sáhara ha pasado a callar, y hacer callar (a Zerolo, por ejemplo) a los amigos de los saharauis que tienen carné del PSOE.

¿A qué fantasmas tienen miedo en la Moncloa? ¿Quienes son esos fantasmas?

No hay etiquetas para esta entrada.

Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826