España, 18-12-2017

El futuro del conflicto del Sáhara Occidental

Sahara
Carlos Ruiz Miguel (12/11/2010)zapatero
La situación en el Sahara Occidental es de extrema gravedad. La persecución de la población saharaui emprendida por Marruecos tras la destrucción del campamento de Akdaim Izik, jurídicamente, podría ser calificada de genocidio, según el artículo 6 del Estatuto de la Corte Penal Internacional. Al mismo tiempo, se produce un encuentro en Nueva York entre el Frente Polisario y Marruecos. En este contexto: ¿Cuál es el futuro del conflicto del Sáhara Occidental?

El martes, día 19 de octubre de este año 2010, intervine en un acto organizado por el Senado de México conmemorando los XXXI años de establecimiento de relaciones diplomáticas entre México y la RASD. Allí, antes de que se produjeran la terrible destrucción del campamento de Akdaim Izik y la persecución de los saharauis por las fuerzas militares marroquíes de ocupación, hice algunas consideraciones que el tiempo, tristemente, parece considerar válidas.

Una parte de esa intervención está recogida en un video que puede verse en este enlace.

Entre otras cosas afirmé:

– La situación actual del territorio del Sáhara Occidental (…) es la de un territorio que está dividido. Con ocasión de la guerra, Marruecos construyó un muro que divide el Sahara Occidental en dos partes: la parte occidental es la parte ocupada por Marruecos y la parte oriental es la parte que controla la República Árabe Saharaui Democrática.
(00’12-00’40)

– Por tanto, cuando se habla de “realismo” como por ejemplo intentaba hablar el Sr. Van Walsum, realmente, Van Walsum hablaba de “realismo” pero sus propuestas ignoraban completamente la realidad, porque si se quiere hablar de una solución “realista”, hay que partir de la realidad y la realidad es que el Sáhara Occidental es un territorio dividido.
(00’45-01’07)

– ¿Qué puede ocurrir? Las vías (…) jurídicas que se pueden seguir son: que siguiendo el modelo de Israel y Palestina, Naciones Unidas establezca la división del territorio (…).

La otra posibilidad de solución no es la partición, es la unificación, la reunificación del territorio actualmente dividido. Y la reunificación del territorio puede venir por dos vías: por una vía ilegal o por la vía de la legalidad.

La vía ilegal, evidentemente es la guerra (…) Sí que es una hipótesis preocupante y que creo que se baraja por la administración marroquí la de iniciar o buscar un pretexto para atacar militarmente a la República Árabe Saharaui Democrática y ocupar el resto del territorio (del Sáhara Occidental). Hay un informe del Secretario General que ya apuntó, con ocasión de la celebración de la República Saharaui en Tifariti en el territorio liberado, que Marruecos amenazó con atacar el territorio liberado.
(01’30-03’32)

La otra hipótesis es la de conseguir una reunificación del territorio por medios legales. En este sentido hay varias opciones.

Una primera opción, que parece improbable, pero las cosas improbables no siempre son imposibles y a veces suceden sorpresivamente, es que Marruecos abandone unilateralmente el territorio y reconozca que está violando el Derecho Internacional (…). La otra hipótesis de reunificación legal del territorio es la celebración de un referéndum de autodeterminación. En este referéndum, el pueblo soberano, saharaui, puede decidir su futuro y, como sucede con cualquier otro pueblo, puede decidir que el territorio ocupado pase a formar parte de la república, o puede suceder que el territorio de la República se decida por el pueblo saharaui que quede anexionado a Marruecos.
(03’46-05’06)

manifestacion-en-madridTodo esto está perturbado por (…) básicamente dos factores. El primero es económico. El territorio del Sahara es un territorio rico. (….) Por eso, si se quiere ayudar a resolver el conflicto lo primero que habría que hacer es impedir este expolio verdaderamente inmoral de las riquezas del territorio, algo que, por lo demás, ha sido ya declarado como ilegal por el dictamen de las Naciones Unidas de enero de 2002.
(05’16-07’00)

El otro factor que, a mi juicio, perturba mucho la solución del problema es que el Consejo de Seguridad esté ocupándose de la cuestión (…). El Consejo de Seguridad, lo que está haciendo no es tanto buscar una solución, cuanto impedir una solución.

Y esto sitúa el conflicto en un horizonte de inestabilidad.
(07’01-09’39)

 La Asamblea General, que es el órgano democrático por excelencia debe ser muy firme en la defensa de sus competencias (…). Si el Consejo de Seguridad no está dispuesto a ejercer sus competencias que son las de obligar a que se ponga en práctica lo que ordena la Asamblea General, lo mejor para que se solucione el conflicto es que el Consejo de Seguridad deje este asunto para que la propia Asamblea General lo gestione de la forma que mejor pueda.
(10’38-11’40)

 

N. de la R.
Este artículo se publica con la autorización de Carlos Ruiz Miguel, Catedrático de Derecho Constitucional en la Universidad de Santiago de Compostela, que también pueden ver en desdeelatlantico.
No hay etiquetas para esta entrada.

Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826