España, 11-12-2017

De tanto reforzar los ´lazos de amistad´ terminarán ahogándose

bono-y-obiang-en-malaboGuinea Ecuatorial
Abaha (11/2/2011)
Por fin el abrazo, el apretón de manos y poco más, al menos que sepamos.  La agencia oficial de prensa del Gobierno de España y algunos medios de comunicación, informan que José Bono, presidente del Congreso de los Diputados, se reunió, tal y como estaba previsto, con el dictador Teodoro Obiang Nguema. La entrevista o audiencia tuvo lugar en Malabo en el palacio presidencial.

Una vez más España acude a Malabo para “reforzar los lazos entre nuestros dos países, ya que compartimos una misma cultura, una misma lengua y es necesaria esta unión social”. Es la misma cantinela de siempre. Da la impresión que de tanto estrechar lazos las relaciones entre los dos países van a terminar ´ahogadas´.

Bono felicitó a Obiang por su nuevo cargo de presidente de la Unión Africana, a la vez que para él es motivo de orgullo y satisfacción que el español sea un idioma más en la UA. Pero, se le olvidó preguntarle a Obiang Nguema por los fusilamientos de cuatro opositores guineanos el pasado verano y, también, por el pasaporte de Severo Moto, que según el presidente del Partido del Progreso, está en las manos del dictador.

Al parecer, según nos han informado nuestras ´perdices´ particulares, el dictador guineano se quejó a Bono de la libertad en que se mueven los opositores guineanos en España, pero sobre todo le manifestó el “dolor de cabeza”  que le causan algunas páginas de Internet, entre las que con seguridad está espacioseuropeos.com.

El viaje de marras ha tenido sus enfrentamientos entre barones y baronas del PSOE.  A la ministra Trinidad Jiménez le ha molestado un tanto que Bono aterrice allí, quizás porque lo ha hecho antes que ella. Aunque, desde el entorno del toledano se dice que desde la presidencia del Congreso de los Diputados ya se le avisó en noviembre del año pasado.

Sobre las declaraciones de Gustavo de Arístegui a Onda Cero, mejor ni hablar. Y sobre las que ha hecho Trinidad Jiménez, menos. El primero dijo que le iban a pedir a Obiang “apertura”, que risa, como no sea la de la puerta. Jiménez ha manifestado que el viaje le parece bien -¡que cínica!-, cuando se enteró del mismo por la prensa y trató de pararlo. Todos han coincidido en afirmar  que el viajecito es “bueno para España” -será para ellos-, y ya están preparando la lista de empresas patrias a ver si consiguen el chollo del año o el contrato del siglo.

Conclusiones:
– Nos gustaría saber cuánto ha costado el viaje para el erario público español.
– Seria conveniente conocer a qué compromiso ha llegado Bono con el dictador guineano.
– De los resultados de este viaje podemos avanzar que ninguna empresa española va a realizar nuevos negocios en Guinea Ecuatorial.
Bono no se traerá el pasaporte de Moto.
– En breve Trinidad Jiménez viajará a Malabo.
Plácido Micó no llegará a presidente de Guinea Ecuatorial.
Faustino Ondo Ebang verá como se retrasa el trámite administrativo de la concesión de “refugiado político”.
– Ningún español verá un euro de Obiang por los expolios cometidos.
– A Francisco Hernando, “El Pocero”, no le concederán visado en la embajada de Guinea Ecuatorial en España.
– Ningún preso político verá la libertad, ya que ni Bono la ha pedido.
– espacioseuropeos.com sufrirá nuevos ataques cibernéticos, de los que, como es habitual, saldremos reforzados.

N. de la R.
La fotografía de portada no es de nuestra propiedad. Ha sido publicada en varios medios y desconocemos su autoria.

No hay etiquetas para esta entrada.

Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826