España, 11-12-2016

Elena Valenciano falta a la verdad para defender a Marruecos ¿por qué?

elena-valenciano-psoeEspaña
Carlos Ruiz Miguel (4/2/2011)
Realmente la situación debe estar muy mal en Marruecos. Sólo así se explica que para defender al régimen de la dinastía alauita haya que acudir a la desinformación. Después de la perla, ya comentada aquí, de Doña Trinidad Jiménez García-Herrera, ahora le toca el turno a Doña Elena Valenciano Martínez-Orozco, responsable de relaciones exteriores del PSOE. El problema de la señora Valenciano Martínez-Orozco es que en su desesperado intento de defender al majzén falta a la verdad diciendo cosas que alguien, en su posición, no puede ignorar.

En un video disponible en internet se puede escuchar a Doña Elena Valenciano Martínez-Orozco decir lo siguiente:

“¿Marruecos por qué es un caso distinto? Pues efectivamente, porque en Marruecos existen partidos políticos, hay una oposición organizada, ordenada, ehhhhh, existen espacios de libertad mayores de los que existían en Túnez desde luego, y en Egipto también”

La señora Valenciano Martínez-Orozco, por su puesto de responsable de política exterior del PSOE, sabe que:

1º. En Túnez y en Egipto también hay diversidad de partidos políticos, como en Marruecos.
Y, como por cierto, también lo había en varios países del bloque comunista antes de la caída del muro de Berlín: en la Alemania del Este y en Polonia también había diversidad de partidos políticos.

2º. En Túnez y en Egipto también existe una oposición que es, como bien dice, “organizada” y “ordenada”, como en Marruecos. Como en los citados países de la Europa comunista.

Una oposición muy bien organizada para interpretar una farsa de democracia con la que los amigos de estas tiranías puedan justificar su inmoral apoyo a las mismas.

3º. NO ES VERDAD que en Marruecos haya mayores “espacios de libertad” que en Túnez y en Egipto.
Elena Valenciano Martínez-Orozco debe saber, como mujer feminista que es, que la legislación de derechos de la mujer en Túnez es MUCHO MÁS AVANZADA desde hace muchos años que la que existe en Marruecos. Luego los “espacios de libertad” para al menos la mitad de la población eran mayores en Túnez que en Marruecos.
En cuanto a Egipto, es notorio que la libertad de expresión y de religión es mucho mayor que la que hay en Marruecos.

Sirva este pequeño, pero ilustrativo ejemplo: en Egipto es legal que un sacerdote cristiano pueda vestir sus vestimentas sagradas por la calle, cosa que en Marruecos no puede hacer ni un obispo.

POR CIERTO….
Doña Elena Valenciano Martínez-Orozco, como responsable de exteriores de PSOE, sabe que tanto el partido de Ben Alí en Túnez, como el de Mubarak en Egipto, son miembros de la Internacional Socialista.

Bueno, perdón, DESPUÉS de caer Ben Ali han echado a su partido de la Internacional Socialista… (veremos cuanto tardan en echar al partido de Mubarak después de que caiga).

Las preguntas son:
1º. ¿Qué tiene, qué sabe Marruecos sobre el PSOE o el Gobierno de Rodríguez Zapatero para que la ministra de justicia Trinidad Jiménez García-Herrera o la responsable de exterior del PSOE, Elena Valenciano Martínez-Orozco tengan que faltar a la verdad para defender al régimen de la dinastía alauita?

2º. ¿No le ha dado escrúpulos de conciencia a Doña Elena Valenciano que el PSOE sea compañero de esos partidos?

3º. ¿Hizo algo el PSOE para que esos partidos no entraran o fueran expulsados de la Internacional Socialista?

ADDENDUM:
1º. Los inversores se ve que no comparten las opiniones de Trinidad Jiménez García-Herrera y Elena Valenciano Martínez-Orozco: pánico de los inversores extranjeros en la bolsa de Casablanca tras la caída de la bolsa en El Cairo.
2º. La prensa austríaca se ve que tampoco comparte las opiniones de las dos antecitadas.

N. de la R.
Esta noticia se publica con la autorización de su autor, Carlos Ruiz Miguel, Catedrático de Derecho Constitucional en la Universidad de Santiago de Compostela, que también pueden ver en desdeelatlantico.


Contenido relacionado...


Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826