España, 13-12-2017

La Dama

Guinea Ecuatorial
Abaha (24/3/2011)hija-de-severo-moto
No nos referimos a la Dama  que hace poco viajó a Estados Unidos desde Malabo para asuntos médicos y/o particulares -posiblemente una excusa- y que aprovechó para mandarle billete de avión a su amigo guineano que mora en España. Pasaron unos días de relajo y buen vivir. Tampoco nos referimos a la Dama catalana que da cobijo al guineano culto, mientras éste busca la toalla perdida, y espera que España cumpla lo que le prometió. No, esos trajines no nos importan. Eso es harina de otro costal. Nos referimos a otra Dama; guineana sí, de porte y cultura, que se ha lanzado a la carrera política.

Es, al menos lo parece, la hora de las féminas. Esta Dama se mueve sin cesar. Va de acá para allá. Tiene claro lo que quiere. Ha sufrido mucho por su padre. Ha sufrido y sufre por el daño que le ha causado la dictadura guineana y España, vamos los gobernantes, que no el pueblo. Conoce muy de cerca los más de un intento de asesinato de los que ha sido objeto su progenitor. Se sabe de memoria la lista entera de funcionarios y civiles -cercanos a determinado partido político en la etapa de Felipe González–  que se han beneficiado a costa de su padre y de su proyecto político.

Ella sabe de tensas y largas esperas que no llegan; conoce el llanto de su madre cuando algún malintencionado, o participe en cierta operación, adelantó que su padre había muerto en un país del Este de Europa. Ella, la Dama, sabe lo que es llevar una vida de ajustes financieros. Está curtida, pese a su juventud. Es moderna, culta, habla idiomas y tiene experiencia. Se ha lanzado a la carrera, junto con su padre, prestándole oxígeno y hemoglobina, que otros le racionan.

La Dama va a dar mucho que hablar. Nosotros lo hacemos público, porque ya se sabe donde se tiene que saber.

Las mujeres africanas, las damas africanas, madrugan mucho; llevan la leña al hogar. Dar de comer a sus retoños; dejan el hogar limpio como una patena; preparan arroz, malanga o pollo con cacahuetes para la comida, y después se acicalan. Eso lo conocen bien las organizaciones misioneras y ONGs internacionales, que ya las tienen por norma como objetivo para sus donaciones.

 De la Dama, de sus proyectos, y de los de su padre (y equipo) hablaremos. También trataremos del comunicado de UDDS. ¿Pero, hombre, Aquilino, cómo se puede pedir una sentada con el tirano? El corazón, amigo, hay que dejarlo aparte cuando se trata de ir a cazar.

 Hoy, los partidos políticos legalizados -CPDS y una facción que emplea el nombre de UP- “esperan sacar algo bueno de la reunión de mañana -por hoy- con Obiang“, nos informa un colaborador en zona. Es posible -nos dice nuestro personaje- que el nuevo cargo que ostenta Obiang (presidente de turno de la UA) le “permita encontrar remedios democráticos para la situación social y antidemocrática que vivimos en el país”. Aunque añade que “Guinea Ecuatorial vive de espaldas al mundo”. La tensión se palpa en cada esquina, “la ciudad está llena de uniformados y cada día con mejor material para reprimir en tanto la población se pregunta qué pasa ahora. Pues, pasa lo de siempre; ver y callar”.

 

No hay etiquetas para esta entrada.

Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826