España, 14-12-2017

La FAPE reclama el cese de la violencia contra los periodistas mexicanos

España
espacioseuropeos.com (3/3/2011)fabian-santiago-hernandez-periodista-mexicano
La Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) ha hecho público un comunicado por el que  condena los cruentos ataques de los que son víctimas los periodistas mexicanos, asediados por la violencia del crimen organizado y otros poderes, y desamparados ante la ineficiente acción de la Justicia. La FAPE se suma así al Sindicato Nacional de Redactores de la Prensa de México (SNRPE) y reclama al gobierno de Felipe Calderón que atienda con seriedad estos graves atentados que lo son, a su vez, contra la libertad de Prensa.

Esta Federación considera inquietante que, a pesar de la voluntad política de hacer frente a la corrupción y el crimen organizado y quienes los amparan, todavía exista en el país falta de interés y de acción por parte de distintas instancias gubernamentales y estatales. La FAPE insta a las autoridades mexicanas a poner en marcha un verdadero plan que acabe con la violencia,  cuyo más reciente episodio anota dos periodistas secuestrados y tres tiroteados en los últimos días.

El periodista Fabián Santiago Hernández y su padre Margarito Santiago fueron secuestrados el 25 de febrero pasado en Jáltipan (Veracruz) y liberados un día después. Fábian Santiago había sido amenazado por presuntos miembros del crimen organizado y de la policía local 24 horas antes. Padre e hijo son directivos del diario La Verdad de Jáltipan. El mismo día de su secuestro, Oswald Alonso, corresponsal de la agencia AP y colaborador de Radio Fórmula, y su acompañante Marco Antonio Vallejo, publicista de Radio Fórmula, fueron tiroteados en Cuernavaca, denuncia el SNRPE en una nota.

El sábado 27 de febrero, un funcionario del municipio de Jojutla y un acompañante, golpearon y amenazaron  a la reportera Alondra Marbán, del Sistema Morelense de Radio y Televisión, mientras entrevistaba a vendedores ambulantes. La periodista, embarazada de cuatro meses, fue perseguida, agredida y amenazada. Permanece ingresada y su estado es estable.

La actividad de los cárteles de la droga, sumada a la ineficacia y la corrupción de las autoridades explican en gran parte que México se haya convertido en el país más peligroso del continente para los medios, con seis profesionales asesinados y ocho periodistas secuestrados en 2010. Desde 2000, 61 periodistas cayeron asesinados y nueve permanecen desaparecidos desde 2003, según datos de Reporteros Sin Fronteras. El 70% de ellos recibió amenazas previas.

La FAPE conoce de cerca el peligro al que se enfrentan los periodistas mexicanos. Así lo denunció la escritora y periodista mexicana Lydia Cacho, al recibir el I Premio Internacional de Periodismo Manu Leguineche, que la FAPE y la Diputación de Guadalajara conceden conjuntamente. De hecho y como medida de prevención, la FAPE y la Asociación de la Prensa de Madrid (APM) le concedieron en 2008 sendos carnés de asociada: el 26.397 y el 7.038, respectivamente. Esos números acreditan la condición de periodista, que los poderosos han querido arrebatarle haciendo uso de todo tipo de métodos.

No hay etiquetas para esta entrada.

Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826