España, 13-12-2017

Atentado de Marrakech: ¿estrategia de silencio?

Marruecos
Carlos Ruiz Miguel (6/5/2011)carlos-ruiz-miguel
Parece que se confirma lo que había anunciado aquí. A saber, que no sólo no es que sea “seguro” que el atentado fue obra de “Al Qaida”, sino que parece que el gobierno marroquí quiere echar un manto de silencio ante un atentado que, a día de hoy, sigue sin estar reivindicado y puede dejar al majzen marroquí en una situación muy incómoda.

Ya lo dije aquí. La prensa española (con la excepción que luego citaré) no ha sido muy prudente al tratar del brutal atentado de Marrakech.

Primero, se tiraron a la piscina, sin agua, hablando de la existencia de un “terrorista suicida”.
Y luego algunos volvieron a tirarse hablando de que era un atentado “islamista” de “Al Qaida”. Alguno incluso lo dio por “seguro”. Ya me ocupé aquí de comentar estas entusiastas afirmaciones.

No han escarmentado.
Otra vez, me temo, he acertado. Porque resulta que esa autoría islamista que algunos daban como “segura” cada vez lo es menos.

Veamos.
1º. El atentado de Marrakech, en el momento de escribir estas líneas, sigue sin estar reivindicado.

2º. El día 1 de mayo, la agencia France Presse ha revelado un dato que a algunos les ha sorprendido: el video que se aireó como de unas supuestas amenazas de “Al Qaida del Magreb Islámico-AQMI” proferidas unos días antes del atentado de Marrakech… resulta que es de hace cuatro años.
Aunque más llamativo que el nuevo patinazo es que sólo un medio en España, el día 3 de mayo, se haya eco de esta información.
Lo que, a estas alturas, no resulta tan llamativo es que el medio que en su “editorial” diera por “segura” la autoría de “Al Qaida” haya ignorado esta información.

3º. Pero, por si todo lo anterior parece poco, resulta que el portavoz del Gobierno marroquí acaba de desautorizar a los entusiastas que daban por “segura” la autoría de “Al Qaida” y que ya se habían hecho las “oportunas” investigaciones. Estas son las palabras de Jalid Nassiri:

Las investigaciones sobre este acto terrorista siguen bajo la supervisión del ministerio fiscal ante el tribunal de apelación de Marrakech, con el sentido de profesionalismo requerido, dijo el ministro durante una rueda de prensa al cabo del consejo del gobierno.
Todas las hipótesis relativas a las personas implicadas en este atentado son privilegiadas, ha indicado, añadiendo que todos los índices indican que se trata de un acto terrorista.

O sea, que “todas” las hipótesis están abiertas y las “investigaciones” siguen, eso sí, con el “profesionalismo requerido”.

4º. Para colmo, resulta que el mismo individuo que firmó un artículo en la prensa oficialista marroquí hablando de la guerra que mantienen los servicios secretos interior y exterior del majzen, y que ironías de la providencia, se publicó día antes del atentado… ahora, quizás para hacerse perdonar, acusa ¡¡¡al gobierno de Argelia!!!, de estar detrás del atentado.

5º. Pero, por si todo fuera poco, no consta que, después de la supuesta eliminación de Bin Laden, Marruecos no haya aumentado el nivel de alerta de seguridad. Y, lo que es más grave, tampoco consta que Francia se lo haya pedido….

El ministro Nassiri
ha asegurado que la opinión pública marroquí será informada a tiempo, con toda transparencia y partiendo de un principio de orden a la vez moral que político, de los resultados de las investigaciones vigentes sobre el atentado de Marrakech

Lo cual nos hace pensar que el majzen hará exactamente lo contrario: empezar a tejer un manto de olvido sobre este atentado, cada vez más incómodo para los que lo idearon.

En el diario francés Le Monde, se publican análisis que dejan abierta la puerta a la hipótesis de que el atentado haya sido organizado por elementos del propio majzen.

Para poner las cosas más difíciles a los que asesinaron a ocho franceses, después de lo supuestamente hecho por Obama con Bin Laden, Sarkozy se ha envalentonado y ha dicho que “Francia no dejará impune este crimen“.

Algunos, si están implicados, deberían buscar un sitio más lejano que Florida para esconderse.

De momento, el mismo periodista que tuvo la imprudencia de firmar una denuncia de la guerra entre los servicios secretos del majzen un día antes del atentado y que después ha firmado una acusación contra Argelia, no ha tenido ahora mejor idea que firmar un texto diciendo que las víctimas francesas se han sacrificado en el altar de una amistad “rara e intensa”.

Hay amores que matan.

N. de la R.
Este artículo se publicó  con la autorización de su autor, Carlos Ruiz Miguel, catedrático de Derecho Constitucional  en la Universidad de Santiago de Compostela, que también pueden ver en Desdeelatlantico.

No hay etiquetas para esta entrada.

Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826