España, 17-12-2017

Atentado en Marrakech: análisis sorprendentes

atentado-en-marrakech-en-abril-de-2011Marruecos
Carlos Ruiz Miguel (2/5/2011)
El atentado en Marrakech ha puesto de manifiesto que la prensa y los analistas españoles no parecen haber aprendido nada acerca de Marruecos y el terrorismo. El editorialista de Libertad Digital, en especial, o no sabe nada, o sabe más que el ministro marroquí del Interior.

La prensa española no ha tenido mucha prudencia al tratar el atentado de Marrakech.
El viernes, día 29 de abril, todos los periódicos españoles titulaban que “un terrorista suicida” había cometido el atentado. El patinazo es de los que hacen historia.

Por cierto, en España, sólo una persona de los que se pronunciaban en la prensa nacional, ese día, no hablaba de “kamikaze”. Me refiero a un diputado del Partido Popular, íntimamente relacionado con el entorno del majzen, que en sendos artículos publicados en El Mundo y La Razón omitía en todo momento hablar de “kamikaze”: ¿tenía información privilegiada?

Pero lo más grave es que algunos no han aprendido y, no escarmentados por la “metedura de pata” del viernes 29, se atreven a afirmar con rotundidad tesis que, a día de hoy, no parece que se puedan dar por demostradas, ni mucho menos.

Me pregunto como es posible que un medio como Libertad Digital pueda publicar, COMO EDITORIAL, es decir asumiendo el texto como posición de todo el medio, afirmaciones que resultan, a día de hoy, aventuradas.

El día 1 de mayo, este diario digital ha publicado un editorial titulado “Un atentado no sólo contra Marruecos“, dice:

Tras un periodo de tiempo prudencial, necesario para que las autoridades marroquíes realizaran las oportunas investigaciones, podemos establecer como seguro que el atentado ocurrido el pasado día 28 en una céntrica cafetería de Marrakech fue obra de islamistas radicales, que es tanto como decir de Al Qaeda, organización terrorista que en la zona del Magreb aparece integrada mayoritariamente por salafistas argelinos.

Veamos:
1º. ¿Se puede considerar que un día (que fue el tiempo que pasó antes que el ministro marroquí formulara su hipótesis) es un “período de tiempo prudencial”?

2º. ¿Se pueden considerar como “oportunas investigaciones” de las autoridades marroquíes unas investigaciones donde, hasta ahora, no ha habido investigación judicial?
¿Cómo considerar que esas “investigaciones” han sido “oportunas” si el propio Mohamed VI ha exigido a sus ministros de interior y justicia que se abra una investigación judicial?

3º. ¿Podemos “establecer como seguro” que el atentado fue obra de islamistas radicales?
Para empezar el ministro marroquí no lo da como “seguro”, sino que habla de una sospecha.
Peo es que además, llama la atención que el propio ministro del Interior francés, Claude Guéant, especialmente afectado por ser casi la mitad de las víctimas de nacionalidad francesa, pueda decir que esto no está nada claro:

Claude Guéant, también desmintió ayer que el atentado fuese obra de un suicida. “Alguien colocó una mochila en el suelo del local y la hizo estallar de lejos”, declaró al semanario Journal du Dimanche.
Pero Guéant fue menos contundente que Cherkaoui cuando se le preguntó sobre la autoría de la rama magrebí de Al Qaeda: “Hay que esperar a la reivindicación”, que tres días después sigue sin llegar.

4º. ¿Podemos decir que “islamistas radicales”, “es tanto como decir de Al Qaeda”?
Pues creo que no.
Hay muchos islamistas radicales que no son de “Al Qaeda”

5º. ¿A qué viene decir que “Al Qaeda” es una “organización terrorista que en la zona del Magreb aparece integrada mayoritariamente por salafistas argelinos”?

La afirmación no es rigurosamente cierta.
Los islamistas radicales que han sido agrupados como “Al Qaida del Magreb Islámico” (AQMI) sólo son argelinos en su mayoría en Argelia. Pero no lo son, por ejemplo, en Mali o en Mauritania o en Libia.

Y eso sin entrar en la cuestión, muy interesante, de si eso de “AQMI” es lo que algunos dicen que es.

carlos-ruiz-miguelAlgunos parecen tener mucho interés en asignar la autoría de este atentado a los “islamistas radicales” o a “Al Qaida”. No es el momento de entrar en las razones (prospectivas… o retrospectivas).

Pero hay demasiados puntos oscuros. Y hay indicios, importantes, de que en este atentado pueden estar implicados los servicios secretos marroquíes.

De momento, sería prudente que algunos medios se abstuvieran de hacer ciertas afirmaciones.

Ya no digo por disimulo. Siquiera sea por prudencia. Aunque sólo sea porque la propia prensa oficialista del majzén hablaba de una guerra entre los servicios secretos del país… el propio día del atentado.

N. de la R.
Este artículo se publicó  con la autorización de su autor, Carlos Ruiz Miguel, catedrático de Derecho Constitucional  en la Universidad de Santiago de Compostela, que también pueden ver en Desdeelatlantico.
La fotografía de portada es propiedad de RTVE.

No hay etiquetas para esta entrada.

Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826