España, 17-12-2017

La urdimbre de la conspiración

Mi Columna
Eugenio Pordomingo (27/5/2011)carme-chacon1
No se si es una conspiración o no; pero el tufo que desprende lo parece. Vamos, que algo más de lo que nos han contado ha debido pasar. Sobre todo si nos atenemos a los antecedentes de los personajes en lid y, sobre todo, tratándose de política.

La ministra de Defensa Carme Chacón dejaba perplejo a medio país al anunciar en una precipitada rueda de prensa que renunciaba a ir a las primarias para evitar la división en el PSOE. En la calle Ferraz -sede nacional del PSOE-, Chacón anunciaba con rostro tenso, con semblante abatido, ojeras y la voz algo quebrada, su decisión personal de no comparecer en unas primarias para frenar “la escalada que pone en riesgo la unidad del  Partido, la autoridad de Zapatero, la imagen colectiva del PSOE e, incluso, la estabilidad del Gobierno”.

La ministra declaró que desde el mes de febrero tenía tomada la decisión de presentarse a unas primarias, pero que tras la debacle electoral del 22-M aumentaron las presiones y voces en el partido que defendían una única candidatura. En su cuidada perorata ante los medios de comunicación mencionó el  “proyecto” que tenía para su candidatura: “un proyecto que reafirmara la autonomía de la política frente a los grandes poderes económicos y que distribuyera los sacrificios de la crisis con la máxima equidad”; “un proyecto que movilizara todas las energías del país para combatir el paro y, en particular, para combatir el desempleo de nuestros jóvenes”.

El “proyecto” que Chacón tenía  estaba encaminado a “recuperara la dignidad y el prestigio de la política, tal y como nos han reclamado miles de ciudadanos en las urnas y también en la calle”, que “afirmara nuestra visión de España, unida y plural” sin que por ello tuviera que renunciar “a mi identidad, catalana y española”. “Un proyecto que preservara los aciertos de la última década, los avances enormes alcanzados por las mujeres, por los homosexuales, por las personas dependientes…”

“Quisiera encabeza un proyecto  que recuperara y actualizara las señas de identidad de la socialdemocracia y aplicara la ambición de Igualdad y de Justicia en un contexto de crisis”, un proyecto que…

Una propuesta de gobierno, cargada de intenciones y, de paso, una crítica a Zapatero.

Me imagino que nada de eso lo ha expuesto Chacón en los numerosos Consejos de Ministros a los que ha tenido el placer de asistir. ¿Por qué ahora?

Fumata blanca.  Tras la “forzada renuncia” de la ministra de Defensa, Rubalcaba tiene el camino expedito para la nominación.

El semblante de Carme Chacón delataba que tras esa declaración, pensada, pausada y leída, hay algo más. Se dice que ciertos grupos de presión (lobbies) han movido ficha para decir que debe ser Rubalcaba y no ella la candidata. No me lo creo, más bien parece una filtración interesada y malintencionada.

En todo este alboroto socialista, muy propio de cualquier debacle electoral, hay algunos aspectos que orientan mi reflexión hacia una conspiración en toda regla. Creo que fue Honoré De Balzac el que dijo que  “Todo poder es una conspiración permanente”. Y en eso de las primarias o congreso hay mucho poder en juego.

Uno de esos aspectos es, por ejemplo, que ayer mismo, horas antes de la comparecencia de Chacón ante la prensa, se supo que a la ministra le habían robado su coche privado -me imagino que tiene más de uno-, que estaba guardado en su garaje y en su casa -tiene más de una, incluso una mansión en la República Dominicana- de Esplugues de Llonregat (Barcelona). Me imagino que el “adosado” cuenta con las medidas de seguridad necesarias como corresponde a una adinerada ministra, y ¡de Defensa!

El robo -se dice- tuvo lugar el pasado lunes, pero se ha sabido ahora. ¿Se llevaron algo más los ladrones? ¿Buscaban alguna otra cosa? ¿La encontraron?

Ese robo me recuerda al que sufrió Pedro Arriola, asesor del PP en la etapa en que Aznar era presidente del Gobierno. El robo tuvo lugar de madrugada en las blindadas oficinas del asesor, y se produjo al poco de unas negociaciones con ETA, en las que participó Arriola. Por cierto, nunca se supo si se llevaron algo o no; ni tampoco si se detuvo a los asaltantes.

¿Congreso? ¿Primarias? Que más da, lo que si hay es una lucha fratricida, a muerte, por el Poder. Lo demás les importa poco.


Contenido relacionado...


Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826