España, 19-08-2017

«Visita Turística al Congreso»

España
(Entrevista realizada por Diego Camacho)caballero-alcor-isita-guiada-al-congreso
(7/6/2011)
En la Acampada de Sol puede verse a grupos muy diversos. En contra de lo que cabría pensar, al iniciarse la protesta, estos grupos no han sabido -hasta ahora- coordinarse ni converger hacia una estrategia política común que les hubiera permitido hacerse visibles y audibles para el gobierno. Han adoptado una organización comunal utópica de escasa efectividad. Según los comerciantes de la zona, la Acampada de Sol está perjudicando la actividad económica del centro de Madrid y provocan más rechazo e indiferencia que apoyo.

De entre todos los grupos he encontrado uno que no acampa en la plaza y que tampoco acepta las indicaciones recibidas desde la organización del campamento que ha intentado corregirles en varias ocasiones al salirse del guión preestablecido. Este grupo de ciudadanos queda a una hora todos los días, para realizar una «Visita turística al Congreso» de los Diputados y una vez allí, dar una cacerolada/pitada y celebrar pacíficamente una Asamblea. En mi opinión es la acción más eficaz de todas las que he visto, pues es en la carrera de San Jerónimo donde se encuentran los representantes de la soberanía popular. Su líder, Caballero Alcor ha sido entrevistado para  espacioseuropeos.com.

Caballero Alcor es el seudónimo de Cesar Martínez de Castilla, catedrático de Enseñanzas Artísticas del Real Conservatorio de Música de Madrid, Premio Extraordinario Fin de Carrera del año 87.

P.- ¿Por qué decide acudir a la Puerta del Sol?
R.- Cuando surge la iniciativa 15-M decido acudir a la acampada porque también estoy  desencantado con la evolución política en España. Intenté colaborar con algunas Comisiones pero era muy difícil o imposible.

P.- ¿Qué le hace ir por libre?
R.- La organización del campamento es compleja y está muy «burocratizada» verbalmente. Nunca están los mismos responsables y las decisiones pueden ser opuestas dependiendo de los que estén en cada momento. Considero que se ha creado un aparato demasiado grande con escasa capacidad para generar acciones políticas inmediatas y eficaces. Cada vez más ciudadanos necesitamos que el gobierno nos escuche YA, así que nuestro objetivo está en la Moncloa y en el Congreso de los Diputados. Por razones logísticas decidimos que el Congreso nos resultaba más accesible.

P.- Su iniciativa de ir al Congreso ¿ha sido apoyada por el campamento?
R.- En absoluto, la organización ha intentado que abandonáramos nuestra iniciativa, incluso actuando de portavoces de las Fuerzas de Seguridad. Me llamó mucho la atención la insistencia con la que nos indicaron durante varios días que desistiésemos después de haber demostrado que nuestra iniciativa es radicalmente pacífica. Nunca hemos tenido ningún problema con los cordones de antidisturbios. Utilizamos la Constitución y la palabra para negociar con ellos (policía) nuestra llegada al Congreso porque la protesta es ante los políticos, no ante la policía. 

P.- Los ejes de su protesta ¿Cuáles son?
R.- Demasiados españoles estamos hartos de la corrupción generalizada de los políticos y de la permisividad de los partidos que los ponen en listas electorales cerradas a pesar de estar imputados por delitos de corrupción. Exigimos que se termine con la corrupción y más que saber, hemos comprobado que los políticos no saben o no quieren acabar con ella. Otro motivo por el que protestamos es por los enormes privilegios que se autoconcede la casta política; unos privilegios que no se pueden entender en el seno de esta democracia tutelada por la Constitución. Sobre todo, si la casta gobierna a una sociedad que padece constantes rebajas en las prestaciones sociales, recortes salariales y subidas de impuestos.

P.- ¿A qué privilegios se refiere?
R.- Por poner sólo un ejemplo: La desigualdad de los ciudadanos ante la ley. Mientras que la Agencia Tributaria retiene el 4,5 por ciento de IRPF a un diputado y el 0 por ciento a los eurodiputados, a cualquier ciudadano le retiene por lo menos cuatro veces más. Para lograr la pensión máxima un ciudadano necesita trabajar 35 años y un diputado sólo 7. Un ciudadano que sobrepase la pensión máxima no puede percibir el exceso mientras que un ex ministro puede compatibilizar por separado su pensión como ex ministro, con otro sueldo público. ¿Por qué a 80.000 de nuestras viudas las pagan 150 euros al mes si los diputados cobran 250 euros sólo para taxis? ¿Usted sabría vivir con 150 euros? La lista no termina aquí, por desgracia es mucho más larga.

P.- ¿Son los políticos una clase social diferenciada?
R.- No sólo eso. Son además, insisto, una casta privilegiada. Se han inventado el privilegio de «aforados» y un Tribunal Superior de Justicia al que piden el amparo cuando se les «pilla con las manos en la masa». Más que una democracia parlamentaria, esto se parece a un régimen feudal. En el feudalismo, lo que diferenciaba socialmente a un noble de un plebeyo era que unos tenían privilegios y los otros no. Los privilegios son los que terminan dando a un grupo su condición de clase o casta. Evidentemente, los políticos actuales han sustituido a los nobles de entonces, pero contradictoriamente, la Constitución exige que todos seamos iguales. No lo entiendo ¿usted me lo puede explicar?

caballero-alcor-en-el-congresoP.- Entonces para usted la Constitución es papel mojado.
R.- En el artículo 14, la Constitución establece que «Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por cualquier circunstancia personal o social». Si los que tienen la obligación de garantizar el principio de igualdad ante la ley son los que se procuran un trato privilegiado, desconozco para qué sirve la Constitución. «Papel mojado» es sólo una manera de hablar. Una sociedad con privilegios no puede ser democrática. La igualdad ante la ley es la esencia de la democracia, no ir a las urnas periódicamente para comprobar que una vez en el poder, los gobernantes hacen con los programas políticos lo mismo que con la Constitución. Los ciudadanos deberíamos exigir, para empezar, que al menos se cumpla este principio de igualdad. Algunos ya lo estamos haciendo.

P.- ¿La suya no es una actitud un poco quijotesca? Parece que quiere entablar singular batalla con molinos de viento.
R.- En absoluto. Un grupo de ciudadanos nos hemos acompañado para que nuestra voz se escuchara nítidamente y con fuerza. Y sobre todo y lo que es más ejemplar, lo hacemos de manera radicalmente pacífica. Este ha sido el gran éxito de la «Visita Turística al Congreso». Además, con una Constitución que ampara los derechos y por supuesto las obligaciones de los ciudadanos, ahora no necesitamos batallar con molinos de viento sino exigir que se cumpla la Carta Magna que es la encargada de armonizar la vida pacífica de los ciudadanos. Por eso hacemos las caceroladas en el Congreso, para recordar a los políticos que los ciudadanos existimos los 365 días del año, no solo cuando van a las urnas a votar.

P.- Me ha dicho antes que esta sociedad no es democrática ¿por qué lo dice?
R.- En primer lugar porque no existe independencia judicial. Si los jueces de las altas instancias dependen del poder político, las sentencias no pueden ser objetivas: serán interesadas. En segundo lugar porque los ciudadanos no eligen a sus representantes, votan a un partido cuyo aparato nombra a los cargos electos. La palabra que podría nombrar inequívocamente a este sistema es «Partitocracia». Por si no se me entiende diré que es un pluripartidismo totalitario. Todos estamos obligados a subvencionar a los partidos políticos queramos o no. Para ello se han encargado de fabricar una ley mediante la cuál reciban directamente de nuestros impuestos la recompensa -además del sueldo- por gobernarnos. ¿Es esto democrático?

P.- ¿Van todos los días al Congreso para hacer la cacerolada?
R.-
Lo hemos hecho 10 días seguidos a las 19:00 horas. Queríamos respetar la hora de comienzo de la Asamblea general que suele ser a las 20:00 y hacer este acto compatible con la organización y desarrollo de la Acampada de Sol. En adelante volveremos un día los fines de semana. ¿Le esperamos…?

Sin duda; suscribo sus propuestas y si hay que dar testimonio estando a su lado ¡Allí estaré!

Reportaje fotográficode-la-puerta-del-sol-al-congreso de Ignacio Moreira.

en-el-congreso-de-los-diputados

No hay etiquetas para esta entrada.

Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826