España, 11-12-2017

Dos visiones sobre la política de IU en Extremadura

cayo-laraExtremadura (España)
Carlos Ruiz Miguel (26/6/2011)
La eventual pérdida de Extremadura por el PSOE ha suscitado un interesante debate acerca de la abstención de IU. Algunos, como Ernesto Sánchez Pombo, consideran que esto es “un gran fraude” a la izquierda. Otros, como Santiago González, se escandalizan menos no sólo porque IU ya se ha abstenido en otras ocasiones permitiendo gobernar al PP, sino porque también el PSOE sen el pasado también ha permitido gobernar al PP al no apoyar al candidato de IU. Dejo aquí ambas opiniones para que los lectores juzguen

I. ERNESTO SÁNCHEZ POMBO: “UN GRAN FRAUDE”
Publicado en La Voz de Galicia  (22-VI-2011)

Bien está que Extremadura o cualquier otro lugar de este país nuestro, cambie de aires después de 28 años. Porque después de tres décadas de mismos gobiernos y mismas caras, uno debe de acabar empachado y con serios problemas intestinales. Es como si te pasas media vida comiendo codorniz, que llega un momento en que tienes ganas de salir volando.

Así pues, bienvenido sea el cambio. Pero no tan bienvenida sea la forma. Que el PP pase a gobernar la comunidad extremeña gracias al apoyo, en forma de abstención que no deja de ser un voto, de IU, es un despropósito y un insulto a la izquierda de este país. Y un gran fraude con unas consecuencias imprevisibles para próximas consultas.

La decisión de los izquierdistas extremeños de apoyar a la derecha es un timo, una trampa y un engaño. No lo sería si lo hubiesen aclarado durante la campaña. Pero, precisamente, el promover gobiernos de centro-izquierda fue uno de los pilares de sus discursos. Y no solo eso. Con el apoyo que previsiblemente presten al popular Monago están desvirtuando el voto de los extremeños, que en su mayoría se decidieron por un gobierno progresista de centroizquierda. Claro que, visto lo que estamos viendo, lo de centro es un decir. Y lo de la izquierda, ya se sabe. Está al fondo a la derecha.

II. SANTIAGO GONZÁLEZ: UNA “PINZA” EN CADA PRENDA
Publicado en El Mundo  (22-VI-2011)

Gaspar Llamazares se acordaría ayer de aquel día ya lejano de 1995 en que él, candidato de IU a la Presidencia del Principado de Asturias, se abstuvo junto a los otros cinco diputados de su grupo, propiciando con ello la investidura del candidato del PP, Sergio Marqués, con sus 21 escaños, frente a los 17 socialistas que apoyaron a Antonio Trevín.

Llamazares, uno de los artífices de aquella pinza, se alineaba con Cayo Lara para tratar de impedir en última instancia que los campanilleros de Arcadi Espada hagan lo mismo que él hizo 16 años antes con análogo resultado: facilitar la investidura del popular Monago.

La gentil desmemoria de la ministra Rosa Aguilar recuerda que «habrá muchos ciudadanos de la izquierda que les parezca inexplicable que unos votos que se dan para avanzar en las políticas que se estaban realizando en Extremadura se los encuentre el PP para gobernar». En el Ayuntamiento de Córdoba, los cinco concejales del PSOE no apoyaron en 1995 a los 11 de IU para impedir que el PP, con 13, llevara a la Alcaldía a Rafael Merino, antecesor de la misma Aguilar, que ahora se queja de la pinza extremeña. En Málaga, Celia Villalobos se alzó en el mismo año con la Alcaldía porque los siete concejales del PSOE no hicieron con los nueve de IU una mayoría que superase a los 15 del PP.

Hay mucha gente que ha hecho del frentepopulismo el fiel de su balanza y le parece lo más natural del mundo que el proyecto de IU se sume gozosamente al proyecto de izquierda del PSOE, no por coincidencia programática, ni siquiera por compartir la tarta del poder, sino porque el zapaterismo acertó a definir un cordón sanitario en torno al principal partido de la oposición. ¿Vas a permitir que el PP gobierne Extremadura? La pregunta lleva una carga que amenaza con linchamiento mediático: un partido de izquierdas que permite un gobierno de derechas, ¡qué vergüenza!

Lo que pasa es que en la pregunta y en la censura implícita hay trampa. El mismo partido que, inmune ante la hemeroteca, se sube a la peana de la dignidad moral de la izquierda y el respeto a los votantes en Extremadura, hace valer el mismo razonamiento para impedir el Gobierno del PNV en Euskadi. Aquí no considera indignos los votos del PP que apoyan a López. Pero es una propuesta tan difícil de rechazar que se envuelve en un contrato de adhesión, gratis total, nada. Lo decía Michael Corleone al senador Pat Geary, durante la fiesta de la primera comunión de su hijo Anthony en El Padrino: «Senador… mi oferta final es ésta: nada. Ni siquiera el precio de la licencia. Usted tendrá la amabilidad de pagarla por mí».

El cordón contra el nacionalismo ha resultado ser tan elástico como cualquier concepto de la política o la moral interpretado por Zapatero. Hoy mismo se va a reunir en Vitoria el vicetercero Chaves con el lehendakari López y el consejero Ares para firmar el traspaso de las 11 competencias que el presidente del Gobierno acordó darle a Urkullu a cambio de su apoyo parlamentario, fortaleciendo la oposición a su propio partido y liquidando una esperanza que a trancas y barrancas había aguantado dos años.

Zapatero-y su jefe el banquero Emilio Botin

Zapatero-y su jefe el banquero Emilio Botin

III. DOS OBSERVACIONES A AMBOS PERIODISTAS

Quisiera, tras exponer ambas opiniones, hacer dos observaciones.

1. La primera es que tanto IU como el PSOE han pactado con el PNV en la Comunidad Autónoma Vasca (CAV).
El PNV es, sin duda, un partido de “derecha”.
No recuerdo que ninguno de los que se escandalizan de la abstención de IU en Extremadura, se hayan escandalizado en el pasado por el hecho de que IU y PSOE hayan permitido gobernar al PNV en la CAV.

2. Los dos artículos aquí reproducidos parten de una idea sobre la “izquierda” que, para mí, es cuando menos cuestionable o que, al menos, debieran aclarar.
Ernesto Sánchez expone su idea hablando de “un insulto a la izquierda de este país”.

Santiago González habla de “proyecto de izquierda del PSOE”.
Ambos, por tanto, parten de la idea de que el PSOE es de “izquierda”.
Permítanme que, por favor, plantee mis dudas al respecto, al menos en el plano político-económico:

– Siendo, como es cierto, que el mayor banquero de España apoya entusiasmado a este gobierno del PSOE;
– siendo, como es cierto, que el PSOE es el mejor amigo de los ricos;
– siendo, como es cierto, que el mayor recorte de prestaciones sociales de los últimos setenta años, por lo menos, lo ha hecho este gobierno del PSOE:

Me pregunto: ¿con qué criterio incluyen estos periodistas al PSOE en la “izquierda”?
¿Qué es la “izquierda”?

N. de la R.
Este artículo se publica con la autorización de Carlos Ruiz Miguel, Catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad de Santiago de Compostela, que también se puede ver en Desde el Atlántico.

No hay etiquetas para esta entrada.

Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826