España, 23-10-2017

Las caceroladas en el Congreso de los Diputados

Madrid (España)
Caballero Alcor  (9/6/2011)visita-turistica-al-congreso2
Las caceroladas en el Congreso de los Diputados es una iniciativa personal de un grupo de ciudadanos que queremos que los gobermangantes corruptos nos escuchen YA, no dentro de unos años, unos meses o unas semanas. Los políticos nos lo ponen muy fácil para que percibamos el nivel de corrupción que existe actualmente en España. Tan fácil que ciudadanos imputados por delitos de corrupción son puestos como cabeza de listas en diferentes administraciones, ya sean municipales, autonómicas o nacionales. Algunas personas no necesitamos esperar a que la situación se ponga más difícil todavía. Es más, queremos poner un punto de inflexión antes de que la corrupción nos ahogue, antes de que sigan aumentado los privilegios de la casta de los intocables; o sea, los políticos.

¿Cuándo se va a empezar a terminar con la corrupción? ¿Qué razones o intereses nos llevan a permitir silenciosamente que esta lacra no termine de una vez? Igual que la Ley Antitabaco se pone en marcha de un día para otro y todos los fumadores tienen que dejar de fumar en espacios públicos cerrados; igual que de un día para otro tenemos que rebajar la velocidad máxima de 120 a 110 km/hora, ¿cuándo se va a promulgar una Ley mediante la cual, de un día para otro, SE TERMINE CON LA CORRUPCIÓN?

¿Cómo es posible que se ejecuten iniciativas legislativas que alteran la vida de la mayoría o la totalidad de los ciudadanos y en cambio sean incapaces de articular una Ley que sólo atañe a 80.000 privilegiados que siguen corrompiéndose impunemente? Al menos se puede decir que es mosqueante; o sea, que NO NOS REPRESENTAN. Al menos a los que rechazamos radical y pacíficamente la corrupción.

Este grupo de ciudadanos nos hemos ocupado de decir insistentemente que no tenemos nada que ver con el movimiento 15M, tanto a la policía como a los convocados como a la propia «organización» de la Acampada Sol. No entendemos que las Comisiones de Legal y Respeto (y algunas más) hayan querido censurar nuestra iniciativa puesto que hemos demostrado que somos radicalmente pacíficos. Los hemos invitado a que se unieran a nosotros; pusimos la convocatoria a las 19:00 para que fuera compatible con la Asamblea general de las 20:00.

Dependiendo de los días y de las personas que estuvieran en las Comisiones, apoyaban enérgicamente esta iniciativa, y otras veces la criticaban sin argumentos. Cada uno puede pensar como le parezca oportuno, pero es sorprendente que hablaran en nombre de un colectivo y que las decisiones hayan sido tan contrarias, caprichosas y particulares. Hubo dos días que me dejaron anunciar la convocatoria por megafonía central de la Acampada y otros días no. ¿Alguien puede explicar por qué? En algunas ocasiones se molestaban cuando preguntaba “¿Aquí quién corta el bacalao?”,  argumentando que se organizaban en una Asamblea horizontal.

Lo contradictorio es que en ciertos momentos aparecen algunos que dicen: “¡Eso no se anuncia, eso no se hace!”. ¿Dónde está la horizontalidad?

Durante 10 ininterrumpidos días de caceroladas = 0 enfrentamiento con los antidisturbios; 0 violencia; 0 detenidos. Hemos celebrado cinco Asambleas sentados frente al Congreso y el último día, el representante de los antidisturbios me preguntó hasta qué hora queríamos estar. Le dije que 1 hora o quizá hora y media. Su respuesta fue: «ningún problema». Ni nos pidieron la documentación, porque ya nos conocían, sabían que somos pacíficos y sobre todo, preferían dejarnos en paz a negociar con nosotros. Con la Constitución en la mano y un megáfono en el hombro se les hacía muy difícil responder y había demasiada gente paseando por la calle que hacían corrillos interesados por lo que estaba sucediendo en ese acto.

Por supuesto que esta iniciativa es inclusiva, de hecho necesitamosde-la-puerta-del-sol-al-congreso que se una toda la ciudadanía. No llevamos banderas, no defendemos a la derecha ni a la izquierda. Sencillamente, denunciamos que el estado actual de corrupción es evidentemente insostenible y hay que hacer lo imposible porque cambie YA. Al menos queremos intentarlo. Todos los ciudadanos que se representen a sí mismos, que se sientan soberanos y que sean radicalmente pacíficos están invitados a secundar esta convocatoria. Lo repetiremos todos los sábados a las 19:00 horas frente al Congreso de los Diputados, hasta que consigamos que los gobermangantes en particular y políticos corruptos en general sepan que NO NOS REPRESENTAN. 

N. de la R.
Caballero Alcor
es el seudónimo de Cesar Martínez de Castilla, catedrático de Enseñanzas Artísticas del Real Conservatorio de Música de Madrid, Premio Extraordinario Fin de Carrera del año 87.
Las fotografías son de Ignacio Moreira.

No hay etiquetas para esta entrada.

Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826