España, 15-12-2017

Caída de un avión militar marroquí: interrogantes

Marruecos
Carlos Ruiz Miguel (27/7/2011)avion-de-marruecos
Un avión militar marroquí, proveniente de Villa Cisneros, en el sur del Sáhara Occidental ocupado, se ha estrellado en Gulmín (sur de Marruecos) causando la muerte de 78 personas. Varios son los interrogantes que se plantean: ¿ha sido realmente un accidente? ¿Estaba el avión en buenas condiciones? ¿Se habían incumplido las normas sobre máximo de carga? ¿Se está mintiendo en torno a la situación meteorológica? Son preguntas muy importantes que dejan en una situación muy difícil a Mohamed VI, que es el jefe del ejército marroquí y el máximo responsable pues en Marruecos no existe Ministerio de Defensa al depender ésta directamente del rey.

PRIMERA INTERROGANTE: ¿HA SIDO UN ACCIDENTE?
Dos razones nos llevan a plantear la pregunta:
1º. Ya en el pasado ha habido noticias de pilotos marroquíes suicidas.
Me permito recordar una información publicada por El País:
Un piloto suicida causó el accidente de un avión marroquí en Agadir
44 personas murieron en la catástrofe

La información no es de ahora… es del 26 de agosto de 1994.
Pero nos permite decir que hay un antecedente que avala la duda sobre la hipótesis del accidente.

2º. A lo anterior conviene añadir que el ejército marroquí, y especialmente el Ejército de ocupación del Sáhara Occidental, está muy infiltrado por el islamismo. Dado que estamos ante un avión que transportaba miembros del ejército de ocupación del Sáhara Occidental, cabe preguntarse si la caída del avión no fue provocada por algún militar marroquí islamista.
La primera interrogante, por tanto, es:
¿se trata realmente ante un accidente?

SEGUNDA INTERROGANTE: ¿ESTABA EL AVIÓN EN BUENAS CONDICIONES TÉCNICAS?
Los países que, como Marruecos, tienen un altísimo nivel de corrupción, suelen conocer situaciones en las que las partidas destinadas a ciertos servicios se desvían para fines privados.
Una de las partidas que más se presta a la desviación de fondos es la de las reparaciones de vehículos. Generalmente es difícil advertir al momento si un vehículo ha sido reparado. De ahí que esta partida de gasto resulte muy atractiva para quienes pretenden desviar los fondos a la corrupción.
La cuestión se puede complicar más aún si consideramos la hipótesis de que para efectuar las revisiones se lleven los vehículos a Francia. En este caso, el gobierno francés dispondría de los datos que podrían poner en una situación muy incómoda a Mohamed VI.
La pregunta que debemos hacernos es:
¿fue REALMENTE el avión militar del ejército de ocupación objeto de TODAS las reparaciones reglamentarias?

TERCERA INTERROGANTE: ¿SE HAN INCUMPLIDO LAS NORMAS DE CARGA?
Todos los vehículos de transporte, y éste lo era (pues transportaba tropas de ocupación) tienen unos límites de carga.
El ejército de ocupación del Sáhara está muy lejos de sus familias. Y esto es especialmente cierto del ejército de ocupación presente en la región de Río de Oro, cuya capital es Villa Cisneros. Para un marroquí normal no es fácil financiarse un billete de avión de Villa Cisneros a Rabat o Casablanca. El transporte por carretera lleva muchísimas horas y puede hacer imposible al soldado aprovechar el permiso para ir por carretera a ver a su familia y luego reincorporarse a su destino.
La pregunta es:
¿se han cumplido las reglamentaciones sobre máximo de carga del avión de transporte del ejército de ocupación?

CUARTA INTERROGANTE: ¿SE HA MENTIDO SOBRE LA SITUACIÓN METEOROLÓGICA?
Cuando se produce una caída de un avión como ésta y hay algún tipo de responsabilidad en los mandos, lo habitual es echar la culpa al piloto o a las condiciones meteorológicas.
Lo primero es poco prudente, pues se corre el riesgo de que la familia del piloto inculpado demuestre la probidad del mismo… y de que los compañeros del piloto se incomoden con el majzen.
Lo segundo resulta más socorrido.
La agencia Reuters, en un despacho de su corresponsal en Rabat, dice que en el momento del accidente había “malas condiciones meteorológicas”.
Fuentes aeronáuticas consultadas me han dicho que las condiciones meteorológicas eran buenas.

La cuarta pregunta es:
¿se está mintiendo sobre la situación meteorológica en que se produjo la caída del avión?

N. de la R.
Este artículo, que también pueden ver en  Desde el Atlántico,  se publica con la autorización de Carlos Ruiz Miguel, Catedrático de la Universidad de Santiago de Compostela.

No hay etiquetas para esta entrada.

Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826