España, 16-12-2017

Dos militares del Ejército español detenidos como presuntos autores de la filtración a la cadena Antena 3 de imágenes de Afganistán

España/Afganistán
espacioseuropeos.com (7/7/2011)ataque-a-la-base-espanlola-en-afganistan
En agosto del pasado año, un soldado afgano que recibía instrucción en la base española de Qalay e Naw, mató  a dos guardias civiles y a un interprete de origen iraní, aunque nacionalizado español. Los dos guardias civiles muertos fueron el capitán José María Galera Córdoba y el alférez Abraham Leoncio Bravo Picayo. Poco después, más de 2.000 afganos se concentraron frente a la base española con la intención de entrar por la fuerza. Los soldados españoles se vieron obligados a repeler la agresión, causando varias bajas entre los asaltantes, de acuerdo con la información que facilitó Reuters.

La AUGE (Asociación Unificada de Guardias Civiles) expresó su malestar por la presencia de miembros de la Guardia Civil en Afganistán, lo que hizo a través de una nota de prensa emitida por esta asociación, la mayoritaria entre los miembros del cuerpo.

Las imágenes de aquellos trágicos sucesos llegaron a la cadena Antena 3, que las emitió. El ministerio de Defensa abrió una investigación para tratar de averiguar quién o quiénes habían filtrado esas imágenes.  Hasta ahora no está claro si las imágenes que llegaron a la cadena de televisión tuvieron su contraprestación en dinero. El caso es que tras varias investigaciones se llegó a la conclusión de que dos militares españoles, hermanos, un sargento 1º del Ejército de Tierra y un cabo 1º del Ejército del Aire, habían sido los culpables.

Los dos detenidos podrían perder la condición de militares si se probase que fueron ellos los que grabaron y difundieron esas imágenes. Hay que tener en cuenta que la muerte de los dos guardias civiles y la de su agresor fueron grabadas por las cámaras de seguridad instaladas en la base española.

Los dos hermanos fueron arrestados el pasado lunes en España, en sus respectivos cuarteles. Uno de ellos en Zaragoza y  el otro en Murcia. La detención la llevaron a cabo miembros de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil por orden de un juzgado militar.

Los dos militares pueden ser acusados de haber cometido un delito de revelación de secreto o información relativa a la seguridad nacional, delito que está tipificado en el Código Penal Militar y castigado con la pena de tres a diez años de prisión. La UCO investiga si los dos militares detenidos han divulgado otras imágenes, en especial las que la cadena de televisión Antena 3 ha venido emitiendo desde agosto del pasado año.

La noticia se ha conocido gracias a la información facilitada por la Dirección General de la  Guardia Civil, que la incluyó en su página de Internet, pues el Ministerio de Defensa, siguiendo con su línea de oscurantismo informativo, no divulgó ninguna información al respecto.

Noticias relacionadas

No hay etiquetas para esta entrada.

Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826