España, 13-12-2017

Geopolítica: tarea pendiente

Sin Acritud…
Pedro Godoy P. (22/7/2011)las-malvinas-son-argentinas
Revisar los textos de Geopolítica -usados cual catecismos en los programas  que preparan a los futuros oficiales de las Fuerzas Armadas de nuestras Patria (Argentina)- es tarea capital. En Chile los círculos pro británicos y anti argentinos brindan -de ayer a hoy- apoyo a Londres en Malvinas. Alegan que Galtieri alberga -igual que los otros gerifaltes uniformados- afán de recuperar la Patagonia y convertir manu militari a Argentina en país bioceánico.

He revisado textos de de polemología de generales trasandinos y aparece allí una cartografía que invita al resentimiento y a la expansión. Lo mismo ocurre acá hasta en los textos escolares donde se alude a la debilidad de ciertos mandatarios y a la torpeza de nuestra diplomacia por ceder ante Buenos Aires y así “perder” el extremo austral suramericano que, según mapas coloniales, habría sido de Chile. Con ello nuestra república se habría asomado al Atlántico dado que en el siglo XIX -por lo menos hasta  Roca– Argentina habría sido sólo la Provincia de Buenos Aires y territorios aledaños.

Agreguemos que nuestros Estados poseen una de las fronteras más dilatadas del planeta. La supera la yanquicanadiense y la que separa China y la ex URSS. En el área cordillerana obvio que hay puntos que son motivo de discusión. Al margen de simpatías y antipatías, Carlos S. Menen y Eduardo Frei  resolvieron no menos de 20 litigios territoriales. Perón, ya en l953 -al calor del ABC- ofrece resolver el asunto del Beagle.

La oportunidad no la aprovecha nuestra Cancillería.  Patricio Aylwin se ciñe al arbitraje y Laguna del Desierto se adjudica a Argentina. Todavía hay aquí patrioteros que refunfuñan. Quedan pendientes Campos de Hielos Sur y la Antártica.

En el continente blanco se superponen los meridianos que son límites. Para Gran Bretaña esa debe considerarse embrionaria disputa entre pigmeos, pues el Departamento de Colonias de la Corona determina que los archipiélagos australes -Malvinas, Orcadas y Sandwich- junto con ambos triángulos polares son territorio británico ahora amparado como tal por la Unión Europea.

Es tarea del campo nacional y popular chilenoargentino resolver ambos problemas que -a mediano o largo plazo- pueden generar una situación de conflicto como lo fuera el Beagle. Nada más saludable para la paz con integración que consolidar fronteras. El momento es propicio por la presencia de Cristina en Casa Rosada y la vigencia de la UNASUR que junto con generar un TIAR (Tratado Internacional de Apedro-godoysistencia Recíproca) propio requiere un Tribunal de Justicia que dirima querellas interestatales. Ese es el modo de anular a los traficantes de armas y de acentuar la guerra ideólogica contra la patriotería y por la unión suramericana. No podemos invocar a San Martín y Ugarte allá y a O´Higgins y Joaquín Edwards Bello aquí, sino apuramos se resuelvan ambas controversias que si bien hoy están en la congeladora mañana pueden generar tensiones. Por otro lado, hay que dar una batalla por excluir de los manuales de Geopolítica, en el rubro, delimitaciones limítrofes,  aquello que conduce a la discordia al interior de la nación Iberoamericana.

 N. de la R.
El profesor Pedro Godoy P. es miembro del Centro de Estudios Chilenos (CEDECH).

No hay etiquetas para esta entrada.

Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826