España, 12-12-2017

Plan Baker para Grecia y Portugal

Economía
Manuel Funes Robert
(2572011)m-funes-robert
A lo largo de estas páginas hemos recordado a ilustres estadistas norteamericanos, algunos ya en la Historia como Roosevelt y Reagan y algunos que acabarán por estarlo como Bernanke.

Convendría echar una mirada en los ochenta y recordar una de las cabezas más brillantes de la etapa Reagan y Bush (padre), el tejano James Baker, piedra fundamental del gobierno del primero y secretario de Estado con el segundo.

En aquellos días, octubre de 1985, en una conferencia del FMI en Seúl, James Baker, advirtió sobre la importancia del crecimiento de América Latina como medio de hacer frente a sus obligaciones. Desgraciadamente hay demasiadas similitudes entre las curas de caballo que el Fondo Monetario Internacional impuso a los países latinoamericanos y los que se están imponiendo en estos días a Grecia y a Portugal.

Porque cada ajuste, como estamos comprobando en Grecia, traerá a su vez otro ajuste y así sucesivamente. Las salvajes medidas que los “mercados” imponen a los sufridos portugueses y griegos asfixian de tal forma su economía que les impide crecer. Y sin crecimiento de la economía es imposible generar riqueza para poder hacer frente a la deuda. Al no ser posible hacer frente al pago, se generan intereses que a su vez, al no ser pagados e incorporados por tanto al principal aumentan la deuda. Y precisamente por ello se aprueban nuevos créditos que hacen entrar tanto al acreedor como el deudor en una diabólica espiral. El deudor no podrá hacer frente a sus obligaciones y el acreedor no podrá cobrarlas. Se ha aprobado el segundo rescate para Grecia (ante la imposibilidad metafísica de que pueda hacer frente al primero) y comienza a hablarse de preparar el segundo para Portugal.

El ajuste, sumado a la política dañina del BCE es en buena parte la causa de que la mayoría de los países de la CE no salgan de la crisis. ¿No habrá un solo economista con peso en Europa que sea capaz de ver este sencillo esquema, aparte de los lugares comunes de Trichet, Almunia y a partir de unos meses, Mario Draghi?

Las últimas noticias del BCE parecen ir en la dirección correcta, es decir, la voluntad de esta institución de comprar deuda helena. Por ello celebramos las medidas que permitirán -a duras penas- que Grecia reciba oxigeno, pero destacaremos la timidez de las mismas.

No hay etiquetas para esta entrada.

Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826