España, 15-12-2017

Los encuentros de Obiang con la “oposición” y la persistencia en el error por parte de España

Faustino Ondó Ebang, líder de UP

Faustino Ondó Ebang, líder de UP

Guinea Ecuatorial
Abaha (6/8/2011)
La fiesta nacional, la del sátrapa, se celebró este año en Micomeseng (Continente), aunque en Malabo hubo las manifestaciones típicas y tópicas, además de las peroratas del ministro de Sanidad, Salomón Nguema OwonoHipócrates vuelve!, mira lo que nos has dejado), que aludió a que Obiang Nguema, en 1979, se hartó de la dictadura de Macías y liberó al sufrido pueblo. ¡Hormigón armado, Señor!

En Micomeseng, el dictador largó lo suyo (en fang) contra las potencias occidentales que le insisten, le machacan, le instan y le atosigan, con eso de la democracia (desconocemos la presión que hace el gobierno español). Obiang, no dudó en afirmar que los opositores ya están en el país ¿?, por eso no se explica esas presiones. La verdad es que algunos “opositores” que llevan la tira en España, incluso con nacionalidad española,  han regresado a Guinea Ecuatorial. No sabemos en qué terminará la odisea. Seguro que para unos bien; para otros, mal y el resto a chapear.

Sabemos que ha habido ciertos encuentros en Evinayong y Ebebiyin con algún/s opositores, entre ellos con Daniel Darío Martínez Ayecaba, presunto político al que España quiere encumbrar como opositor y líder de Unión Popular (UP), para que cabalgue junto con Plácido Micó (CPDS-PSOE) en la ´Operación Teodorín´.

Obiang no pernoctó en Micomeseng. Ya se sabe que cada día lo hace en un sitio, y ahora, además, va protegido por carros de combate ucranianos, que le cubren lo que pueden. Lo hizo en Ebebiyin. Allí también recibió a algunos trajeados, encorbatados y perfumados “opositores”, que le dieron cuenta de sus proyectos políticos.  De paso seguro que se fue a visitar Oyala, su mausoleo-ciudad, complejo palaciego fortificado, que se encuentra en plena selva entre Mongomo, Añisok y Evinayong, junto al río Wele. En Oyala hay hasta un aeropuerto y  una autopista que lleva hasta Mongomo, de uso exclusivo por el dictador.

España persiste en el error
En más de una ocasión hemos comentado sobre las apetencias, por parte de España, de conseguir el control y la adhesión de la etnia ntumu y la okag, ambas fang. La mayoría de los militantes de UP pertenecen a la primera y los del Partido del Progreso, que lidera Severo Moto a la segunda. Con esa intención, José Ramón Gil Casares, anduvo  -en su etapa de Secretario de Estado con Aznar– detrás de Andrés Moisés (presidente de UP), ofreciéndole el oro y el moro para que se pasase a las huestes gubernamentales de Obiang con sus siglas.

Andrés Moisés se negó sistemáticamente a ello. Gil Casares utilizó los servicios de varios blancos para esa operación. Uno de esos personajes, que más de una vez viajó a Guinea como observador internacional nombrado por Moratinos, fue un destacado militante socialista, que más tarde se pasó con armas y bagaje al PP. Todos ellos y algunos más decidieron encargar a un tal Jeremías Ondó, por entonces ministro de Obiang, tratara de convencer a los militantes de Unión Popular de la bondad y beneficios de la operación. La operación fracasó y el tal Jeremías Ondó fue cesado, y pasó al ostracismo, incluida la función de chapear.

Unos meses antes -junio de 2004- tuvo lugar el  “atropello” y posterior muerte del doctor Elías Maho Sicacha, que fuera Presidente de la Cruz Roja Guineana. La preocupación por ese atropello preocupó en Madrid. Pero, Maho Sicacha era un enorme problema para Obiang, pues había enviado a Bruselas un prolijo dossier sobre la situación en las cárceles guineanas.

Daniel Darío Martínez Ayecaba es ahora el hombre de España en la ´Operación Teodorín´. Ya en  2009 consiguió enormes prebendas que no pudo ocultar a sus conciudadanos. Pero, los esfuerzos de España por llevar a buen puerto ese proyecto están fallando de forma estrepitosa. El viaje que han hecho Daniel Darío Martínez Ayecaba y Amancio Gabriel Nsé (CPDS) a Estados Unidos, no parece que vaya a alterar la situación.

Como Martínez Ayecaba ve peligrar su estatus de presidente con forces de UP, anda divulgando por Guinea Ecuatorial que ha conseguido poderes oficiales de Faustino Ondó Ebang, el verdadero presidente de UP, refugiado en España.   Ondó Ebang nos ha informado que va a lanzar un comunicado advirtiendo de tamaña falsedad. Y es que las mentiras tiene un paso muy corto.

Una vez más, España mete de forma soberana la pata.

De la visita de Juan José Laborda y de su fundación (más de 60.000 euros al año en época de crisis) a Malabo a agasajar a su amigo Obiang Nguema hablaremos Dios mediante. Como también lo haremos del escondido José Oló Obono, al que buscan en Madrid. No se nos olvidan las consejas que vamos a dar a los líderes guineanos afincados en España, para que cuiden y vigilen las visitas que algunos de sus cuadros hacen a determinada casa para largar todo lo habido y por haber.

No hay etiquetas para esta entrada.

Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826