España, 11-12-2017

Cambio de modelo de la oficina de farmacia: consideraciones del presidente del Colegio Oficial de Tarragona

Tarragona (España)
espacioseuropeos.com (6/9/2011)andreu-suriol-presidente-del-colegio-oficial-de-farmaceuticos-de-tarragona
En carta abierta a correofarmaceutico.com, Andreu Suriol, presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Tarragona, realiza diversas consideraciones sobre el cambio de modelo para la oficina de farmacia, con el pie forzado de la actual crisis económica. Como venimos siguiendo algunos aspectos destacados  de la actualidad problemática  del sector, recogemos a continuación varios párrafos del citado texto:  

“El mundo de la oficina de farmacia tal como la hemos conocido ha llegado al final de su ciclo vital. Por si no nos habíamos dado cuenta, el último RDL, la medida diecisiete que afecta al medicamento financiado, nos apremia a tomar decisiones en el sentido de cambiar el modelo”.

“Con todo y ser muy graves estas medidas, los últimos acontecimientos -sobre todo los impagos- representan los últimos estertores de un sistema que ha variado poco en los últimos cuarenta años”.

“… Hoy, defenderse y enrocarse, con la que está cayendo, es como poner un pladur ante un huracán como el Irene. No sirve”.

“Final de partida. ¿Y ahora qué? Ya pocos hablan de resistencia y de no nos moverán. La profesión debe dejar de ser roca para convertirse en esponja que absorba las ideas que seguro que tenemos para que nos puedan orientar en el camino del cambio. Y hay que vehicular estas aportaciones para luego procesarlas y trazar el recorrido que nos ha de llevar a la perpetuación de una profesión más que válida y, sobre todo, necesaria para que las terapias sean eficaces”.

“No se trata de cambiar para que todo siga igual, sino que si nada cambia se extingue una profesión sanitaria que ha contribuido a la mejora terapéutica de nuestros pacientes y ha subvenido gratis et amore a las deficiencias del sistema. Y lo que queremos es que forme parte del sistema, que se la considere imprescindible en la cadena sanitaria, no un complemento incluido en el margen”.

“El modelo, ya lo vemos, no puede seguir ligado a un margen. Este margen -ahora- cubre únicamente el costo de poner a disposición del usuario una determinada mercancía en régimen de exclusividad. Habremos de financiarnos a través de los servicios profesionales que acompañen a este poner a disposición del usuario la mercancía medicamento. Y esto se llama cartera de servicios. Ya no vale dar un servicio personalizado de dosificación gratis. Ya no vale hacer guardias gratis (salvo las que sean económicamente rentables). Hay que hacer valer nuestros conocimientos y servicios. ¡Yo también estoy orgulloso de ser farmacéutico, pero quiero ser valorado!”

“Potenciar todos los servicios profesionales que se puedan ofrecer en una oficina de farmacia. Acreditar los servicios por parte de sociedades científicas y colegios, y que sean aceptados por las administraciones sanitarias, modificar epígrafes, adecuar la fiscalidad, etc. Para posibilitar la atención farmacéutica retribuida, pero también la confección de dietas personalizadas, la venta de libros de autocuidado de la salud, las pruebas diagnósticas… En esto deberíamos emplearnos todos, en sugerir qué se puede hacer en la oficina de farmacia y tomar decisiones por el colectivo a través de los canales de representación”.

“Hay otros debates que debemos afrontar:
– ¿Qué hacer con las farmacias que, aún y con estos cambios, no sean rentables o no sean capaces de sufrir un proceso de adaptación?

– Habrá que modificar en profundidad las leyes de ordenación farmacéutica autonómicas (ratios, distancias, botiquines…)

– Habrá que establecer alianzas con la distribución, la industria, etc. a escala autonómica, nacional o supra-nacional.

– Aliarse con otras profesiones sanitarias que puedan reforzar las prestaciones de la oficina de farmacia.

– Modificar la fiscalidad de la oficina de farmacia, permitiendo las sociedades y limitarlas en número.

– Aliarse las farmacias entre sí para dar mejores servicios. Éstos son algunos de los retos que tiene la profesión. Pongámonos manos a la obra cuanto antes, que el tiempo”.

N. de la R.:
Sobre lo que no dice nada es sobre el problema de los farmacéuticos sin farmacia, muchos de los cuales parecen  bastante dejados de la mano de Dios.

 

No hay etiquetas para esta entrada.

Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826