España, 30-09-2016

¡Albricias!: la crítica contra el ajuste progresa espectacularmente

Economía
Manuel Funes Robert (10/10/2011)funes-robert
La experiencia múltiple de los efectos contraproducentes del ajuste ha llevado hasta los más partidarios del mismo a reconocer que el ajuste es incompatible con el crecimiento. Y es que el ajuste produce de modo inevitable la necesidad de más ajuste. Lo hemos visto en Portugal y lo estamos viendo dramáticamente en Grecia.

La doctrina en la que se basa este macro error parte de una magnificación interesada de la cuantía de la deuda. Para que un país tenga una deuda soberana de más del PIB hay que presentar las cifras mal contadas y mucho me temo que lo que hacen es englobar en la deuda verdadera los créditos impagados a su vencimiento con los créditos no vencidos que pueden acabar o no en deuda.

El segundo error macro es considerar a la inflación como el sumo mal. Y la inflación afecta a la capacidad adquisitiva de las monedas pero no a lo que interesa, que es la capacidad adquisitiva de las personas. Y muestra la Historia que en periodos medios o largos el salario vence y anula al precio en alza, y que cuanto más caras  son las cosas más cosas tienen las gentes. Y a este error se añade otro: creer que el Estado se rija por el principio de no gastar lo que no tiene o lo que no se recibe. Siendo así que toda la actividad privada de todos los tiempos se ha apoyado en el crédito, que en principio es solo una deuda, pero solo en potencia. Al mismo tiempo se obstinan en aplicar la contabilidad privada al sector público, en la cual las cosas que procedan de la nada, como es el dinero moderno, no tienen encaje contable.

Por último, se afirma que el crecimiento es incompatible con la estabilidad y por esta idea empiezan la crítica al ajuste por parte de los que lo han venido imponiendo. Otra mentira técnica porque el crecimiento no solo no es incompatible con la estabilidad sino que es el mejor camino hacia ella. Puesto que con el crecimiento aumentan los ingresos naturales del Estado y disminuyen los gastos extraordinarios de sostén.  Lo que convierte a ambos fenómenos en incompatibles es el camino elegido para su cumplimiento. En la lucha contra la inflación no quieren enterarse que contra los precios en alza hay dos caminos. Uno, reducir la demanda a cualquier coste y otro, aumentar la oferta que lleva en sí el camino hacia la estabilidad. Este segundo método, el que es compatible con la estabilidad puede imponerse en la UE con facilidad y sin sacrificios de nadie, puesto que tenemos recursos ociosos en personas y equipos y facilidad ilimitada para movilizarlos con el nivel de liquidez que sea necesario.

En suma, la cifra de deuda puede ser inferior a la real y el camino hacia el crecimiento tiene una manera incruenta y barata para ser conseguido.

No hay etiquetas para esta entrada.

Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826