España, 26-09-2016

Willy Meyer (eurodiputado de IU): “Al ceder la base de Rota para el Escudo antimisiles de la OTAN, España se pone a la cabeza del rearme mundial”

España
espacioseuropeos.com (5/10/2011)

Zapatero se entrega a Estados Unidos

Zapatero se entrega a Estados Unidos

En respuesta al anuncio de Zapatero de desplegar el componente naval del escudo antimisiles de la OTAN en la base de Rota (Cádiz), el eurodiputado de Izquierda Unida considera que “su construcción rompe unilateralmente el avance en el desarme. Con la decisión de ceder la base de Rota, España se pone a la cabeza del rearme a escala mundial, en el sentido totalmente contrario de lo que debería ser la seguridad compartida que permitiera la eliminación y destrucción ecológica de las armas de destrucción masiva atómicas, biológicas o químicas (ABQ)”.

Ante la reunión en Bruselas de los Ministro de Defensa de los países que integran la OTAN, José Luís Rodríguez Zapatero se ha desplazado por sorpresa para comparecer en el cuartel general de la Alianza Atlántica junto con Anders Rasmussen,  secretario general de la OTAN y Leon Panetta, secretario de defensa estadounidense. El Ejecutivo ha anunciado la participación de España en el escudo antimisiles, lo que supondría el despliegue de más de un millar de militares en Rota, así como de cuatro buques del escudo antimisiles.

Las bases de Rota (Cádiz) y Morón (Sevilla) son plataformas estratégicas para Estados Unidos, ya que se encuentran a medio camino entre Irak y Afganistán. Aviones militares estadounidenses realizan unos 4.000 vuelos en España anualmente.

Meyer, quien fuera portavoz de la Comisión de Defensa del Congreso de los Diputados y miembro de la Asamblea de la OTAN, considera que esta decisión del gobierno de Zapatero de participar la construcción del escudo antimisiles “dinamita política de construcción de una paz fundamentada en el control mutuo, dando un salto en la carrera armamentística en vez de en la carrera hacia el desarme. Se trata de un paso atrás respecto a los acuerdos START I y START II firmados entre Rusia y Estados Unidos tras el final de la Guerra Fría, que establecían una reducción del armamento”.

El coste del escudo antimisiles se estima en cientos de miles de millones de dólares y para su instalación George Bush realizó un incremento del 50% del presupuesto del gasto militar.  Para Meyer, este proyecto, de “dudosa utilidad” y de “elevadísimo coste” es una “vergüenza”: “es intolerable que todos los esfuerzos económicos, tecnológicos y de inversiones de la OTAN se empleen para preparar la guerra y no para alcanzar los Objetivos del Milenio”.

“Y es que Izquierda Unida aboga desde su nacimiento por la disolución de la OTAN, que supone una amenaza para la paz mundial. Sin embargo, el Gobierno de Zapatero acaba de poner a España en la cabeza del rearme mundial”, finalizó Meyer.

N. de la R.
Esta noticia se ha elaborado con la información de IU.

No hay etiquetas para esta entrada.

Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826