España, 27-09-2016

Susan Greenfield, científica británica afirma que las redes sociales producen efectos negativos sobre el ser humano

Gran Bretaña
espacioseuropeos.com (15/11/2011)cerebro-e-internet
La científica británica Susan Greenfield, afirma que las redes sociales producen efectos negativos sobre el ser humano, pues disminuyen la capacidad del ser humano de compartir sentimientos con otras personas y de comprender las consecuencias de su propia actividad en el mundo real, según recoge la agencia de noticias rusa RIA Novosti. Greenfield, profesora de la Universidad de Oxford y miembro de la Cámara de los Lores, es una de las científicas más importantes en el campo de la fisiología del cerebro.

La científica británica expuso esas conclusiones en el seminario “Innovaciones en el espacio mediático, redes sociales y la conciencia humana”, impartidos para  RIA Novosti, dentro de un ciclo que se ha llevado a cabo con motivo del 70 aniversario de la fundación de la agencia de noticias.

Susan Greenfield opina que “toda acción realizada en una red social puede ser corregida, por eso la persona deja de darse cuenta de las consecuencias que pueden tener sus actos en el mundo real y como consecuencia pierde la capacidad de interpretar correctamente el mundo circundante”.

En los últimos 30 años -recoge la misma fuente en palabras de la científica-, “se observa la disminución de la empatía: la identificación mental y afectiva de una persona con el estado de ánimo de otra o la capacidad de ponerse en su lugar. Además, durante el último decenio se aceleró mucho el ritmo de disminución de esa capacidad”,

Por otro lado, mientras eso sucede, los “internautas intentan atraer siempre más atención a su persona en tales redes, lo que los empuja a dar pasos cada vez más arriesgados y alocados. Y si tal individuo no logra atraer la atención, se pone depresivo”, señaló Greenfield.

En los últimos 30 años se observa la disminución de la empatía: la identificación mental y afectiva de una persona con el estado de ánimo de otra o la capacidad de ponerse en su lugar. Además, durante el último decenio se aceleró mucho el ritmo de disminución de esa capacidad, afirmó la baronesa, vinculándolo con el desarrollo de redes sociales en Internet.

Al mismo tiempo, los internautas intentan atraer siempre más atención a su persona en tales redes, lo que los empuja a dar pasos cada vez más arriesgados y alocados. Y si tal individuo no logra atraer la atención, se pone depresivo, señaló Greenfield.

Para Susan Greenfield, la culpa no la tienen las nuevas tecnologías, que son neutrales por su esencia, “sino el medio en que vive el ser humano”.

La agencia informa que anteriormente a la exposición de la científica británica, expusieron sus opiniones representantes de la “red social Facebook; así como Ralph Simon, padre del tono de la llamada y uno de los fundadores de la industria de dispositivos móviles de esparcimiento; el director de la compañía japonesa Infinita, Kei Shimada, y el experto de la industria de publicidad Joseph Turow“.

No hay etiquetas para esta entrada.

Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826