España, 24-10-2017

¿Cuál es la actitud de los eurodiputados españoles en relación con el Acuerdo de Pesca con Marruecos?

España/Europa/Marruecos
Miruca Falcón (4/12/2011)
Josefa Andrés Barea, eurodiputada socialista

Josefa Andrés Barea, eurodiputada socialista

Contribuir a una solución al conflicto del Sáhara es una labor ardua y multilateral  que no solo requiere del esfuerzo de personas particulares sensibles a la Justicia y a los Derechos Humanos, sino que también necesita del apoyo de políticos honestos situados en todo tipo de foros e instituciones internacionales. Sin embargo, en el Parlamento Europeo nos encontramos con muchos ejemplos de políticos españoles que nos defraudan, ya que lejos de ayudar a resolver el conflicto (como dicen pretender en sus programas políticos y declaraciones) no hacen más que echar leña al fuego y contribuir a la permanencia ilegal de Marruecos en el territorio del Sáhara.

Sin ir más lejos, el pasado lunes 21 de noviembre, el Comité de Pesca del parlamento de la UE, presidido por Carmen Fraga del PP, acordó por solo doce votos a favor ocho en contra y una abstención solicitar al Parlamento Europeo que apoye la prórroga o negociación de un nuevo acuerdo de pesca con Marruecos. Otra vez la actitud de los parlamentarios españoles del PSOE y del PP han dejado en entredicho las otras veces tan cacareadas buenas intenciones con respecto al pueblo saharaui.

En esta ocasión el informe del ponente, el finlandés Haglund, se mostraba contrario a un nuevo acuerdo de pesca, pero su propuesta se vio desestimada y modificada debido a las sendas enmiendas en contra  presentadas por los socialistas españoles Josefa Andrés Barea y Antolín Sánchez Presedo. Lo suficiente para crear incomodidad y dudas entre algunos miembros que se dejaron convencer por éstos. Varios presentes en la votación fueron testigos de cómo inmediatamente después, la eurodiputada socialista Josefa Andrés Barea estrechaba efusivamente las manos de los representantes del lobby marroquí con una sonrisa de oreja a oreja. Otra vez más, la actitud irresponsable de los eurodiputados españoles pertenecientes a los partidos mayoritarios dieron al traste con las legítimas aspiraciones del pueblo saharaui.

Con anterioridad a esta votación del comité de Pesca se habían producido otras dos votaciones  significativas en otros dos importantes comités: el de Presupuestos y el de Desarrollo, que se habían mostrado claramente en contra de la firma de un nuevo acuerdo. Concretamente el de Presupuestos hizo hincapié y deploró el pesado yugo financiero que supone el 25% de la línea de presupuesto de la Unión para la pesca y concluía que de todos los acuerdos bilaterales que mantiene la UE, el que está vigente con Marruecos es el menos rentable, y el que mayor dispendio supone para los contribuyentes de la UE. Se puede decir más alto pero no más claro: muy mal negocio para los ciudadanos europeos.

No olvidemos que en virtud de este tratado, la UE paga 36 millones de euros anuales a Marruecos para que “permita” pescar a barcos europeos no solo en las aguas marroquíes sino también en las del Sáhara Occidental. Por increíble que parezca, hay eurodiputados españoles que aseguran que pagar a Marruecos por unas aguas que no son suyas es legal. A este respecto es significativa la labor de lobby que ejerce la eurodiputada del PSOE  María Muñiz de Urquiza que lleva meses afanándose en convencer a los compañeros europeos de su grupo (Alianza de Progresistas Socialistas y Demócratas) de que la administración que ejercen las autoridades marroquíes en el Sáhara es perfectamente legal y que, por tanto, el “permiso” que conceden para pescar en aguas del banco sahariano también lo es. Lo difícil de creer es que esta eurodiputada socialista sostenga esa incongruencia, y al mismo tiempo haya sido (según declara ella misma  en su currículum) “Profesora asistente de Derecho Internacional Público en la Universidad Carlos II (1989-1994)”.

María Muñiz de Urquiza, eurodiputada socialista

María Muñiz de Urquiza, eurodiputada socialista

Para los que aun dudasen de la ilegalidad que supone mantener este acuerdo de pesca, recordemos que según la ONU y según las más prestigiosas instituciones jurídicas del mundo, el territorio del Sáhara Occidental está pendiente de descolonización y por tanto las empresas y/o Estados que vayan allí a explotar sus recursos sin permiso de sus legítimos dueños están cometiendo una ilegalidad flagrante, en otras palabras actúan como colonizadores que roban. Los eurodiputados que consideran que se pueden aplicar leyes “ad hoc” y esgrimir todo tipo de argucias para esquivar las resoluciones de la ONU a capricho, están haciendo trampa y actúan sin principios éticos ¿Se atreverán a votar en conciencia y sin obedecer los dictados de partido y de lobbies poderosos cuando el pleno del Parlamento tenga que pronunciarsedefinitivamente sobre el acuerdo antes del próximo día 15 de diciembre ?

No hay etiquetas para esta entrada.

Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826