España, 26-09-2016

El cacao: “en casa y con la pata quebrada”

Guinea Ecuatorial
Weja Chicampo Puye (13/2/2012)

Weja Chicampo

Weja Chicampo

La agonía del Cacao en Guinea Ecuatorial toca fondo. Por fin el régimen empieza a mostrar su cara oculta. La descapitalización del sector agrario en la Isla de Bioko desde 1970, se ha materializado tras varias décadas de medidas y acciones caóticas del régimen de turno.

Actualmente la imagen más visible de esa cara oculta es el peón más preciado del partido gubernamental PDGE: Teodorín, peón que Obiang quiere entronizar por la puerta trasera.

Tras la resaca del ministro de Agricultura y Bosque, Teodoro Nguema Obiang Mangue, con su exposición  del petrodólar a favor de la selección “nacional” nguemista de futbol, Nzalang,  que fue eliminada de la Copa de África el pasado día 4, por la selección nacional de Costa de Marfil, la página de Internet Afrol News ha hecho público el pasado 6 de febrero una noticia que despierta la curiosidad de varios ciudadanos y agricultores del cacao, al afirmar que “el Instituto Nacional de Promoción Agropecuaria de Guinea Ecuatorial (INPAGE), entidad tutelada por el Ministerio de Agricultura y Bosques de Guinea Ecuatorial, pone a disposición de “cualquier comprador nacional o internacional” un lote en oferta de 330 toneladas de cacao de alta calidad, según una nota emitida por el propio instituto”. En espacioseuropeos también se hicieron eco de la noticia.

Desde el punto de vista de los maltrechos agricultores del sector, en concreto los productores de cacao de la isla de Bioko, es el preludio de que los mismos no podrán cobrar posiblemente sus liquidaciones en el  Instituto Nacional de Promoción Agropecuaria de Guinea Ecuatorial (INPAGE), entidad tutora del cacao en esta primera década del siglo XXI.

Recordemos que en 1968 en Bioko se producía 40.000 toneladas de cacao. El régimen nguemista (Macías y Obiang) se encargó de poner fin a los sectores financieros y de mano de obra en el período de las tres últimas décadas del siglo XX, especialmente tras el descubrimiento del petróleo al inicio de la década de 1990 por la empresa Walter Company, y reducir drásticamente la producción de cacao a 330 toneladas en 2012.

Como dice la nota del Ministerio de Agricultura, INPAGE  pone a disposición 330 toneladas de cacao de “alta calidad” a compradores nacionales e internacionales. Primero, ningún nacional adquiriría 330 toneladas de cacao. Todos los nacionales pudientes (autoridades) apuestan por el petróleo y gas que generan los pozos de la isla de Bioko. Segundo, los extranjeros (inversores) también apuestan por el petróleo y gas, y no por la agricultura que representa el sector más pobre del país. Por otra parte, la cadena alimenticia de Guinea Ecuatorial descansa en los productos de importación que cierto sector privilegiado (monopolios) gestiona para  el suministro de mercados (privado o público) ya sea pescado, carne de vacuno, embutidos, cereales, hortalizas, etc.

Lo sorprendente de esa noticia es el interés del titular del ramo, Teodoro Nguema Obiang, en gestionar este año la compra-venta del cacao, dejando de lado su campaña de donación de chapas de zinc que lleva a cabo en Río Muni y su promesa de pagar a la selección de fútbol un millón de dólares por partido ganado y otras tantas cantidades por un gol marcado.

Analizando el proceso de deterioro del sector agrícola en Guinea Ecuatorial sobre el cacao, principal generador de divisas para el país antes de los hidrocarburos, tenemos que recordar la política gubernamental de finales de la década de 1980 y principios de 1990. Obiang invitaba a los campesinos a abandonar las fincas de cacao a cambio de plantar alimentos nutritivos para el sustento familiar como la yuca, malanga, plátano, etc. Obiang decía “se come yuca o malanga en Guinea Ecuatorial y nadie come cacao.”

El objetivo gubernamental consistía en reemplazar el producto cacao por otros comestibles en Guinea Ecuatorial como síntoma positivo de supervivencia del campesino. En las visitas de Obiang a los poblados de la isla de Bioko, decía  a los bubis, “en el futuro vuestros hijos verán el cacao en los libros”.

Obiang ha materializado su política agraria; descapitalizar el sector cacao. Y hoy los niños pueden saber que se produce cacao en Bioko cuando les muestran fotos del árbol cacaotal o alguna semilla perdida por el camino.

Es impensable hoy que en 1937 se crea en Malabo (Santa Isabel) el Comité Sindical de Cacao. En 1946, la cooperativa agrícola del poblado de Batete (hoy municipio sin más). Con estas iniciativas se potencia el movimiento cooperativista que durante los años de 1950, se extiende por toda la isla creándose varias cooperativas agrícolas. La década de 1960 conoce la creación de empresas privadas entre los nativos, en competencia con las empresas coloniales. La Isla de Bioko se convierte en la “Suiza de África”, en la “Perla de África” por su esplendor. Desde la década de 1970  con la “salva cosecha” de Macías a esta parte con Obiang, el auge de este desarrollo agrario y comercial del cacao conoce su declive.

Macías se encargó de anular y expulsar a dos sectores prioritarios; financieros y laborales. En la década de 1980 Obiang, con su caótica gestión al frente de la Administración, se encarga de acabar con los proyectos de rehabilitación cacaotal que se puso en marcha; Proyecto IDEPA financiado  desde 1982 por el Banco Africano de Desarrollo (BAD); desde 1985 el Proyecto de Rehabilitación Cacaotal del Banco Mundial; en la década de 1990 la Unión Europea financia el replante de las fincas de cacao, desaparecen dos bancos locales: CREDIBANDE (nacional) y GUINEXTERBANC (hispano-guineano), la Cámara de Comercio, Agrícola e Industria de Bioko pierde sus principales funciones, etc.

Un fracaso tras otro de los funcionarios y demás administradores de la Cosa Pública ha conseguido despojar a los agricultores y campesinos su apego a la tierra. Las fincas de cacao se han extinguido. Aunque para una muestra queda todavía un botón donde sacar 330 toneladas de cacao de “alta calidad” como apunta INPAGE.

arbol-del-cacaoA estas alturas de su mandato (33 años en el poder), Obiang sueña con un Horizonte 2020 sin cacao y que Guinea Ecuatorial sea un país emergente con múltiples infraestructuras faraónicas cuando todavía no fabricamos ni un alfiler y mucho menos un par de zapatos. De paso, su hijo, titular de Agricultura y Bosque, va regalando chapas de zinc en Río Muni, su entorno familiar de jacta de comprar inmuebles de lujo, coches de lujo, propiedades por todas partes y se hace dueño de las tierras rentables del país. Incluso compran jugadores de futbol para competir en la CAN2012 fabricando así una selección “nacional” donde un gol vale 10, 20 ó 30 millones de francos Cfas, donde un partido ganado cuesta un Millón de Dólares o más, equivalente a más de 500 millones de Francos Cfas. por 90 minutos reglamentarios, etc.

Ahora, INPAGE o Teodoro Nguema Obiang anuncia un lote de 330 toneladas de cacao. ¿Es la totalidad de la producción de la campaña 2011/2012? ¿Cuántas toneladas de cacao se ha producido este año  y cuántas se prevé para la campaña 2012/2013?

El coste parcial o total de las obras faraónicas de Obiang en el país pudiera servir para cubrir necesidades básicas de la población guineana además de poner en funcionamiento  una fábrica para productos derivados del cacao, que no solo beneficiaría  a futuros deportistas sino también formaría parte de la dieta alimenticia de nuestros hijos.

En definitiva, cara al futuro, hay que apostar por nuevos proyectos, rentables para el país y población en general, y no para vanagloria de un personaje, su entorno y colaboradores.


Contenido relacionado...


Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826