España, 28-09-2016

La misma política, pero con distintos personajes

Guinea Ecuatorial
Abaha (27/2/2012 )garcia-margallo
La visita de Mariano Rajoy a Marruecos -el primer viaje al exterior que hizo el presidente del Gobierno de España- presagiaba en lo Internacional un continuismo con la política del gobierno de Zapatero, diseñada por Moratinos bajo la influencia francesa. El ministro de Exteriores, José Manuel García Margallo, ha expuesto en el Congreso de los Diputados las líneas básicas de su departamento, que respecto a Guinea Ecuatorial son más o menos las siguientes:

Ampliar las relaciones con la ex colonia para aprovechar nuevas oportunidades económicas, pero recordando que el crecimiento ha de sustentarse sobre un mejor gobierno y desarrollo institucional, lo que no es decir nada y mucho a la vez.

Queda claro que las relaciones con Guinea Ecuatorial se van a mover en lo de siempre, plegarse a los vaivenes del sátrapa guineano, y que nadie espere otra cosa. Obiang trabaja para ser recibido por Mariano Rajoy o que éste vaya a Guinea Ecuatorial; o las dos cosas a la vez. Entre tanto, la oposición guineana, aquí en España, no es que desarrolle una actividad intensa. Los contactos políticos de alto nivel son escasos, las comparecencias ante la prensa a cuentagotas y lejanas; conferencias, foros, simposios y otras concentraciones de líderes y militantes son más bien una historia lejana.

Para algunos eso es un éxito, pues los sucesivos gobiernos españoles, salvo raras excepciones, y en contadas etapas, han contribuido y contribuyen a ello. Cualquier unión -costosa en el tiempo y en desgaste personal- suele ser la diana a la que apuntan determinadas instituciones, por supuesto con ánimo de socavarla.  

Ese obstruccionismo institucional español a la oposición, en el que se invierte mucho dinero y otro tipo de recursos, no ha servido absolutamente para nada. Bueno sí, para ir alejando poco a poco a los guineanos de España. Ahora, algunos políticos españoles -sobre todo después de la victoria del PP- se lanzan sin escrúpulos al negocio. Son, sobre todo, los socialistas de la constataron.

Nos gustaría saber si el actual gobierno español sigue ayudando a estabilizar la dictadura de Obiang Nguema, como hicieron ZapateroMoratinos. Nos gustaría saber si España sigue dando millones y millones de euros como se hizo durante los gobiernos de ZP, a uno de los países con el PIB más alto, aunque al pueblo guineano no le lleguen ni las migajas.

El doctor Wenceslao Mansogo, destacado militante del CPDS ha sido secuestrado-detenido por las fuerzas militares y policiales de Obiang Nguema (lleva casi 20 días desaparecido), pero aquí en el Congreso de los Diputados y en los medios de comunicación, se hace el silencio. Un silencio cómplice por dejadez, omisión o…

Los medios de comunicación españoles se han interesado (no excesivamente) sobre el “autoindulto” que su persona tiene en la Constitución del país. La Agencia EFE afirmó que la Constitución guineana  “garantiza la inmunidad a los Jefes de Estado después de sus mandatos“, y cita un párrafo de uno de sus artículos: “La persona del Jefe de Estado es inviolable”.

Pero, saben en EFE -al menos el que eso ha escrito y el que lo ha revisado- qué es lo que dice la Constitución Española acerca del Jefe del Estado; o sea, de Juan Carlos I, pues ni más ni menos que esto:

“La persona del Rey es inviolable y no está sujeta a responsabilidad. Sus actos estarán siempre refrendados en la forma establecida en el artículo 64, careciendo de validez sin dicho refrendo, salvo lo dispuesto en el artículo 65,2.”
De la Corona
Artículo 56. Punto 3.


Contenido relacionado...


Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826