España, 25-09-2016

Quince años de la voladura de la embajada de Israel en Buenos Aires

atentado-embajada-de-israel3Buenos Aires (Argentina)
Michel Laroche (17/5/2012)
Se cumplen 15 años del inicio de  “voladura de la Embajada de Israel en Buenos Aires”, una causa judicial en la que no se han descubierto a los culpables y ha quedado en la memoria simplemente como que fue Hezbollah, a pesar de que el Tribunal Supremo argentino nunca llego a acusar a Irán o sus agentes y colaboradores.

En las audiencias judiciales Israel y el lobby judío en Argentina lograron que no prosiguiera el asunto después de las conclusiones llevadas a cabo por tres  ingenieros peritos designados por la Academia Nacional de Ingeniería a solicitud de la Suprema Corte en 1995, cuyos resultados habían sido hecho públicos por ésta en agosto de 1996 y que habían concluido que la explosión había sido interior.

Como los resultados de esa audiencia judicial especial no  conformaron a Israel (sino todo lo contrario), se la convirtió en secreta, se ocultó celosamente su desarrollo y se obligó a la Suprema Corte en setiembre de 1997 a dejar la instrucción en una Secretaría Especial, que soslayó lo  probado por los expertos: la explosión interior. El asunto quedó archivado a partir de 1999  tras sostener una parte -acusación- que había sido obra de una organización denominada  “Jihad Islámica” a la que se le atribuyó ser: “el brazo armado de Hezbollah”.

Pero las actas “secretas” de los 12 horas de debates se filtraron de la Corte y fueron publicadas en la Web al poco tiempo (ver: http://www.tsunamipolitico.com/explosion702.htm) y la  maniobra pudo ser conocida. Aunque así y todo y a pesar de su importancia los medios de comunicación  la han soslayado.

Adjunto infra “como muestra” el artículo de La Nación. Intercalo en verde y mayúsculas algunos comentarios aclaratorios.

http://www.lanacion.com.ar/68989-embajada-la-audiencia-no-aclaro-contradicciones

lanacion.com (Viernes 16 de mayo de 1997).

Embajada: la audiencia no aclaró contradicciones

Por Adrián Ventura
La Corte Suprema de Justicia, que no pudo encontrar a los autores del atentado a la embajada de Israel y que ayer no pudo despejar las  que surgen de  [FUERON 4 “PERITAJES”, 2 DE LOS INGENIEROS PERITOS, 1 DE LABORDA Y 1 DE LÓPEZ] acerca de cómo ocurrió el hecho, estaría dispuesta a cerrar el sumario [LO HIZO dos años y medio después, acusando a Hezbolla, pero no a Irán. El acto, en el que, durante todo el día expertos de la Gendarmería Nacional, de la Policía Federal y de la Academia Nacional de Ingeniería debatieron en presencia de siete de los nueve ministros del alto tribunal -estaban ausentes Adolfo Vázquez, que se excusó y Carlos Fayt, que diciendo que estaba enfermo (era el que tenia a su cargo la instrucción del caso) concluyéndose así que ante las “conclusiones contradictorias  se ponía fin al asunto”.

La audiencia, que se realizó en el Salón de Actos de la Suprema Corte y cuyo desarrollo fue registrado en videos y en por taquígrafos del Congreso nacional [LUEGO ESA INFORMACIÓN SE OCULTÓ, pero nadie se preguntó el por qué), comenzó a las 8 y, con algunas interrupciones, se prolongó hasta las 20 [¡12 HORAS DE DEBATES!].

LAS EXPLICACIONES:
La primera declaración estuvo a cargo del comisario López de la Policía Federal. El oficial reiteró que, tal como se sostuvo en el peritaje de los bomberos, el ataque fue causado por un cochebomba que se estacionó en la vereda de la sede de la embajada. Se usaron, según afirma, una carga de 100 kilogramos de TNT y pentrita.

Poco después de las 10 comenzó la exposición del comandante Laborda de la Gendarmería Nacional quien dijo que la explosión se produjo en la acera, a 1,5 metros del edificio y que se habría empleado una carga de 50 o 60 kilogramos de exógeno, una sustancia plástica llamada C4, más poderosa que la referida por la Policía Federal.

También afirmó que el detonador habría estado provisto de un temporizador, que podría haber dado al conductor de la camioneta F-100 unos 30 segundos para huir.

Tanto la Policía Federal como la Gendarmería coinciden en que el hecho fue causado por un cochebomba -expusieron en una vitrina algunas piezas de la aludida pick-up-, que al explotar produjo un cráter, pero sostienen que no hay rastros de que el conductor del vehículo haya fallecido en el atentado. Ninguno de los testigos vio ese supuesto coche bomba y menos salir a su conductor corriendo, a pesar de lo cual ambos estudios también concuerdan en descartar que se haya tratado de una explosión interna.

A diferencia de estos peritajes, que se realizaron sobre el terreno y que comenzaron 48 horas después de ocurrido el hecho, a partir de las 16 horas los tres expertos de la Academia Nacional de Ingeniería dieron a conocer sus estudios científicos, versión  diametralmente opuesta de los hechos. Para ellos, la explosión se produjo dentro del inmueble. Como realizaron su estudio tres años después de haber ocurrido el ataque, no pudieron verificar si existió un cráter en la parte exterior del inmueble [ EL INGENIERO PUPPO PROBÓ QUE EL CRÁTER HABÍA SIDO FABRICADO A POSTERIO Rmente La Nación de los días 21 y 22 de marzo de 1992 dijo entonces que “NINGUNO DE SUS PERIODISTAS PUDO ENCONTRAR EL CRÁTER ANUNCIADO POR el ministro MANZANO EL MIÉRCOLES 18 A LA MADRUGADA EN LA CASA ROSADA”. Obviamente, descartaron la existencia de un coche-bomba [DESCARTARON EL COCHE-BOMBA PORQUE ELLOS NO PUDIERON VER EL “CRÁTER”].

acto-por-el-atentado-en-la-embajada-de-israelFinalmente, los expertos tuvieron una oportunidad de replicar los argumentos expuestos por los demás y los ministros del Tribunal, a través del presidente de la Corte, Julio Nazareno, formularon preguntas a las que respondieron con documentos científicos.

Mientras fuentes israelíes sostienen que las críticas de los primeros expertos fueron demoledoras [¿PORQUÉ CONVIRTIERON EN SECRETA LA AUDIENCIA ENTONCES?], algunas de las personas presentes en la audiencia sostienen que los ingenieros de la Academia salieron airosos.

De todas formas, cuando la Corte cierre el sumario, no necesitará expedirse sobre el valor de los estudios ¿PARA QUÉ Los  HICIERON ENTONCES? EN REALIDAD “NO NECESITARON EXPEDIRSE SOBRE EL VALOR DE LOS ESTUDIOS” POR qué  “LOS HICIERON DESAPARECER”].

PUNTOS EN CONFLICTO:
Los ingenieros: Según estas pericias, la bomba explotó dentro de la embajada de Israel, hipótesis que desató la controversia. LA CONTROVERSIA” SURGIÓ EN 1995, CUANDO LUEGO DEL RETIRO dEL JUEZ  LEVENE E Y TRAS EL ATENTADO DE LA AMIA ( QUE FUE MUY DISTINTO Y AHORA NO ANALIZAMOS ), LOS MIEMBROS DEL TRIBUNAL SUPREMO  DECIDIERON RELANZAR LA INVESTIGACIÓN, QUE HABÍA SIDO ARCHIVADA EN MARZO DE 1993. EL EPICENTRO DE LA EXPLOSIÓN ERA EL ASPECTO CONTROVERTIDO A DILUCIDAR: HABÍA 2 PERICIAS (LÓPEZ Y LABORDA) QUE EN FUNCIÓN DEL SUPUESTO CRATER APARECIDO EN LA CALLE ALEGABAN: COCHE-BOMBA Y OTRAS 2 (ARQ. LÓPEZ LEÓN Y EXPERTOS DEL EJÉRCITO):

ALEGABAN EXPLOSIÓN INTERIOR. ADEMÁS, NINGÚN TESTIGO HABÍA VISTO EL COCHE-BOMBA Y LA FORMA EN QUE QUEDARON LOS RESTOS SOBRE LA CALLE Y LOS DAÑOS EN LA PARTE DEL EDIFICIO QUE QUEDÓ EN PIE Y LOS VECINOS: INDICABAN CLARAMENTE QUE LA EXPLOSIÓN HABÍA SIDO INTERIOR. LA DAIA PROPUSO UNA “PERICIA CIENTÍFICA” PARA ZANJAR  LA SUPREMA CORTE LO ACEPTÓ, PERO RECURRIÓ A LA ACADEMIA NACIONAL DE INGENIERÍA PARA QUE LOS DESIGNARA. ESTA ESCOGIÓ A LOS 3 MÁS CONNOTADOS ESTRUCTARILISTAS DEL PAÍS: PUPPO Y BIGNOLI DE BUENOS AIRES Y DANESI DE TUCUMÁN, QUE HICIERON 2(DOS) PERICIAS DISTINTAS UTILIZANDO TECNOLOGÍA DE PUNTA EN AMBAS. LOS RESULTADOS FUERON CONCLUYENTES Y COINCIDENTES: LA EXPLOSIÓN HABÍA SIDO EN EL INTERIOR. LA CORTE HIZO CONOCER LOS RESULTADOS EN AGOSTO DE 1996 DANDO POR ZANJADA LA CONTROVERSIA E INFORMANDO QUE EN FUNCIÓN DE ESA CERTEZA SE REORIENTARÍA LA INVESTIGACIÓN. ¡ARDIÓ TROYA!, ISRAEL NO LO ACEPTÓ E INICIÓ UNA CAMPAÑA CONTRA LA SUPREMA CORTE Y LOS INGENIEROS PERITOS. LA CORTE PARA ESCAPAR  DE LAS PRESIONES CONVOCÓ A LA AUDIENCIA DE MARRAS, PÚBLICA EN PRINCIPIO, Y SECRETA CUANDO SE TUVO LA CERTEZA DE QUE PROBABA LA EXPLOSIÓN INTERIOR]

Policía Federal: Llegó a la conclusión de que en el atentado se utilizó un coche bomba.

Gendarmería: Dice lo mismo en cuanto a la forma pero difiere en el tipo de explosivos usados.


Contenido relacionado...


Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826