España, 25-09-2016

La ex ministra de Exteriores, Trinidad Jiménez, se gastó en mayo de 2011, 330.000 euros en renovar su “mantelería de gala”

España
espacioseuropeos.com (25/6/2012)la-ex-ministra-trinidad-jimenez
De aquellos polvos vienen estos lodos, por no decir una frase malsonante. Los “ex” de Zapatero que ahora tanto critican la gestión de los ´populares´, gastaron a manos llenas -desconocemos si se lo llevaron “crudo” o cocido-, bajo el amparo y la filosofía  de que el “dinero público no es de nadie”, según dijo la ex ministra socialista  de Cultura, Carmen Calvo Poyato.

Pues bien, resulta que allá por el mes de mayo de 2011, el ministerio de Trinidad  Jiménez adquirió una suntuosa vajilla (platos, ensaladeras, cuchillos, tenedores,  cucharas y, posiblemente, mandiles) para las embajadas españolas. Esos seguro que eran de muy alta calidad.

Por esas fechas, las arcas del Estado español estaban ya muy maltrechas a pesar de que Zapatero alardeaba de que la banca española era la más saneada del mundo y nuestra economía era más superior a la de la mayoría  de los países europeos. No obstante, el despilfarro era lo habitual en todas las instituciones.

En el Boletín Oficial del Estado (BOE) se publicó que el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación había aprobado un gasto de 330.440 euros para la adquisición de “mantelería de gala” con destino a las embajadas de España. El Director del Servicio Exterior, Juan Ramón Martínez Salazar, era quien firmaba la disposición.

La costosa renovación del suntuoso menaje del ministerio que dirigía Trinidad Jiménez no era el único gasto suntuoso y que se podría no haber hecho. Algunos medios de publicación publicaron por esos días que ese ministerio venía realizando gastos de esa misma entidad e inutilidad. 

En los primeros días del mes de mayo de 2011, Exteriores sacó a licitación otros dos contratos para “proveerse” de vajilla de gala y de diario, y también para “ropa de cama y toallas de baño”. El destino era, asimismo, las embajadas y el valor de los contratos de 240.000 euros.

Las características del contrato de vajilla eran muy específicas: porcelana blanca; dureza; resistencia al choque térmico; no contener ni plomo ni cadmio; filo color oro de cuatro milímetros en el borde exterior; escudo a color de Carlos III;  alto nivel de calidad y ser homogéneos, igual en todas las representaciones, “dado que su uso tiene carácter oficial”.


Contenido relacionado...


Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826