España, 29-09-2016

Lafkir Kaziza, cinco días en huelga de hambre en Madrid, frente a la embajada de Marruecos: “No voy a comer hasta que liberen a los presos políticos saharauis”

Lafkir Kaziza, en huelga de hambre

Lafkir Kaziza, en huelga de hambre

Sáhara occidental/España
espacioseuropeos.com (5/6/2012)
El joven saharaui Lafkir Kaziza, de 21 años, cumple hoy su quinto día de huelga de hambre indefinida en Madrid, frente a la sede de la embajada de Marruecos en la capital de España. A pesar de su juventud, este joven saharaui ya conoce las terribles cárceles marroquíes, la represión  la tortura: “No voy a comer hasta que liberen a los presos políticos saharauis detenidos tras el desmantelamiento de Gdeim Izik, no deja de repetir a los medios de comunicación que le preguntan.

Su justificación para acometer esta huelga de hambre indefinida es clara: “Cuando veas las verdaderas torturas que hay en las cárceles marroquíes, entenderás de donde saco la fuerza”.

La solidaridad de los vecinos de la zona se hace patente día a día. Le ofrecen sus casas para que pueda ducharse y, si quiere, también un lecho para dormir. Algunos medios de comunicación se han hecho eco de las visitas que ha recibido de marroquíes, aunque a nivel personal, pues que sepamos ninguna de las muchas organizaciones de súbditos de ese país se han solidarizado con él. Claro, que la mayoría de esas asociaciones reciben jugosas ayudas del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación de España, cuando no de Marruecos. El silencio es evidente en WebIslam.

Kaziza Lafkir tiene ya un largo historial como activista saharaui. Tras el desmantelamiento del campamento Gdeim Izik, llevado a cabo por el Ejército de Marruecos, fue de los primeros en padecer las torturas de los invasores de su territorio. Unos años antes, siendo estudiante, las fuerzas de ocupación de Marruecos le expulsaron del Instituto, negándole su derecho a formarse, por pedir la  autodeterminación del Sáhara Occidental.

Kaziza Lafkir fue de los primeros jóvenes en instalar su jaima en el campamento de Gdeim Izik , pero el 18 de noviembre de 2010, el ejército y la policía de Marruecos comenzaron a desmantelar de forma brutal las miles y miles de jaimas que se habían montado. Lafkir, como otros muchos saharauis, fue sacado del campamento, donde le golpearon. De hecho, un fuerte culatazo con un fusíl  le ha dejado graves secuelas en su hombro izquierdo.

Lafkir Kaziza, tras ser torturado

Lafkir Kaziza, tras ser torturado

Junto a más de 40 saharauis, estuvo confinado en una, durmiendo en el suelo. A menudo le echaban cubos de agua mientras dormía y, según su propio relato, en la escasa  comida era frecuente encontrarse con cristales y astillas. Su estad físico era tan lamentable, que las autoridades de ocupación decidieron dejarle en libertad provisional.

Al regresas a El Aaiún no pudo recibir atención sanitaria, pues los médicos habían recibido ordenes tajantes. Posteriormente, fue detenido en más ocasiones, hasta que decidió pedir asilo político en España…


Contenido relacionado...


Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826