España, 26-09-2016

Las Relaciones México y la República Árabe Saharaui Democrática

México/Sáhara Occidental
Ahmed Mulay Ali Hamadi (24/6/2012)

Ahmed Mulay Ali Hamadi

Ahmed Mulay Ali Hamadi

Un día después de la salida del último soldado español del Sáhara Occidental, el 26 de febrero de 1976, el Frente Popular de Liberación de Saguia el Hamra y Río de Oro (Frente POLISARIO), representante legitimo del Pueblo Saharaui, proclamó la República Árabe Saharaui Democrática (RASD).

Después de la retirada española, el Pueblo Saharaui tuvo que enfrentar a una invasión perpetrada por Marruecos y Mauritania a su territorio. Paralelamente a esta situación, el Gobierno Saharaui comenzó a trazar unos objetivos a todos los niveles.

A nivel internacional buscó establecer sólidas relaciones con todos los países del mundo con un esfuerzo especial hacia los países de Latinoamérica, lo que llevó a que, a nuestros días,  más de 80 países en el mundo, entre ellos México, entablan relaciones fraternales, de apoyo y solidaridad. Gracias a este esfuerzo, hoy la República Saharaui goza de pleno derecho en el seno de la Unión Africana, desde 1985.

Las relaciones con los Estados Unidos Mexicanos
Conforme a la Resolución 1514 (1960), la cual reconoce el derecho de todos los pueblos a la libertad y ejercicio pleno de su soberanía, así como la integridad de su territorio, México ha apoyado la descolonización del Sáhara Occidental. El 8 de septiembre de 1979, en el marco de la Reunión de Jefes de Estado de la VI Conferencia Cumbre de Países No Alineados, el Secretario de Relaciones Exteriores anunció que “el Gobierno de México ha reconocido como nuevo Estado de la comunidad internacional a la República Árabe Saharaui Democrática”. El 24 de octubre del mismo año se establecieron relaciones diplomáticas entre los dos estados. En 1988 el Gobierno Saharaui estableció una Representación Diplomática en México. Actualmente, los contactos entre los dos Estados son excelentes, y la relación es muy fluida, sincera y ordenada.

En los últimos años se ha registrado un incremento de intercambio de visitas en todos los niveles. México recibió  diferentes Ministros  en representación de nuestro gobierno y otras personalidades que representa las diferentes instituciones saharauis. La última fue la participación del Presidente Saharaui acompañado por una delegación importante para participar el bicentenario de la Independencia y Revolución del Pueblo Mexicano.

México siempre ha trabajado sobre el tema del Sáhara Occidental, en el contexto de las Naciones Unidas y otros foros internacionales defendiendo su posición de principio respecto al conflicto saharaui-marroquí. La cautela con que México ha abordado la cuestión del Sáhara Occidental, le ha permitido mantener en buen nivel los vínculos con los países de la región, con quien las posibilidades de cooperación en los ámbitos político y económico son promisorias.

Como nuestro estado es muy rico en cuanto a recursos naturales y personal calificado, todavía vive una situación bélica con su vecino el reino de Marruecos, lo que impide la cooperación.

No podemos buscar relaciones de tipo económico hasta que haya terminado dicha controversia. Pero desde hace dos años ya comenzamos a firmar tratados internacionales en diferentes materias y en especial las energéticas, Por ejemplo hemos firmado contratos con compañías petroleras de Reino Unido, Sudáfrica, Australia entre otros.

Nuestro objetivo es comenzar a entablar relaciones en este marco con todos los países que creemos nos podrán ayudar mañana con sus inversiones que permitan reconstruir las diferentes instituciones del Estados Saharaui, ya que se encuentran devastadas por la guerra que actualmente lleva el pueblo saharaui contra el invasor marroquí.

En este sentido, México, así como los demás países latinoamericanos, serán las naciones a la que vamos a pedir apoyo ya que nos unen estrechos lazos culturales e históricos. Es de destacar que un latinoamericano no necesita un traductor en el Sáhara Occidental. A través de nosotros, Latinoamérica podrá  canalizar de la mejor forma sus relaciones tanto con África como con el mundo árabe. Somos el único país árabe de habla hispana, aparte de la situación geopolítica de nuestro territorio.

En el ámbito educativo, el Gobierno de México, a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores, otorga becas a estudiantes saharauis para realizar postgrados en diferentes áreas. Varios saharauis están haciendo sus estudios de postgrados en las universidades mexicanos. Algunos ejercen la profesión de profesores en otras universidades.

En el contexto cultural, la Asociación Mexicana de Amistad con el pueblo saharaui y la Embajada saharaui en México llevaron a cabo, y lo siguen haciendo,  semanas culturales, conferencias y ciclos de Cine en los diferentes Estados locales de México. Ya existen varios documentales realizados por directores cineastas (concretamente siete), que abordan la historia y la cultura de nuestro pueblo, así como los estrechos lazos que nos unen con México. También, una cantidad de libros y tesis publicados por escritores y universitarios.

juan-carlos-i-y-mohamed-vi1Desde 2005 la Embajada Saharaui, en cooperación con la Asociación Mexicana de amistad con la RASD, han trazado un programa mediante la cual viajan mexicanos anualmente a la República Saharaui, para conocer y estar con nuestro pueblo, conociendo así su territorio, su cultura y su modo de vivir. Programa que continuará en los próximos años. Hasta ahora, son ya más de trescientos mexicanos los que aprovecharon estos viajes.

De esta forma estamos consolidando nuestras relaciones diplomáticas, legislativas, educativas y culturales para que, de esta forma, ir creando las bases de unas relaciones ejemplares y privilegiadas. Dos países de habla hispana, con muchas riquezas, donde, seguramente, el Estado Saharaui aprovechará de la rica y larga experiencia mexicana para su construcción nacional.

Finalmente, estamos muy conscientes de que la comunidad internacional, y en espacial países como México, apoyarán la legalidad internacional y en especial lo referente al derecho del pueblo saharaui a decidir su futuro sin restricción alguna. Cosa que, estamos seguros, llevará a la total independencia del Sahara Occidental y así poder comenzar nuestro prometedor proyecto que sin duda será de gran beneficio para nuestros dos pueblos, el Saharaui y el mexicano.

N. de la R.
Ahmed Mulay Ali Hamadi
es Ministro Consejero, Encargado de Negocios de la Embajada Saharaui en México. Licenciado en Relaciones Internacionales. Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y  Miembro de la Academia M


Contenido relacionado...


Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826