España, 27-09-2016

El Gobierno de España concede la Gran Cruz de San Raimundo de Peñafort al ex ministro de Justicia Francisco Caamaño

España
espacioseuropeos.com (2/7/2012)
francisco-caamanoEl Consejo de Ministros celebrado el viernes día 22 de este mes , ha tenido a bien conceder la Gran Cruz de la Orden de San Raimundo de Peñafort a Francisco Caamaño, ex ministro de Justicia de José Luís Rodríguez Zapatero. La referencia del mencionado Consejo de Ministros argumenta que “esta máxima condecoración de la Orden también se ha concedido al Cuerpo de Letrados de las Cortes Generales, al cumplirse los doscientos años de su creación”.

La actual convocatoria de condecoraciones de la Orden de San Raimundo de Peñafort, se celebra de forma ordinaria en estas fechas, con motivo de la onomástica de S. M. el Rey. En esta ocasión el Gobierno ha concedido un total de 99 condecoraciones, de las cuales diez son Cruces de Honor, afirma la nota de presidencia del Gobierno.

La misma fuente informa que “Estas Cruces de Honor se han otorgado a favor de”:

Purificación Morandeira, anterior subsecretaria del Ministerio de Justicia; Juan Castells Masana, abogado, economista y consejero de varias empresas; José Blas Fernández Sánchez, ex presidente del Consejo General de Colegios de Graduados Sociales de España y Senador; José Manuel Fraga Estévez, abogado del Estado, hijo del fallecido Manuel Fraga Iribarne; Juan Martínez Moya, presidente del Tribunal Superior de Justicia de la Región de Murcia; Fernando Luis Ruiz Piñero, ex presidente del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco; Patrice Ollivier-Maurel, magistrado de Enlace en la cooperación hispano-francesa contra el terrorismo; Félix Sanz Roldán, director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI); José Luis Piñar Mañas, ex director de la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD); Artemi Rallo Lombarte, ex director de la Agencia Española de Protección de Datos.

La Gran Cruz de la Orden de San Raimundo de Peñafort la instituyó el general Francisco Franco en 1944, siendo ministro de Justicia, Eduardo Aunós, y es la máxima condecoración existente en el mundo del Derecho y la Justicia que se concede para condecorar a las personas que hayan reunido “relevantes méritos” en el servicio a la Justicia. Ese galardón lleva el nombre del patrono de los juristas, y simboliza los valores de San Raimundo de Peñafort, su “sentido universalista, alma misionera, y su docta pluma de legislador y tratadista”.

Algunos de los “méritos” del ex ministro de Justicia de Zapatero han sido:
Ser excesivamente complaciente con Estados Unidos permitiendo que agentes de Inmigración de ese país posen sus podaderas en barajas y otras “fronteras” para controlar a los viajeros que desde España osen entrar en USA.  La reciprocidad ni existe ni se pidió entonces.

  • v Apoyar “generosamente” la propuesta realizada en su momento por Patxi López en el Debate de Política General, de acercar a los presos de ETA al País Vasco si con ello se favorece su reinserción. Ellos, los etarras, están dispuestos a decir lo que sea con tal de estar cerca de casa y salir del trullo cuanto antes.
  • v Otorgar en mayo de 2005 la Gran Cruz de la Orden de San Raimundo de Peñafort a José Jiménez Villarejo, padre de la entonces ministra de Asuntos Exteriores y Cooperación, Trinidad Jiménez. Jiménez Villarejo se licenció en Derecho por la Universidad de Granada en 1951 e ingresó en la Escuela Judicial en 1953. Fue fiscal en la Audiencia de Sevilla, de Málaga y, más tarde, ocupó la jefatura del Ministerio Público en la Audiencia de Huelva. Después se convirtió en el primer fiscal especial para la lucha contra la droga. En 1986 fue nombrado magistrado de la Sala de lo Penal del Supremo.
  • v Colaborar en el no esclarecimiento del “chivatazo del Bar Faisán”. Por entonces dijo lo siguiente: “No es que me refugie bajo las togas, sino que es mi obligación no pronunciarme sobre cuestiones que están sub iudice”.
  • v No apoyar al profesor del instituto Menéndez Tolosa que en diciembre de 2010 fue vilipendiado y denunciado por la familia de un alumno musulmán (marroquí) por mencionar durante una clase que el clima de Trevélez (Cádiz) favorecía la curación del jamón. El alumno, de origen musulmán, se “sintió ofendido”. La defensa del profesor fue unánime. Sin embargo, el entonces ministro de Justicia, Francisco Caamaño, sólo pidió respeto a la “pluralidad religiosa” y la “tolerancia” en España.
  • v Subvencionar con miles de euros, desde el ministro de Justicia, a varias entidades religiosas islámicas a pesar de los informes en contra del CNI (Centro Nacional de Inteligencia), Cuerpo Nacional de Policía y Guardia Civil, en los que se alerta sobre su radicalismo. Parte de esas subvenciones se hicieron a través de la Fundación Pública ‘Pluralismo y Convivencia’, que preside Francisco Caamaño.
  • v Cuestionar a María Luisa Cava de Llano, Defensora del Pueblo, por perseguir el despilfarro y pedir al ex ministro de Justicia que penalizara el despilfarro en las Administraciones. A lo que Caamaño, en un gesto de soberbia, le respondió: “¿Y usted quién es para interesarse por este tema?”.
  • v Incapacidad para llevar a cabo la reforma de la Justicia en su etapa de ministro, por lo que fue muy criticado por vocales del CGPJ, jueces y magistrados de todo signo político. Caamaño contó para llevar a cabo el Plan de Modernización de la Justicia con más de 400 millones de euros, pero fue incapaz de acometer reforma alguna.
  • v Premiar con 2.000 euros (año 2099) a Abu Omar Hussein, imán de la mezquita de Alcalá de Henares, que ve como leyes de Dios cortar la mano o lapidar a mujeres, manifestaciones que mantuvo en el ´Diario de Alcalá´. Los 2.000 euros del ministerio de justicia, a través de la Fundación Pluralismo y Convivencia, lo fueron en concepto de subvención a la mezquita. En ese año, los musulmanes recibieron más de dos millones de euros.
  • v Apoyar decididamente y sin el menor rubor el Estatuto de Cataluña durante su cargo de secretario de Estado de Asuntos Constitucionales y Parlamentarios, permitiendo el término “nación” para definir a Cataluña. Fue el principal ‘negociador’ del gobierno de Zapatero en esa y otras reformas autonómicas.
  • v Actuar como jurado, siendo secretario de Estado, en un certamen de la Masonería (Gran Logia de España) en consonancia con la Alianza de Civilizaciones (El Confidencial Digital), bajo el “compromiso de trabajar con toda firmeza a favor de la solidaridad entre todas las culturas” y ha convocado un Certamen de Investigación Histórica bajo el lema Interculturalidad y Tolerancia. Durante la celebración de ese certamen se “reflexionó” y “profundizó” sobre los términos clave del seminario, como son “interculturalidad” y “tolerancia”, “aplicándoles un contenido semántico muy cercano al uso que desde el Gobierno se viene haciendo de otros dos conceptos ampliamente difundidos: la Alianza de Civilizaciones y el “talante” como actitud”, según informó la misma fuente. 
    Dos ex: Carlos Divar y Francisco Caamaño

    Dos ex: Carlos Divar y Francisco Caamaño

    La afinidad entre la masonería y el PSOE-Gobierno queda manifiesta si se analizan los nombres de algunos de los jurados de ese certamen: Manuel Núñez Encabo, ex diputado socialista., y ex miembro del Consejo Audiovisual de Madrid a propuesta del PSOE; Alfredo Iglesias Suárez, catedrático de la Universidad de Castilla-La Mancha, que en 1997 “fue sancionado a consecuencia de un expediente disciplinario que se le abrió a raíz de una sentencia del Tribunal Superior de Justicia que condenó a la Universidad de Castilla-La Mancha por haber discriminado ideológicamente a la profesora Carmen Bayod (miembro del PP)”.
    Otros miembros de ese jurado: María Paz López Álvarez, ex Consejera de Cultura de las Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha (“único miembro femenino del jurado”); Jerónimo Saavedra Acevedo, ex ministro socialista y destacado miembro de la masonería; Josep Corominas, ex diputado socialista y máxima autoridad de La Gran Logia de España, entre otros.

  • v Acusado de gastar más de seis millones de euros en “ayudas” ideológicas y “a dedo”. La Asociación de Jueces Francisco de Virtoria denunció la gestión del ex ministro Caamaño por subvencionar sin concurso público en el año 2010 a la Fundación Pluralismo y Convivencia con 5.000.000 de euros para actividades de integración de las minorías religiosas; más 120.000 euros en una reunión de ministros de Justicia de países Iberoamericanos; y 1.292.000 de euros para la formación de “familias e instituciones sin fines de lucro”.

El ex ministro Francisco Caamaño, se dedica de lleno a la política -ha sido elegido como secretario general del PSOE coruñés-, percibiendo un total de 10.282 euros mensuales por sus “servicios” a la Patria: 4.899 euros como ex ministro; 2.813 como diputado por La Coruña; 1.823 por alojamiento y manutención en Madrid; 1.046 euros por ser vicepresidente 2º de la Comisión Constitucional. Eso sin contar lo que le “tocará” como mandamás del PSOE en su ciudad natal.

Y aquí si que no hay rebajas, ni reducciones ni recortes.


Contenido relacionado...


Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826