España, 28-09-2016

Gobierno de los Bancos por los Bancos: El Golpe de Estado del Mecanismo Europeo de Estabilidad

gobierno-de-los-bancosEuropa
Ellen Brown (28/7/2012)
El viernes 29 de junio la canciller alemana Angela Merkel accedió a los cambios hacia un fondo permanente de rescate para la eurozona “antes de que la tinta se secara”, como lo señalaron sus críticos. Además de aliviar las condiciones en que los rescates se dan, las concesiones incluyeron un acuerdo en el que los fondos destinados a los gobiernos endeudados podrían ser canalizados directamente a los bancos en problemas.

De acuerdo a Gavin Hewitt, editor para Europa de BBC News, estas concesiones implican que:


El fondo de rescate de la eurozona (respaldado por el dinero de los contribuyentes) tendrá una participación en los bancos en quiebra.
El riesgo se ha incrementado. Los contribuyentes alemanes han incrementado sus pasivos. En el futuro, un colapso bancario no recaerá más sobre los hombros de los tesoros nacionales, sino en el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), un fondo al que Alemania contribuye mayoritariamente.

En el corto plazo, estas medidas aliviarán la presión en los mercados. Sin embargo, en la actualidad solamente existen 500.000 millones de euros asignados al MEDE. Esto puede ser devorado rápidamente y los mercados pueden exigir más. Aún no está claro qué tan profundos son los agujeros en los bancos de la eurozona.

El MEDE es ahora un fondo permanente de rescate para los bancos privados, una especie de “subsidio permanente para los ricos”. No hay ningún límite máximo fijado para las obligaciones a cargo de los contribuyentes, no hay espacio para negociar, ni recurso alguno en los tribunales. El gigantesco alcance de sus disposiciones fue resumido en un Video de Youtube de diciembre de 2011 originalmente publicado en alemán, titulado Theshocking truth of the pending EU collapse!

El tratado establece una nueva organización intergubernamental a la que estamos obligados a transferir activos ilimitados en un plazo de siete días si así lo solicita; una organización que puede demandarnos, pero que es inmune a todas las formas de escrutinio y cuyos administradores gozan de la misma inmunidad. No hay revisores independientes y no se aplican las leyes existentes. Los gobiernos no pueden actuar en su contra. Los presupuestos nacionales de Europa [están] en manos de una sola organización intergubernamental no electa.

Aquí está el texto de algunas provisiones del MEDE:

[Artículo 8] El capital autorizado será de 700.000 millones de euros.

[Artículo 9]: Los miembros del MEDE, irrevocable e incondicionalmente se comprometen a pagar sobre requerimiento todas los llamados de capitalización realizado sobre ellos […] dicho requerimiento debe ser atendido dentro de los siete días siguientes a su recepción.

[Artículo 10]: La Junta de Gobernadores […] puede decidir cambiar el capital autorizado y en consecuencia […] modificar el artículo 8.
[Artículo 32, parágrafo 3]: El MEDE, su propiedad, fondos y activos […] gozarán de inmunidad contra todo procedimiento judicial…

[Artículo 32, parágrafo 4]: La propiedad, financiación y activos del MEDE serán […] inmunes contra allanamiento, requisición, confiscación, expropiación o cualquier otra forma de incautación, aprehensión o enajenación forzosa por acción ejecutiva, judicial, administrativa o legislativa.

[Artículo 35]: […] Los gobernadores, gobernadores suplentes, directores, directores suplentes, el director general y miembros de la junta gozarán de inmunidad judicial respecto de los actos realizados por ellos […] y gozarán de inviolabilidad respecto de sus papeles y documentos oficiales.

Y eso fue antes de las recientes concesiones de Merkel, que permiten que este endeudamiento abierto e indefinido se canalice directamente hacia los bancos.

¿Por qué cedió Merkel?:
“De regreso a casa las reacciones fueron devastadoras”, informó Der Spiegel. “La impresión fue que [Merkel] fue menos hábil que el primer ministro italiano Mario Monti y el presidente español Mariano Rajoy“.

Para el 21 de junio, 13 de 17 países todavía no habían ratificado el MEDE, y la ratificación más importante que se necesitaba era la alemana, la mayor economía de la eurozona. Anteriormente, Angela Merkel se había opuesto a usar el fondo de rescate para inyectar dinero directamente a los bancos europeos en problemas. Pero en la cumbre de la Unión Europea que comenzó el jueves y se prolongó hasta bien entrada la noche finalmente cedió. Tarde en la noche del viernes, los legisladores alemanes votaron 493 contra 106 a favor del fondo de rescate permanente por 700.000 millones de euros (890.000 millones de dólares).

¿Qué hizo que Merkel diera marcha atrás? Según un artículo de The Economist, la madrugada estuvo «llena de engaño y bravuconería», en la que

Mariano Rajoy, el presidente español […], junto con el italiano Mario Monti, había amenazado con bloquear cualquier acuerdo en la cumbre a menos que sus demandas fueran satisfechas. El señor Rajoy lo obtuvo, pero lo mismo no es del todo cierto para el señor Monti, quien había sido el más firme de los dos.

El señor Monti se declaró satisfecho, pero causó una considerable irritación en sus socios. Entre los tratos que había bloqueado, estuvo el ‘pacto de crecimiento’, una mezcla de medidas de estímulo.

Lo que Monti obtuvo con esta maniobra no estaba claro:

“¿Quién necesita el pacto de crecimiento? No Alemania”, dijo desconcertado uno de los participantes. Los halcones fiscales de la eurozona dicen que el mecanismo de compra de bonos no será muy diferente del sistema existente. “Mario Monti levantó una pistola a su cabeza y amenazó con pegarse un tiro. Al final, se hirió a sí mismo en el hombro”, señaló con desprecio un diplomático.

Tal vez. O tal vez el mecanismo de compra de bonos no era realmente tras lo que andaba.

El Golpe de Estado Italiano: Existe una razón para sospechar que “Súper Mario” Monti puede estar representando otros intereses distintos a los de su país. Llegó al poder en Italia en noviembre pasado en lo que los críticos llaman un “Golpe de Estado” diseñado por los banqueros y la Unión Europea». No fue elegido, pero asumió luego de que el primer ministro Silvio Berlusconi renunciara bajo presión.

Monti no es sólo un “asesor internacional” de Goldman Sachs, una de las firmas financieras más poderosas del mundo, sino un líder en el Grupo Bilderberg y la Comisión Trilateral. En un artículo en The New American, Alex Newman llama a estos grupos clandestinos, “dos de las cábalas más influyentes que existen hoy”. Monti es señalado como un miembro del comité directivo en el sitio web oficial de Bilderberg y como el presidente del Grupo Europeo en el sitio web de la Comisión Trilateral.

La Comisión Trilateral fue co-creada en 1973 por David Rockefeller y Zbigniew Brzezinski, también miembros de Bilderberg. La Comisión Trilateral nació de la tesis de Brzezinski de 1970 en su obra Between Two Ages: America’s Role in the Technotronic Era, de que una política coordinada entre los países desarrollados era necesaria a fin de contrarrestar la inestabilidad global resultado de la creciente desigualdad económica. Escribió en su libro de 1997 The Grand Chessboard, que sería difícil obtener un consenso sobre estas cuestiones, “excepto en la circunstancia de una verdaderamente grande y ampliamente percibida amenaza externa directa”.

Naomi Klein le llama “la doctrina del shock”‘, un desastre inducido para forzar las medidas de austeridad sobre naciones soberanas. En su desesperación, se pondrían de rodillas, renunciando al derecho soberano de los gobiernos frente a un grupo no electo de tecnócratas. Y eso es lo que el MEDE parece lograr.

Rockefeller escribió notoriamente en su autobiografía de 2002: “algunos incluso creen que somos parte de una cábala secreta trabajando en contra de los mejores intereses de los Estados Unidos, enmarcándome a mí y a mi familia como los ‘internacionalistas’, y de conspirar con otros alrededor del mundo para construir una estructura política y económica global más integrada, un mundo, si se quiere. Si ese es el cargo, me declaro culpable, y estoy orgulloso de ello”.

Implementando la Doctrina del Shock: En otro golpe de los banqueros en noviembre pasado, el ex ejecutivo de Goldman Sachs, Mario Draghi, sustituyó a Jean-Claude Trichet como cabeza del Banco Central Europeo. El Mecanismo de Estabilidad siguió rápidamente. Fue una facilidad de rescate permanente destinada a sustituir ciertas facilidades temporales tan pronto como los estados miembros la hubieran ratificado, programada para producirse el 1 de julio de 2012. El MEDE llegó a un voto inicial en enero de 2012, cuando fue aprobado en medio de la noche con apenas una mención en la prensa.

Lamonti-merkel-rajoy-y-hollandes recientes modificaciones también fueron acordadas en medio de la oscuridad de la noche, aparentemente porque Italia y España fueron afectadas con tasas de interés onerosamente altas. Pero hay otras maneras de reducir las tasas de interés sobre la deuda soberana aparte de obligar a países enteros con pactos abiertos e indefinidos para rescatar a los bancos privados por sumas ilimitadas a perpetuidad, con la esperanza de que los bancos podrían en retorno rescatar a los gobiernos.

El déficit presupuestal de los Estados Unidos para 2012 es mucho peor que el de Italia o España; sin embargo, de alguna manera los Estados Unidos han logrado mantener las tasas de interés sobre su deuda en mínimos históricos. ¿Cómo lo han logrado?

Una teoría es que los 57 billones de dólares de JP Morgan en swaps de tasas de interés tienen algo que ver con eso. No obstante, otra explicación es que la Fed simplemente ha intervenido como prestamista de última instancia y compró cualquier deuda no vendida por la baja tasa fijada por el Tesoro empleando el ‘aligeramiento cuantitativo’ (dinero creado en una pantalla de computador). Entre diciembre de 2008 y junio de 2011, la Fed compró la friolera de 2.3 billones de dólares en bonos de los Estados Unidos en dos rondas de aligeramiento cuantitativo. ¿Por qué no puede hacer lo mismo el Banco Central Europeo? La respuesta es que hay reglas en contra, pero las reglas son tan sólo acuerdos arbitrarios. Se pueden modificar de común acuerdo, y con frecuencia lo han sido, para salvar a los bancos.

Como el cínico citado en el artículo de The Economist mencionado anteriormente, el mecanismo de compra de bonos por parte de países en el marco del MEDE, no sería muy diferente del sistema existente. Mario Monti dijo que el plan va a sostener los precios de los bonos gubernamentales “solamente en los países que cumplan con las metas fiscales, y que actuará como un incentivo para que los gobiernos sigan políticas virtuosas”. Eso significa evitar los déficits públicos, incluso si esto requiere nuevas medidas de austeridad y la venta de activos. En el ámbito público, esto podría significar tesoros nacionales como la Acrópolis. En el ámbito privado, el New York Times informó el viernes que algunos desesperados europeos sin trabajo han llegado tan lejos como vender sus riñones para pagar las cuentas del hogar. La doctrina del shock, al parecer, ha llegado a las puertas de los privilegiados occidentales.

Los diplomáticos alemanes que negociaron el MEDE dejaron abiertas algunas válvulas de escape, incluyendo una solicitud por parte del máximo tribunal de Alemania hacia el presidente para no incorporar los tratados como ley hasta que no se hiciera una revisión legal integral. Se espera que al menos 12.000 quejas sean presentadas ante la Corte Constitucional Federal en relación con el MEDE y el pacto fiscal. La revisión legal bien podría concluir que el MEDE ilegalmente secuestra los fondos de los contribuyentes para el lucro de la banca privada.

Una cosa es destinar los recursos nacionales a un fondo común para rescatar a otros gobiernos soberanos, y otra muy distinta girar un cheque en blanco para rescatar a bancos privados derrochadores que precipitaron la crisis global. Europa tiene una fuerte tradición de bancos de propiedad pública. Si la gente tiene que soportar los costos, las personas deben ser las dueñas de los bancos y gozar de los beneficios.

Ellen Brown

Ellen Brown

N. de la R:
Ellen Brown
desarrolló sus habilidades de investigación como abogada litigante en derecho civil en Los Ángeles; graduada de UC Berkeley y UCLA School of Law. En Telaraña de Deuda (Web of Debt), su último de once libros, aplica esas habilidades en el análisis de la Reserva Federal y el ‘conglomerado del dinero’. Muestra cómo este cartel privado ha usurpado el poder de crear dinero de manos de la gente, y cómo nosotros, la gente, podemos recuperarlo. Ha escrito cerca de 100 artículos sobre este asunto desde que Web of Debt fue publicado por primera vez.
Es columnista habitual de Truthout, Huffington Post, Yes!, Seeking Alpha y Global Research, y presidenta del Public Banking Institute (Instituto de la Banca Pública), publicbankinginstitute.org/. Fue conferencista de TEDxNewWallStreet 2012 en Mountain View (California).
La traducción es de Andrés Celis.
Este artículo se publica con la autorización de Diario el Peso.


Contenido relacionado...


Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826