España, 28-09-2016

Los fundamentos geopoliticos del golpe “congresista” en Paraguay

Paraguay/Hispanoamérica/Estados Unidos
Miguel Ángel Barrios (6/7/2012)
Base militar de Estados nidos en Hispanoamérica

Base militar de Estados nidos en Hispanoamérica

Habíamos sostenido desde un principio que la emergencia del Presidente Fernando Lugo a la Primera Magistratura del Paraguay, respondía a la oleada latinoamericana de rescate de dignidad de la Patria Grande, que se inicia, debido a la caída definitiva del Consenso de Washington en América Latina.

Paraguay, con Lugo, embrionariamente pasaba a gestarse como un Estado social con un crecimiento económico traducido en desarrollo social del 8% en el 2009 al 14% del 2012. Nacía la Salud Pública, se consolidaba la educación agrícola que pasó a poseer 10.000 alumnos, se fomenta el cooperativismo rural, nace la televisión pública. Paraguay, por primera vez en su historia, inauguraba la televisión estatal. Con un espíritu democrático de la sociedad del conocimiento, en diciembre pasado.

El Frente Guasú, organizaciones y movimientos sociales que apoyaban a Lugo, empiezan a poseer densidad política y esto genera una enorme preocupación e inquietud en la partidocracia o casta política, del Paraguay.

A esto se suma, la política proactiva en materia de integración con el Mercosur, Unasur y Celac que había tomado Paraguay, la revitalización del Urupabol -alianza Paraguay, Uruguay y Bolivia- y la participación en el Consejo Suramericano de Defensa.

Cuando se inauguró el Centro Estratégico del Consejo Suramericano de Defensa en Buenos Aires, el que fuera Ministro de Defensa del Paraguay, General de Ejército (Re) Luis Bareiro Spaini, denunció las intromisiones de todo tipo, en la Conferencia como Expositor en representación oficial del Paraguay -mayo de 2011- de la Embajada de los EE.UU. y la insistencia, en activar una Base Militar y de promover “asistencia humanitaria” del Comando Sur. En verdad, esta situación había originado un enfrentamiento entre Bareiro Spaini y la Embajada de los EE.UU., lo que había motivado la renuncia del ministro. Esto, ha sido público y ocurrió en el año 2010.

Siempre se habló de la Base Militar de Mariscal Estigarribia, en verdad un aeropuerto instalado en la época de Stroesnner, pero Lugo no renovó, en el 2009, la “asistencia” humanitaria al Paraguay, que había vencido. Para nosotros, esto es básico, para entender lo que ocurrió, ya que Paraguay y Bolivia, desde siempre por su ubicación geopolítica son el corazón de América del Sur.

Las políticas de Lugo, explicadas muy someramente, en la introducción, hacían peligrar la reconquista del poder en las próximas elecciones presidenciales .La partidocracia, veía amenazado su posibilidad de “retomar” el poder del Estado, ante la solidificación del Frente Guasú, independientemente que Lugo, ya no era candidato. Esto rompía toda la lógica política de la historia del Paraguay, ya que un triunfo del Frente Guasú nuevamente, reflejaría  un cambio de raíz estructural en el sistema político y no, un accidente episódico del año 2008, de un triunfo coyuntural de Lugo.

Lo antedicho, se fundamenta, en el sentido que ya en el año 2009, en un cable publicado por Julian Assange, se destaca el plan de la oposición para llevar al presidente paraguayo a juicio político.

Un cable de WikLeaks  del año 2009 dice: “Corren rumores de que el líder de UNACE , el general Lino Oviedo, junto al ex Presidente Nicanor Duarte Frutos, buscarían destituir a Fernando Lugo con un juicio dentro del Parlamento”, decía el texto del 28 de marzo de 2009, enviado con carácter secreto, desde la Embajada de USA en Asunción al Departamento de Estado con sede en Washington.

El cable señala que el plan incluía que Federico Franco asuma el cargo de Presidente de la República. Según la publicación, sectores de la oposición de Paraguay, estarían esperando cualquier traspiés del ex Obispo para realizar un juicio político.

Según el cable, Franco asumiría la Presidencia en caso de triunfar el plan de Oviedo y Duarte Frutos, ayudados por la Corte Suprema de Justicia.

Fernando Lugo

Fernando Lugo

Más claro, échale agua. Pero esto, se ve, de alguna manera confirmado, con las flamantes declaraciones del Presidente de la Comisión de Defensa de la Cámara de Diputados del Paraguay, el oviedista José López Chávez, quién reconoció haber negociado con generales de Estados Unidos, llegados a Asunción  tras la destitución de Fernando Lugo, la instalación de una base militar de este país cerca de la frontera con Bolivia, país al que acusó de una “carrera armamentista”. Esto ha salido a luz en periódicos del Paraguay, como el diario ABC.

López Chavez, uno de los más firmes impulsores de la destitución de Lugo, sostuvo que las conversaciones con los militares no definieron el tema, pero se halla disposición de la consideración del Pentágono.

El titular de la Comisión de Defensa de la Cámara de Diputados de
Paraguay COMENTÓ QUE EL EVENTUAL ACUERDO CON WAHINGTON incluiría, además, ayuda humanitaria de un contingente estadounidense a la población local. Estimó López Chávez, que en 15 días o un mes, se tendría novedades.

Por eso, afirmamos desde un principio que el Golpe Congresista del Paraguay, constituye un punto de inflexión en la Segunda Independencia.

N. de la R.
El doctor Miguel Ángel Barrios, autor de este trabajo, es Profesor del Instituto de Altos Estudios Estratégicos del Ministerio de Defensa del Paraguay designado por el Consejo de Defensa Nacional presidido por Fernando Lugo.


Contenido relacionado...


Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826