España, 26-09-2016

Adiós a “La Bolsa y la vida” en RNE

España
Francisco Álvarez (28/9/2012)el-sol-brilla1
Respetados lectores de esta bitácora y respetados escuchantes de “No es un día cualquiera”. Se acabó. “La Bolsa y la vida” ha desaparecido de RNE. Además con un silencio inicial que dice más que mil palabras. 

Después de once años, la desaparición de “La Bolsa y la vida” no ha merecido ni un simple “gracias Paco por la labor que hemos realizado juntos”. 

Yo si quiero expresar mi agradecimiento a Pepa Fernández, a todo su equipo y a todos los colaboradores que hacen que “No es un día cualquiera” exista. Pepa es una de las mejores profesionales de la radio que he conocido, si no la mejor (para mí, que no soy profesional del sector, es mi modelo), los que le ayudan a confeccionar el programa son simplemente extraordinarios… y ¿qué decir de los colaboradores? Todo un lujo. 

Hay que seguir escuchando “No es un día cualquiera” porque lo ocurrido conmigo es “normal” en cualquier empresa en la que se nombra a nuevos directores. He puesto “normal” entre comillas porque todo sabemos que lo normal tiene sus matices. 

Tras el silencio en antena, y las preguntas de los escuchantes, el equipo de NEUDC ha publicado el comunicado siguiente en su muro de Facebook: 

NOTA:
Paco Álvarez no está en el programa por decisión propia. Después de muchas negociaciones, se negó a que “La bolsa y la vida” tuviera una periodicidad quincenal. Hemos batallado con uñas y dientes para que continúe y lamentamos tanto como los escuchantes esa decisión. De todas formas, seguiremos hablando de economía en “No es un día cualquiera”. 

Voy a describir en está bitácora, con total transparencia, los hechos que han dado lugar a que, después de once años, yo haya decidido dejar RNE. Luego que cada cual saque las conclusiones que estime conveniente. 

1. A principios de Agosto, tras las informaciones que difundieron los medios de comunicación sobre la continuidad o no continuidad de Pepa en RNE, me llamó para decirme que la nueva dirección de RNE le había comunicado que “No es un día cualquiera” seguía con ella como directora, pero que, en mi caso, tendría que “rebajar” el tono de mis intervenciones y restringirlas a la parte descriptiva de los conceptos y términos económico-financieros. En ningún momento me informó de que, además, el espacio iba a ser quincenal. Pepa me pidió que reflexionase y que volviésemos a hablar a finales de agosto. 

2. A finales de agosto, Pepa me llamó para saber la decisión que había tomado, y tras un intercambio de pareceres y de correos, le comuniqué el 3 de Septiembre que no aceptaba restringirme únicamente a describir términos y conceptos, entre otras cosas porque los escuchantes piden constantemente mi opinión y porque quiero “sonar como soy” (como lo he hecho durante once años) para no engañar a nadie, lo que implicaba que si la nueva dirección de RNE (con todo su derecho) no aceptaba que “sonase como soy” yo me negaba a seguir en el programa. 

3. Pepa comunicó a la nueva dirección de RNE mi decisión y, como es lógico, buscaron a alguien que me remplazase… y, al parecer (eso lo supe más tarde), lo encontraron en menos de 24 horas. 

4. El 4 de Septiembre me llamó una persona del programa para hacerme partícipe, a título personal, de su tristeza por la decisión que yo había tomado. Tras un intercambio de pareceres me animó a proponer un formato de espacio que pudiese ser aceptado por todos. Hablé después con Pepa describiéndole mi propuesta de formato para la nueva temporada. 

5. Pepa comunicó a la nueva dirección de RNE que, finalmente, yo aceptaba continuar, y confirmó mi continuidad durante el “chat” que mantuvo con los escuchantes el 5 de septiembre a las 14h, sin que en ningún momento indicase que el espacio iba a ser quincenal: “todo seguía igual”, ese fue el mensaje. 

6. El sábado 8 de septiembre arrancó la nueva temporada de “No es un día cualquiera” con mi intervención, describiendo las tres subsecciones de las que constaría el espacio, dando mi opinión, como estaba previsto, sobre la actualidad económica. 

7. El 13 de septiembre me llaman de RNE para comunicarme que en las 24 horas transcurridas, entre el momento en el que yo había dicho que no seguía en el programa y el momento en el que había dicho que continuaba, habían tomado contacto con un economista que había aceptado hacer el espacio. Debido a esta situación, RNE me proponía intervenir en el programa en alternancia semanal con dicho economista. ¿Por qué no me lo dijeron antes de empezar la temporada? Dejo la pregunta en el aire. 

8. Tras unas horas de reflexión comuniqué a RNE que no comprendía el por qué habían permitido que “La Bolsa y la vida” arrancase como en otras temporadas y que no se me hubiese informado antes del cambio propuesto. Rechacé la propuesta y expliqué por qué. Dada la longitud de este texto no voy a dar las explicaciones pero habrá tiempo para darlas si es necesario. 

9. El viernes 14 de septiembre, tras varias conversaciones con RNE, surge la alternativa de remplazar “La Bolsa y la vida” por una tertulia quincenal de 50 minutos en la que interviniésemos la persona con la que RNE se había comprometido y yo. Solicito reflexionar y, finalmente acepto la fórmula en la medida en la que se conserve el formato del espacio, es decir: descripción de términos y conceptos económicos y financieros, comentarios y opiniones sobre la actualidad económica, junto a comentarios y opiniones sobre alternativas al modelo económico vigente. Añadiendo que me parecía interesante y enriquecedor que los escuchantes tuviesen puntos de vistas diferentes en un mismo espacio. Mi interlocutor de RNE me pidió que hiciese el espacio el sábado 15 “como de costumbre” y añadió que comunicaría a Pepa el acuerdo para que lo “encajase” en el programa. 

10“La Bolsa y la vida” se emite el sábado día 15 de Septiembre “como de costumbre”. 

11. El jueves día 20  de Septiembre me llama una persona de “No es un día cualquiera” para decirme que hay acuerdo sobre la idea de la tertulia económica pero que, en función de los desplazamientos del programa, no puede ser siempre quincenal, es decir que algunos meses se podrá hacer dos semanas seguidas, otros con tres semanas de intervalo,… 

12. Volví otra vez a sopesar los pro y los contras de la fórmula “tertulias sobre finanzas y economía que no se sabe muy bien qué semanas tendrán lugar”…y, definitivamente decidí decir no, que ya estaba bien de vaivenes. ¿Cómo podía comprometerme a estar en tertulias que no sé cuándo van a tener lugar? ¿Cómo compaginar mis actividades profesionales, que implican muchas veces conferencias los sábados? Imposible. Hasta ahora dichas actividades estaban supeditadas a que fuesen compatibles con mi cita semanal, y fija, con los escuchantes. 

13. Sabiendo que, de todas formas, “La Bolsa y la vida” no se emitiría el sábado 22 llamé a RNE el viernes 21 para comunicar, justificándolo, mi negativa a participar en las tertulias en las condiciones propuestas. RNE, haciendo un último “esfuerzo” me propuso participar en la tertulia económica que tiene lugar entre semana a las 21h, dentro del informativo “24 horas”, pero mis actividades profesionales no me lo permiten. La pregunta que me hago es: si hay tertulias económicas entre semana, ¿por qué no propusieron participar en dichas tertulias a la persona con la que RNE se comprometió cuando RNE aceptó la continuidad de “La Bolsa y la vida”?

Lo dicho, que cada cual saque las conclusiones que estime pertinentes. 

Paco Álvarez

Paco Álvarez

Aprovecho la ocasión para informar que “La Bolsa y la vida” seguirá en esta bitácora y más tarde en un nuevo formato que estamos preparando. Salvo esta semana, debido a la precipitación de los acontecimientos, los seguidores de esta bitácora tendrán semanalmente (quizás con voz y/o video) las mismas informaciones que escuchaban en RNE. 

Seguiré describiendo el sistema financiero español, seguiré comentando las noticias financiero-económicas de la semana y seguiré hablando de las alternativas al modelo económico vigente, del modelo económico “de abajo arriba” y de su primo hermano, el Modelo Económico del Bien Común. 

La ventaja con respecto a épocas pasadas es que existen medios de comunicación que permiten seguir difundiendo lo que uno cree, aunque yo no sea propietario de la verdad. 

Reitero mi agradecimiento a Pepa Fernández y a toda la “familia” de NEUDC. He compartido con ellos 11 años de vida que no olvidaré jamás, pero quiero “seguir sonando como soy”. 

Un cordial saludo para todos.


Contenido relacionado...


Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826