España, 18-11-2017

El apoyo y “refuerzo institucional” de España a Teodoro Obiang Nguema

Mi Columna/Guinea Ecuatorial
Eugenio Pordomingo (21/9/2012)el-gobierno-de-espana-contesta-a-upyd1
El pasado 12 de julio, la diputada del partido político UPyD, Irene Lozano Domingosolicitó al Gobierno de España contestación por escrito “sobre las medidas que piensa tomar en relación al régimen dictatorial de la familia Obiang. De hecho, el  Grupo Parlamentario de Unión Progreso y Democracia (UPyD), a instancia de la mencionada diputada y al amparo de lo dispuesto en el artículo 185 y siguientes, del vigente Reglamento de la Cámara, hizo varias preguntas al Gobierno de España, solicitando respuesta por escrito, “sobre las medidas que el Gobierno español piensa tomar en relación al régimen dictatorial de la familia Obiang en Guinea Ecuatorial”.

 

De acuerdo con el procedimiento establecido por el Congreso de los Diputados, la diputada Lozano Domingo se dirigió a la Mesa del Congreso con una batería de cinco preguntas a las que el gobierno tiene que contestar por escrito. En la “exposición de motivos”, de ese escrito se afirma que Guinea Ecuatorial “ha sido calificado por diversas organizaciones internacionales que velan por la defensa de los derechos humanos, como un régimen que viola flagrantemente los derechos fundamentales de los ciudadanos y en el que no existe una garantía jurídica para la mayor parte de la población”.

“Estas organizaciones -continúa el escrito de la diputada madrileña- indican que los más de 500.000 habitantes de Guinea Ecuatorial viven en unas condiciones de pobreza que podrían solventarse erradicando la corrupción del sistema político, además están sometidos a un sistema dictatorial en el que las garantías jurídicas y los derechos humanos no existen o son vulnerados constantemente”.

En octubre de 2010 en una respuesta del entonces Ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, a Carles Campuzano,  sacaron a la luz la “financiación que España otorga a la Administración de Guinea Ecuatorial, alrededor de unos 50 millones de dólares según diversos medios, que utiliza el dictador para mantener su administración civil y policial. Así como otros 12 millones de euros en proyectos de cooperación”, según argumenta la diputada en ese escrito.

En el mismo documento se menciona el “blanqueo de dinero por parte de la familia Obiang procedente de la venta y explotación de los recursos naturales guineanos”, que ha sido considerado en “diferentes países, no siendo el nuestro una excepción”. En el escrito se cita, por ejemplo, a Estados Unidos y Francia. Los dos países han “bloqueado las cuentas bancarias y registrado diversas propiedades del dictador Obiang en Nueva York y París, incluso se le ha embargado un piso de lujo en pleno centro de la capital parisina por la relación en la compra de este con el blanqueo de capitales procedente de Guinea Ecuatorial”.

La respuesta del Gobierno de España a las preguntas de la diputada Lozano fue el 26 de julio de 2012, ¡que rapidez, Señor!, pero el que suscribe acaba de recibirla. 

El texto del Gobierno de España comienza mintiendo: “El Gobierno de España tiene el fomento de los valores democráticos y la defensa de los Derechos Humanos  como una de sus máximas prioridades para Guinea Ecuatorial y para África Subsahariana en general”. No hay más que preguntar, por ejemplo, a los opositores guineanos y a los ciudadanos saharauis.

El Gobierno de España -se afirma en la respuesta- “no financia la policía  ecuatoguineana. Con la Administración de Guinea Ecuatorial se llevan a cabo acciones puntuales de refuerzo institucional en sectores cuyo fortalecimiento va a redundar en la mejora de la calidad de vida de dicho país”. Pero, resulta que la diputada de UPyD preguntó  al gobierno sobre la “cuantía”  (dinero) que dedica para financiar, no sólo a la policía, sino a la Administración guineana en general. Y a eso no responde el Gobierno de España.

El gobierno de Rajoy dice que “Dicha cooperación continuará siempre y cuando ello redunde en el avance de la democracia y los Derechos Humanos, así como en la mejora de las condiciones de vida de la población de Guinea Ecuatorial”. Yo constato que no; que no hay avances ni en lo democrático ni en los Derechos Humanos. También lo constatan asociaciones de prestigio internacional.

En relación con la pregunta de que si “¿Piensa el Gobierno de España realizar acciones frente al blanqueo de dinero por parte del dictador Obiang y sus testaferros en el territorio nacional?”, la contestación que da el gobierno es mostrar su respeto “con las acciones judiciales, como la que está actualmente en curso por la policía española y el Banco de España. Una vez exista una sentencia judicial firme al respecto se tomarán todas las medidas oportunas para que ésta sea efectiva”.

Obiang y su mujer en Estados Unidos (Foto propiedad de la Oficina de Información del Gobierno de Guinea Ecuatorial)

Obiang y su mujer en Estados Unidos (Foto propiedad de la Oficina de Información del Gobierno de Guinea Ecuatorial)

Respecto al caso del opositor Severo Moto -se refiere la diputada a la “privación del pasaporte por el anterior Gobierno”, a pesar de ser asilado político y no tener ninguna condena en su contra- la contestación es la siguiente: “el Gobierno de España tomará todas las medidas oportunas para hacer eficaz las decisiones judiciales que se adopten  al respecto”.

La pregunta fue esta: “¿Piensa el Gobierno agilizar la restitución del pasaporte al Sr. Severo Moto, o seguir manteniéndole confinado en España, y por tanto prestándose a colaborar con el régimen autoritario de Obiang como hizo el anterior Gobierno a pesar de su status de asilado político?”

A veces uno piensa que vive en otro país, en otra época o en otra galaxia. Pero no, ésta es la España que tenemos, cada vez más alejada de la justicia y de los valores democráticos. Ya no tienen el menor reparo en mentir, en ocultar, en defender a tiranos perseguidos por  “blanqueo de dinero” y por la “compra de bienes, en la sospecha de haberlos adquirido de forma fraudulenta”.

Insultan a nuestra inteligencia; y lo que es peor, se hacen cómplices necesarios de las acciones de aquellos a los que “refuerzan institucionalmente”.      

Pero, además, ¿por qué tenemos los españoles que subvencionar a la Administración de Obiang Nguema, dueño y señor de un país que extrae casi un millón de barriles de petróleo al día?


Contenido relacionado...


Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826