España, 25-09-2016

El déficit cero: dogma de nuestro tiempo

Europa(España/Economía
Manuel Funes Robert (22/10/2012)el-euro-se-resquebraja
El sábado los telediarios retransmitían las manifestaciones en el Reino Unido en contra de lo que desde mi pensamiento he llamado ´ajuste perpetuo´.  Estos últimos días hemos sabido del primer muerto griego en las protestas contra los salvajes ajustes impuestos desde Bruselas. Pero ni los teóricamente enemigos de esta nefasta política como Hollande, osan enfrentarse e imponerse ante el sólido muro rigorista que representa la señora Merkel. Y así, en plena contradicción, aboga por suavizar las draconianas medidas impuestas desde Berlín a Europa, mientras asegura que el déficit publico de Francia, llegará a los objetivos -imposibles, por otro lado- del 3%.  Científica y empíricamente, está demostrado que la falta de recuperación de la zona euro, especialmente de España e Italia, y no digamos de los estados rescatados como Portugal o Irlanda y deja sin oxigeno a las economías, haciendo imposible el crecimiento y precisamente por ello, el endeudamiento de esas zonas se incrementa, con los efectos diabólicos que ya conocemos: recorte público, menos crecimiento, menos recaudación,  más necesidad de endeudamiento, más difícil acceso al crédito, más impagos, etc.

Vemos que las medidas impuestas a Atenas para que pague su deuda, precisamente por su crueldad, hacen imposible su amortización. Se practica entonces la quita pero acompañada de nuevas medidas peores que las anteriores que provocan nuevos impagos y nuevas quitas.

El mal que provocan estas medidas acabaría afectando a todos los países en una economía totalmente globalizada. Así, el rigor afectará al país que las impone, Alemania. Alemania vende a Europa el 60 % de sus exportaciones y evidentemente, la industria alemana se ve afectada por el rigor impuesto por sus gobernantes.

Si está demostrado que estas decisiones políticas son intrínsecamente malas para la economía mundial (China reduce su crecimiento debido a cómo afecta a sus exportaciones la crisis de la zona euro) es inevitable preguntar por qué.

Paul Krugman cuando se hacía esta pregunta,  no lo achacaba a un asunto económico o contable sino moral, pues solo desde este plano se puede arrojar alguna luz sobre tanto desatino que causa tanto dolor.

Este tema llamaba mi atención desde hace tiempo y analizando la figura y biografía de la señor Merkel, se nos descubre que se educó en el luteranismo más riguroso. No en vano su padre fue pastor luterano en Quitzow (antigua RDA) y aunque ella militó en su juventud en las Juventudes Comunistas Alemanas, sin duda su padre influyó en su código moral que no solo aplicó a su vida personal sino a su trayectoria y decisiones políticas. Llama la atención su paralelismo con Tatcher, cuyo padre, predicador del Metodismo educó a su hija en el más estricto código Wesleyano.

Si está demostrado el daño que el rigor hace a las economías europeas y analizamos la influencia que el pensamiento de Calvino y John Wesley  en ambas dirigentes en cuanto al rigor y al sufrimiento, entramos en el peligroso terreno del dogma. Lo terrible es que el dogma, por definición no admite replica y no está sujeto a prueba de veracidad. Y que su aplicación está comenzando a hacer desaparecer a las clases medias de media Europa.


Contenido relacionado...


Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826