España, 01-10-2016

La Guinea Ecuatorial de Obiang Nguema: un Batiburrillo

severo-motoGuinea Ecuatorial
Severo Moto Nsa
(
21/11/2012)
BATIBURRILLO, significa, según la Real Academia de la Lengua Española: “Mezcla de cosas que no dicen bien unas con otras”. Los fang de Guinea Ecuatorial lo llaman “EBURANDUM”, “NKÁKUM” o MBUNAN.

Lo cierto es que no se trata de algo que acabara de aparecer o que se estuviera iniciando. El batiburrillo nace desde el mismo origen de la independencia de Guinea Ecuatorial.

Nada limpio podía esperarse de una independencia nacida del enfado, disputa y tira y afloja de la potencia colonizadora, entre la Secretaría General de la Presidencia y el Ministerio de Asuntos Exteriores  del Gobierno español de Franco. Y de eso ya no hace fata hablar con  enfados (ya son demasiados).

No parece fácil, tampoco, que cada uno asuma sus responsabilidades en ese desaguisado que, 44 años después, se ha apoderado de Guinea Ecuatorial y su pueblo.

Y, mientras la población permanece en un eterno estado de “verlas venir” o de convidados de piedra, sin voz ni voto, Obiang Nguema Mbasogo arrastra por todo el país, a una especie de marea negra de gasolina, hecha de suegras, esposas, concubinas, hijos, hermanos, primos, sobrinos, yernos, amigos, negros y blancos, todos en pelea por hacerse con el país, y muy especialmente con sus recursos económicos.

 OBIANG NGUEMA MBASOGO
Como ofuscada  máquina expelente de la negra marea, parece haberse dado cuenta de que los días se le acaban. El miedo a morir, normal y  humano en un elemento que, reconoce, en el fondo ser el responsable de  haber  llevado a Guinea Ecuatorial al  actual y desastroso (irreversible) estado de cosas… Sabe que el grande y general enfado del pueblo pende sobre él, como la daga de Damocles. Sabe que difícilmente puede llevar a este pueblo a unas elecciones libres, transparentes, plurales y democráticas, y ser  votado, libre y mayoritariamente por un fofo y vacío 99% de siempre. (Tema casi agotado). Sabe que los Estados Unidos, Francia, España (y, detrás de ellos, todo el mundo democrático) ya no se van a creer fácilmente sus grandes y cobardes  mentiras electorales (tema agotado). Tiene entre manos conseguir el apoyo familiar (¿nacional?)  e internacional, para situar, en la primera línea de sustitución en el poder dictatorial, a su hijo Teodorín Nguema o a su otro hijo, Gabriel Mbega; o, quizás, ¿quien sabe?, a su primera dama KOO. Todo depende de que los Estados Unidos de América, Francia, España y… quien sea, acepten poco menos que adueñarse del país, con tal de que nadie que no sea su hijo, su esposa y  familiar cercano, acceda al poder en Guinea Ecuatorial.

Teodorin Nguema Obiang

Teodorin Nguema Obiang

De la República de Benín, llegan noticias del frenético trabajo que Obiang Nguema está llevando a cabo para conseguir que  Bony Yayi, Presidente de la  República de Benín, que heredó de Obiang Nguema la presidencia de la UA, se mueva para conseguir frenar el plan de las potencias democráticas, lideradas por Obama, para liberar a Guinea Ecuatorial de la dictadura. Obiang Nguema acude al modelo de Togo y al modelo de Gabón, (un modelo fracasado en Senegal) de situar al hijo del presidente en el poder, tras la muerte o expulsión de su padre. ¿Obiang preferiría morir para dejar paso (como Eyadema u Omar Bongo) a sus hijos o más bien pretende poner a su hijo para no tener que morir? (¿Como quién?). Las voces y gritos de alerta y denuncia revientan los espacios celestes asustados por la ingente cantidad de dinero que Obiang Nguema está derrochando para lograr que los Estados Unidos de América, Francia y España sucumban a las ofertas (entrega del país, incluida) con tal de que acepten y fuercen la toma del poder dictatorial por  Teodorín, Gabriel  o “KOO”. La oposición democrática en el exterior (España) aguarda, atenta -manos limpias- el  final de la dictadura de Obiang Nguema; cada vez más preparada para cubrir de dignidad, honestidad, limpieza y buena gobernanza el vacío que se va a producir en el necesario post  Obiang.

LA SEÑORA KOO
Por su parte, y como si estuviera poseída por el demonio del latrocinio, del acaparamiento violento y delictivo de bienes, y la expropiación del país, Doña Constancia Mangue de Obiang Nguema -más conocida por KOO  acaba de cometer la tremenda felonía (una más de tantas que desarrolla, a la sombra del poder de su marido, y  a largo de todo el país) de anunciar el desalojo, expropiación gratuita y ocupación de terrenos, espacios y viviendas a un nutrido grupo de humildes y desprotegidas familias de Rebola, como lo señalan páginas de internet guineanos.  No da más que la sensación de que KOO nunca ha visto a ninguna primera dama hundida en la miseria, ni en Guinea Ecuatorial ni en toda África. No debe conocer  tampoco, en el mundo, a ninguna primera dama que haya dado un gran suspiro de libertad al abandonar dignamente el poder. Actúan (y permítaseme llamarles) “los pobrecitos”, como si estuvieran atados a la maroma del dolor del pueblo que los arrastra inevitablemente a la perdición. En una especie de amalgama de sexo al más alto nivel de podredumbre oficial, el latrocinio y el asesinato, construyen su futuro como si con ellos no fuera aquello de “Ave Caesar; morituri te salutant” (Hola, Cesar te saludan los que van a morir).

LAS SUEGRAS, LAS MUJERES, LOS HIJOS, LOS NIETOS Y LOS…
De Obiang Nguema aguardan con ansiedad y preocupación el momento en que los Estados Unidos, Francia, España y la comunidad democrática mundial (no Guinea Ecuatorial) apunten con el dedo a alguno de los hijos para que ocupe el sillón dictatorial de su padre, y así evitar el poder pase a las manos otro que no sea del circulo familiar. 

TEODORIN
Teodorín parece mirar más al ya machacado y empobrecido pueblo, para conquistar su perdón, regalándole chapas de zinc, soltándole discursos y alimentándoles con muñones de cebú traído de Camerún.  ¡Ah! ya ofrece palacios a algún líder político, refugiado en España…  

GABRIEL
El otro hijo de Obiang Nguema, Gabriel Mbega Obiang Lima, parece ser más consecuente con el desprecio y pasotismo que profesan al pueblo guineano; y mira más hacia fuera, hacia los chinos, a los que regala pozos de petróleo guineano, previamente expropiados a REPSOL, y preparando su futuro en Sao Tomé y Príncipe, su origen materno. Dicen que los hijos de Armengol Ondo Nguema, hermano de Obiang Nguema, aguardan, rezagados, la posibilidad de  que la negativa a apoyar  a Teodorín  y Gabriel, les brinde la oportunidad de ocupar el sillón dictatorial de su tío Obiang Nguema.

¿Y LAS ELECCIONES, QUÉ?
El debate sobre las elecciones en Guinea Ecuatorial ha quedado reducido al círculo de la oposición democrática recluida en el exterior (España). Puede afirmarse que la oposición centra su atención en ese post OBIANG, el Gobierno de transición a la democracia, la celebración de unas elecciones para un país de nueva planta,  y el obligado cambio al que nadie, con un mínimo de dignidad, debería oponerse. La batalla está en  los tiempos. Parece que existe unanimidad en que las elecciones libres, democráticas y pluralistas solo tienen sentido en una Guinea Ecuatorial sin  Obiang Nguema al frente del país. No faltan esas exiguas  voces que creen que con Obiang Nguema al frente, cabe el diálogo y la concertación para redirigir el país. Podría, asimismo, considerarse exiguo el número de personas que,  en este debate, creen que las elecciones, en el post OBIANG , deberían postergarse o alargarse tres años ( Dicen que el pueblo guineano -44 años después-  aún no sabe votar y hay que enseñarle y educarle en democracia) Un grupo de partidos dentro de la oposición democrática creen que el ensayo democrático institucionalizado por Obiang Nguema para eternizarse en el ese ensayo, no debería durar más de un año, como máximo; y seis meses como tiempo normal.

Gabriel Obiang Mbega Lima

Gabriel Obiang Mbega Lima

Yo solo podría intervenir en esta diatriba aportando mi experiencia vivida en Guinea Ecuatorial. Esta experiencia me lleva a pensar que nada  serenaría tanto al pueblo guineano, como unas elecciones libres (en la más nítida expresión de la palabra)  tras  un inmediato e irreversible  post Obiang, una Amnistía  General abierta por un Gobierno de transición, que permita la libertad de todos los presos político bajo la bota militar de Obiang Nguema y su gente; el retorno libre y feliz de los exiliados, al país, y la convocatoria, ¡ya!, de unas elecciones, monitorizadas por la Naciones Unidas, con implicación responsable de la “troica” de países occidentales  implicados… y la UA.

Cerramos este comentario con la noticia que nos anuncia que desde el  19 de Noviembre, visitará  a Obiang Nguema, Robert Mugabe, de Zimbawe, un íntimo amigo de Obiang Nguema que debe sentirse muy celoso ante el nuevo matrimonio entre Obiang Nguema y Bony Yayi, Presidente de la República Beninesa a quien Obiang Nguema entregó el testigo de la UA (Unión Africana) y que se ha constituido en intermediario ante los Estados Unidos para que la “troica occidental (España, Francia, Estados Unidos) acepten las ofertas económicas de Obiang Nguema para (lo mismo que en Togo y en Gabón), Teodorín Nguema o Gabriel  Mbega, suceda a su padre en Guinea Ecuatorial”.

Aquí no caben atajos, ni fáciles soluciones de compromiso a favor de no se sabe quién. El que quiera dirigir Guinea Ecuatorial, tiene que someterse a unas elecciones libres transparentes y democráticas. Aquí cabe KOO, Teodorín, Gabriel… todos los hijos de Armengol Ondo Nguema, los de Demetrio Eló, los de todo Mongomo, los de todos los Distritos, Provincias y pueblos.

Muy difícilmente se librarán de responsabilidades históricas; muy difícilmente perdonará el pueblo guineano a quienes, por ser potencias mundiales, se permitan la burla, felonía y genocidio de volver a sacar, de la misma olla donde Obiang Nguema viene cociendo restos humanos, cadáveres enteros y quemando, el futuro de nuestro país, otro monstruo devorador.

Esperamos que los aspavientos de desesperación y zozobra que despliega ahora Obiang Nguema para asentar en la infecta sede de la dictadura a otro Obiang Nguema choquen frontalmente y se destruyan ante el lema del afroamricano Barack Obama: “Se acabaron los hombres fuertes (dictadores militares). Es la hora de las Instituciones fuertes, en África”.

 N. de la R.
Este artículo se publica con la autorización de su autor, Severo Moto, presidente del Partido del Progreso y del Gobierno en el Exilio, que también pueden ver su página de internet.


Contenido relacionado...


Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826