España, 01-10-2016

La política internacional de España a debate en la Tertulia Grupo Colón-APPA

la-tertulia-grupo-colon-appa-con-el-embajador-riosalido1

secretaria de APPA;  Javier Perote, coronel del Ejército; Antonio de Torre, periodista y traductor; Diego Camacho, coronel del Ejército y tesorero de APPA; Hmad Hammad, vicepresidente de la asociación CODAPSO (Comité de Apoyo para la Autodeterminación del Pueblo del Sáhara Occidental); además de los delegados de esta asociación,

Salambuha Bubacar (Sáhara occidental) y Weja Chicampo (Guinea Ecuatorial). El debate político, que se prolongó durante varias horas, fue coordinado por González Torga.

El embajador Jesús Riosalido hizo un repaso -breve pero muy detallado- por los temas más candentes de la política española, destacando la nefasta presidencia de José Luís Rodríguez Zapatero; incidió en la estrecha relación existente entre la política nacional y la política internacional de cualquier nación, algo que se suele olvidar. De ahí que la debilidad interna de España -comentó Riosalido-, fomentada con la crisis económica, tras la “etapa nefasta de Zapatero“, se traduzca en una debilidad en el concierto internacional que no podrá ser superada hasta que se produzca una cierta recuperación, tanto material como de valores.

Riosalido hizo un repaso del actual equipo de Mariano Rajoy -al que, por cierto, calificó de “pusilánime- del que se salvaron escasos ministros: “Si la toma de la isla de Perejil hubiese ocurrido  ahora, Rajoy no se habría atrevido a recuperarla”, afirmó.

García-Margallo ha llegado al Ministerio de Asuntos Exteriores -dijo el embajador- “con un buen conocimiento de la política europea; pero existen otras muchas zonas en el mundo y no ha acertado a rodearse de los especialistas idóneos para el enfoque correcto de las políticas correspondientes”.

De ministro del Interior Fernández Díaz, afirmó que es “un continuador de la política interior del PSOE; incomprensible que  mantuviera una reunido de cuatro horas con Zapatero y haya seguido la política de éste”.

Más adelante comentó que la actual situación de Cataluña, creada por CiU, y en concreto ahora por Artur Mas, viene sobre todo de la etapa de Zapatero, aunque no exculpa a los anteriores presidentes del gobierno. Para Riosalido el problema del independentismo catalán se basa en el dinero.

La política interior y exterior están íntimamente relacionadas, sin cohesión interna y sin identidad nacional no puede haber política exterior. Por eso nuestra política exterior es errática e impropia.

Embajador Jesús RiosalidoJavier Perote incidió en que en el mundo ha habido un olvido de los valores, “sólo se habla de intereses y así nos va”, dijo.

Diego Camacho argumentó que la autonomía de España en política exterior es prácticamente inexistente desde el Tratado de Utrech; da igual que haya monarquía, republica o dictadura, el intervencionismo en nuestro país por parte de Francia y Gran Bretaña ha sido total; después de 1945 el relevo lo ha tomado Estados Unidos.

“Los EEUU no actúan -continuó Camachocon una sola línea de acción política sino con varias, por eso cuando se les cierra una posibilidad tienen otra de recambio sin caer en la inacción”.

Por su parte, el embajador Riosalido manifestó que “mientras no tengamos una situación interna coherente, sólida y viable no podemos aspirar a tener una política exterior digna de tal nombre”.

El líder del MAIB (Movimiento de Autodeterminación de la Isla de Bioko), Weja Chicampo, preguntó al embajador por la política de España respecto a Guinea Ecuatorial, a lo que Jesús Riosalido respondió que el escenario es muy distinto al del Sáhara Occidental, donde todavía somos la potencia administradora. Pero Guinea Ecuatorial es ahora un país independiente, aunque eso no debe soslayar el comentar la salida de España de manera tan rápida. “Nuestro país gestionó muy mal el abandono de su ex colonia”, dijo.

Salió a relucir la gestión del ex ministro Miguel Ángel Moratinos -al que Riosalido calificó de hombre bien preparado, pero que cayó en negligencia al aceptar los “encargos” de Zapatero-,  a lo que Pordomingo se refirió aportando una serie de datos sobre su actuación antes de que el aludido fuese ministro: “Su actuación ha sido nefasta en el contencioso de Gibraltar, con el conflicto del Sáhara Occidental y la política de Derechos Humanos de Marruecos; y en Guinea Ecuatorial, país con el que curiosamente sigue manteniendo buenas relaciones, en concreto con el dictador Teodoro Obiang Nguema“.

El conflicto del Sáhara Occidental ocupó una parte importante de la ´Tertulia´. Bucharaya Beyún manifestó que la “la simultaneidad de una serie de hechos, como la continuidad de Ross, su viaje a los territorios ocupados, el recibimiento de la MINURSO, el  comunicado del secretario general de la ONU, la actitud de Argelia, el cambio de lenguaje del Departamento de Estado de Estados Unidos  y el fracaso de Marruecos en el Consejo de Seguridad y la simultaneidad de estos hechos permiten pensar que algo está cambiando”.

El Delegado del Frente Polisario en España dejó constancia del papel protagonista de Francia en la región, mientras que “España ha perdido fuerza,  ya que sigue la estela de París”. Camacho apoyó esa tesis: “A Francia le importan menos los Derechos Humanos que a EEUU, pues el gobierno de este último país  está más controlado por la opinión pública”. Por otro lado, comentó una anécdota -que demuestra la calidad de la mayoría de nuestros diplomáticos- referida a que desde el Sáhara le pidieron libros en español, petición que trasladó a los responsables de la embajada en Rabat, pero que no hubo manera de conseguirlos. Curiosamente, fue el consulado francés el que se los facilitó.

Bucharaya Beyún Acerca del cambio que se está apreciando en el conflicto del Sáhata, Bucharaya dijo que “por primera vez se recibió a la delegación saharaui en el ministerio de Exteriores norteamericano”. Cambió del que Ana Camacho también dejó constancia.

Salambuha, delegada de APPA para el Sáhara, respondió a Riosalido, que había afirmado que la posición de España era ahora débil y por eso actuaba como actuaba, que antes había actuado de forma similar, “siempre mostró debilidad y poco firmeza, lo que ha causado que se le pierda el respeto en los foros internacionales”. El embajador  afirmó que se sentía “avergonzado por nuestra actitud respecto al Sáhara”.

Hmad Hammad pregunto por los desaparecidos  saharauis (más de 500), a los que la comunidad internacional ha abandonado.  Asimismo, afirmó que el único carnet de identidad  que poseían esos “desaparecidos”  era el español; “unos estaban en las policías territoriales y otros en las tropas nómadas; eran cuerpos del ejercito español. Otros desaparecidos eran civiles, pero que también poseían el carnet español”.  Esas desapariciones tuvieron lugar “entre los meses de noviembre y diciembre de 1975 y enero y febrero de 1976”, manifestó visiblemente afectado por el recuerdo.

Reportaje forográfico:

Hmad Hammad

Torga, Hmad Hammad y Bucharaya beyúnana-camacho-y-diego-camacho1

Hmad Hammad, Bucaraya Beyún y Weja Chicampo

Hmad Hammad, Bucaraya Beyún y Weja Chicampo

perote-salambuha-y-torga

No hay etiquetas para esta entrada.

Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826