España, 22-11-2017

Daños “colaterales” de una intervención

El gobierno socialista francés bombardea Malí

El gobierno socialista francés bombardea Malí

Malí
espacioseuropeos.com (17/1/2013)
Desde Bamako, el arzobispo Jean Zerbo advierte de que la situación en Malí ha entrado “en los últimos días en una fase particularmente crítica. Comienza un nuevo periodo de sufrimiento para el pueblo maliense, ya puesto duramente a prueba. De las organizaciones caritativas internacionales esperamos un apoyo generoso para ayudarnos a brindar asistencia al creciente número de desplazados y refugiados, para curar a los heridos y a quienes combaten en el frente”.

En el escrito, enviado a la agencia MISNA, el arzobispo expresa la necesidad de “alimentos, agua potable, artículos de higiene, medicinas contra la malaria y otros productos de primera necesidad (que) irá aumentando en las próximas semanas, también en parte porque estamos en la estación fría y húmeda, lo que complica bastante la intervención humanitaria. Además estamos en guerra y no sabemos cuánto durará”.

En esa misma línea, el responsable de Incidencia Humanitaria de Intermón Oxfam, Francisco Yermo asegura que la intervención de tropas francesas en Malí ha desencadenado un rápido aumento en desplazamientos internos y en el número de refugiados (recoge LaInformacion.com). Desde principios del pasado año, más de 350.000 personas abandonaron sus casas en Malí por la hambruna, el golpe de estado y la rebelión islamista. En declaraciones a Servimedia, Yermo calculó que desde el viernes este número ha aumentado en 30.000 nuevos refugiados, y compartió el dato de que en menos de un día 500 personas habían cruzado la frontera mauritana.

Por su parte Caritas Malí ha informado a través de su responsable de comunicación, Gaston Goro, que se ha prestado ayuda a los heridos pero que las carreteras están llenas de civiles que huyen de los combates y que la falta de seguridad hace imposible algunas operaciones humanitarias.

Desde Niamey, Cruz Roja local habla de 60.000 refugiados en territorio nigerino y estima que se producirán llegadas en masa en los próximos días. “Prevemos que la necesidad de alimentos aumentará pronto a medida que lleguen los nuevos refugiados”, dijo Amadou Tidjani.

La Asociación Maliense de Derechos Humanos (AMDH) y la Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH) han pedido a las fuerzas beligerantes que respeten el derecho humanitario internacional y protejan a la población civil. Activistas malienses y testigos locales ya han denunciado graves violaciones de Derechos Humanos en las ciudades centrales de Konna, Sévaré y Mopti, por parte de los integrantes del ejército de Bamako y de los rebeldes Islamistas.

N. de la R.
Esta noticia se publica con la autorización de Mundo Negro.


Contenido relacionado...


Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826