España, 26-09-2016

La dictadura de Teodoro Obiang Nguema continua su política de torturar y expulsar a extranjeros

Teodoro Obiang NguemaGuinea Ecuatorial
espacioseuropeos.com (9/2/2013)
Desde hace muchos años, la presión contra los extranjeros  -legales e ilegales- en Guinea Ecuatorial es una práctica habitual contra ciudadanos africanos de la que, en muchas ocasiones, no se han librado blancos, sobre todo españoles. Pero desde los últimos años, esa “presión” se ha intensificado con detenciones masivas, redadas nocturnas, torturas, cárcel y expulsiones. En muchos de los casos de ciudadanos obligados a salir del país, sus propiedades pasan a manos de las “autoridades” guineanas.

Hemos sabido que la semana pasada la dictadura guineana ha expulsado “al menos 250 extranjeros en los últimos días. Se trata de ciudadanos de las vecinas Gabón y Burkina Baso, así como de la región de África Occidental. Antes de expulsarlos, han sido torturados y violados”, recogeAfrol News.

La misma fuente se refiere a que “250 extranjeros han sido expulsados de Guinea Ecuatorial. Entre ellos, 18 fueron expulsados en la ciudad burkinabe de Kye-Ossi, fronteriza con Camerún y Gabón, según informa el diario camerunés ‘Mutations’. Según el diario, los nacionales de Camerún expulsados de Guinea Ecuatorial ascienden a un total de 118”.

Por su parte, la agencia de noticias Europa Press menciona que cientos de trabajadores africanos  inmigrantes  han sido expulsado del país “con la excusa del asesinato de la esposa de un notable local de la zona de Ebibeyin, en la región continental, a pesar de que el propio marido ha asegurado que los autores del crimen hablaban el idioma fang, propio de esta región de Guinea Ecuatorial, según han informado medios cameruneses y burkinabeses”, según fuentes del mencionado diario camerunés.

Esas expulsiones masivas se han llevado a cabo en los últimos días “tras el macabro descubrimiento del cadáver de una mujer ecuatoguineana (…) Fieles a la tradición, los gobernantes ecuatoguineanos han apuntado con el dedo acusador a sus hermanos africanos”, ha proseguido el portal informativo camerunés.

La noticia ha sido recogida por otros medios de comunicación de la zona, como Fasozine, de Burkina Faso, que ha precisado, según Europa Press,  que el “pasado 6 de febrero fueron expulsados 256 africanos, 118 de los cuales eran de nacionalidad camerunesa, a los que se unen 18 burkinabeses y otros ciudadanos de Nigeria, Malí, Ghana y Guinea-Conakry”.

El gobierno guineano trata de defenderse de esas acusaciones, diciendo que los extranjeros africanos expulsados lo han sido por encontrarse “ilegalmente en el país”., algo que desmienten la mayoría de los acusados que afirman haber llegado por avión y con el pasaporte en regla.

La tensión entre los miembros de las fuerzas de seguridad del dictador Obiang Nguema es más que evidente,  y se traduce en permanentes controles, registros, detenciones, tortuelas y expulsiones.

La única esperanza que tenemos los guineanos –nos comenta un colaborador de espacioseuropeos, “es que el Departamento de Justicia de Estados Unidos enjuicie a Teodoro Nguema Obiang, ´Teodorín´, el hijo del dictador, y que después vayan a por él”.   


Contenido relacionado...


Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826