España, 29-09-2016

En Argelia dicen que Marruecos ha dado refugio a los dirigentes yihadistas de Ansar Dine y el Mujao

Argelia/Marruecos
Ana Camacho (21/3/2013)

Combatientes yihadistas en el norte de Malí.

Combatientes yihadistas en el norte de Malí.

asta ahora sólo el Frente Polisario había acusado al Gobierno de Marruecos de relacionarse con movimientos yihadistas para mover tentáculos a favor de su estrategia expansionista en el Sáhara Occidental. Pero ahora, también desde Argelia, surgen voces que acusan al majzen de haber dado refugio en territorio marroquí a dirigentes de Ansar Dine y Mujao, los grupos yihadistas más extremistas de Malí y que son el enemigo a abatir de la fuerza de intervención francesa que siguen combatiendo en el Azawad en apoyo de sus aliados del Gobierno de Bamako.

La acusación no ha venido de ningún miembro del Gobierno argelino sino del periódico digital argelino Echorouk que, sin embargo, está muy identificado por los analistas en el Magreb como un medio con fuentes privilegiadas en la inteligencia argelina que contribuyen a que suela dar en el blanco. Este diario asegura que dos dirigentes de Ansar Dine (entre ellos su máximo líder Iyad Ag Ghali) y otros cuatro cabecillas del Mujao, “se exiliaron a Marruecos donde se les proporcionó una estancia segura lejos de todas luces hasta que se acabe la guerra en Norte de Malí. ̈

El Mujao (el Movimiento de la Unicidad y la Yihad en el África Occidental), es el grupo supuestamente escindido de Al Aqmi (la franquicia de Al Qaeda en el Magreb) que adquirió notoriedad en España por haber reivindicado el secuestro de tres cooperantes que realizaban labores humanitarias en los campamentos saharauis del Frente Polisario en Tinduf, los dos españoles Ainhoa Fernández de Rincón y Enric Gonyalons y la italiana Rossella Urru.

Ansar Dine es el grupo supuestamente integrado enteramente por tuaregs que apareció en oposición al fulminante avance del MNLA (Movimiento Nacional de Liberación del Azawad) que, en menos de tres meses de combates, expulsó al ejército del Gobierno de Bamako del norte del país y, desafiando a Francia,  declaró la independencia del Azawad. Pero así como el MNLA se declara laicista y rechaza la imposición de la sharía, Ansar Dine se alzó en armas para desplazarle proponiendo un programa que pretendía establecer la ley coránica no sólo en el norte, sino también en el sur de Malí, y lo que es más llamativo, rechazar la secesión proclamada por el MNLA.

El diario argelino asegura que los dirigentes de los dos grupos terroristas,  que supuestamente han obtenido protección del majzén, llegaron a Marruecos “cruzando el Sáhara” y que emprendieron la huida antes del comienzo de la intervención francesa en Malí. La publicación argelina subraya que el Mujao mantiene unas excelentes relaciones con el Gobierno marroquí y relaciona con ello el hecho de que “concentraba sus actividades terroristas sólo contra Argelia”. Se refiere con ello  a que, además del secuestro en octubre del 2011 en los campamentos saharauis, sus otras acciones conocidas son atentados con coche bomba en las ciudades argelinas de Tamanrasset y Uargla, y el secuestro de siete diplomáticos argelinos destacados en el consulado de su país en la ciudad maliense de Gao.

La publicación también subraya que la condición que Marruecos dio a los huidos para concederles el refugio, fue que abandonasen a Abu Zeid y Mojtar ben Mojtar, los dos dirigentes de Al Qaeda que las tropas chadianas aseguran haber abatido (aunque todavía sigue pendiente la confirmación a través de análisis de ADN). Para esta publicación, los dirigentes de Ansar Dine y Mujao cumplieron esta exigencia y ello contribuyó a la caída de ambos dirigentes de Al Aqmi.

Ana Camacho

Ana Camacho

Llama la atención que, pese a la importancia que tiene la información, en la versión francesa e inglesa que tiene la publicación, el texto aparece bastante más corto. En la versión árabe, por ejemplo, se extiende más en una parte en la que se relaciona la huida a Marruecos de los dirigentes de estos dos grupos con el fracaso de Marruecos por intentar ganarse la confianza de “las tribus del sur de Argelia”, que es como en este país suelen referirse a la minoría tuareg. En el caso del Mujao, más que de una marcha habría que hablar de un “regreso” ya que, según Echorouk, es de Marruecos de donde sus militantes salieron antes de darse a conocer por sus acciones en el sur de Argelia.

N. de la R.
Este artículo se publica con la autorización de Ana Camacho, periodista, activista intelectual y física, de los derechos humanos, que también  se puede leer en su página de Internet  En arenas movedizas.

 


Contenido relacionado...


Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826