España, 30-09-2016

Decisión errática: matar al manifestante

Guinea Ecuatorial
Weja Chicampo Puye (21/5/2013)
“Sois ustedes los que tenéis que decir: Señor Presidente, Usted está violando los derechos humanos, Usted está robando el dinero de Guinea Ecuatorial”. (Teodoro Obiang Nguema, discurso de Bata, 25 de marzo 2013).

Weja Chicampo

Weja Chicampo

Matar al manifestante, es la decisión errática que adoptó el poder establecido en Guinea Ecuatorial para acallar las voces del Movimiento de Protesta Popular, MPP, contra el régimen antidemocrático del general-presidente Obiang, y exponer públicamente la opinión popular en contra de la política dictatorial que se desarrolla en nuestro suelo patrio.

Las detenciones practicadas por el actual Gobierno en Funciones, desde el jueves día 9, a miembros organizadores de la referida manifestación: Enrique Nsolo Nzo Mangue (día 9), Luis Nzo Ondó, Clara Nsegue Eyi y Natalia Angue Edjodjomo (día 13), Jerónimo Ondo Mesi (día 15), Fabián Nsue (día 16) y otros, ratifica una vez más, la ausencia de voluntad política del régimen en Plaza para democratizar el país. Aquellos que no simpatizan con su línea política, deben estar apartados de la circulación, y si en silencio, mejor que mejor.

Esta actitud represiva del Gobierno, contrasta con las ansias del “mecenas” que Teodoro Obiang Nguema está intentando ofrecer en los foros internacionales para lavar su imagen exterior. La marca del dictador Obiang es imborrable cuando se trata de asuntos domésticos. De ahí que no tenga sentido plantear a las Naciones Unidas un derecho a veto para África en el Consejo de Seguridad. Sencillamente porque los ciudadanos de Guinea Ecuatorial no tenemos el mínimo derecho a expresar públicamente nuestros ideales, ni las autoridades admitan que los ciudadanos guineanos hablen libremente de política o de la Cosa Pública fuera del contexto del partido gubernamental PDGE.

Con el rechazo de la Manifestación del 15M con un despliegue policial sin precedentes, el régimen de Obiang paralizó una vez más la ciudad de Malabo. Previo al día de la manifestación, el régimen intentó coaccionar a los organizadores del Movimiento de Protesta Popular:

– El día 7, el Ministro de Interior, Clemente Engonga acusa al profesor de la UNGE, Enrique Nsolo Nzo de querer propiciar una desestabilización del país. Las autoridades le amenazan seriamente con matarle si no desiste de su idea de organizar una protesta popular.

– Con fecha día 8, el mismo Enrique Nsolo, preocupado por su situación y presión gubernamental que recibe a través de sus familiares, dejó constancia unas líneas:

“Enrique Nsolo Nzo profesor de la UNGE. Declara haber sido víctima de una amenaza de muerte, torturas y detenciones, por parte del ministro del interior, Clemente Engonga, en presencia de su cúpula directiva (como Baltasar Ndjeng Mesié, director de Política Interior), el cual me tilda de formar parte en la cabecilla del grupo que quiere desestabilizar al régimen político de Guinea Ecuatorial”.

– El día 9, Enrique Nsolo Nzó Mangue sufre un intento de asesinato. Es torturado y detenido por unos colaboradores de la Policía que, se infiltraron entre los organizadores de la protesta popular. Se le encarcela en la Comisaría Central. Es acusa de intento de golpe de Estado, o sea, de desestabilizar el país y atentar contra la paz reinante, en unión con los partidos políticos ilegales (MAIB, UP Y PDJS), tal como quedó recogido en las imágenes mostradas por la RTVGE. En los medios informativos, las autoridades afirman que “Un grupo de disidentes formados por grupos de diferentes políticos ilegalizados en el país se reúnen desde hace dos meses en Malabo para preparar una manifestación de protesta contra el régimen constitucional del país, denominada “Movimiento de Protesta Popular”, encabezado por el ecuatoguineano Enrique Nsolo Nzo Mangue, natural del distrito de Nsork-Nsomo. y que trabaja en estrecha colaboración con los partidos políticos de la oposición que desean destruir la vida del presidente Obiang Nguema Mbasogo, promoviendo dice, cambio mediante armas.

Para materializar esta trama se ha llevado el proceso de reclutamiento de un grupo de gente, entre ellos estudiantes de la UNGE y alumnos del Instituto Rey Malabo, donde ha estado impartiendo clases”.

– También dice la RTVGE que, el expediente presentado por los organizadores para llevar a cabo la manifestación del 15M, no cumple con los requisitos mínimos que exige la Ley. Pero ni el Ministro de Interior y Corporaciones Locales, ni el Director General de Seguridad Nacional especifican qué requisitos mínimos son necesarios para celebrar una manifestación pública legal en Guinea Ecuatorial. Conviene señalar que, desde que se aprobó la Ley vigente de Reunión y Manifestación en el año 2003, recogido en los Acuerdos Legislativos de Mbini, el régimen de Teodoro Obiang Nguema aplica solo el artículo 8 de dicha Ley, en detrimento del artículo 7, que ampara los derechos de los ciudadanos a manifestarse.

– La acusación formulada a Enrique Nsolo Nzo ante las cámaras de la televisión estatal, y dentro de sus especulaciones, el Ministerio de Interior y Corporaciones Locales, responsabiliza a varias personas “el deseo de destruir la vida del Presidente Obiang Nguema, promoviendo cambio mediante armas”. De hecho, el supuesto estudiante de la UNGE que acusa a Enrique Nsolo, manifiesta en fang (a pesar de tener el país tres idiomas oficiales; Español, Francés y Portugués), tener conocimiento de la trama golpista, y señala como cabecillas a los abogados Ponciano Mbomio y Fabián Nsue, además del dirigente del MAIB, Weja Chicampo.

– El documento de Clara Nsegue Eyi, de fecha 6 de mayo, que dirige al Director General de Seguridad Nacional y al Ministro de Interior y Corporaciones Locales, en el que comunica a las autoridades competentes la intención de llevar a cabo una manifestación pacífica, a modo de concentración, en la Plaza de la Mujer, el día 15 de mayo, no obtuvo respuesta dentro del plazo legal estipulado.

– En cambio, unos colaboradores de la Policía, torturan y detienen a Enrique Nsolo el jueves día 9. Con esta detención arbitraria, el Gobierno de Obiang convierte nuestra intención de llevar a cabo una manifestación pública y pacífica, en un intento de golpe de Estado. Días después, el día 13 se detiene a Luis Nzó Ondó (FDR), Clara Nsegue Eyi y Natalia Angue Edjodjomo (PDJS), los tres naturales de Mongomo.

– El día 14, víspera de la manifestación, Daniel Darío Martínez Ayecaba, presidente de UP, recibe de la Dirección General de Seguridad Nacional un documento de fecha 13 de mayo dirigido a Clara Nsegue Eyi (detenida el día anterior). En el documento, el Ministro de Interior y Corporaciones Locales manifiesta lo que sigue: “Lamentamos no poder acceder a dicha petición por; a) Este Ministerio desconoce a este grupo clandestino de agitadores de masas y sus intenciones; b) el expediente presentado no reúne las condiciones mínimas que prevé la vigente Ley Reguladora de las Reuniones y Manifestaciones; c) por último, encontrándonos en plena actividad y desarrollo de la Campaña Electoral, debemos evitar todo tipo de actos o actividades tendentes a socavar y/o perturbar el ambiente de paz y sosiego reinante en todo el territorio nacional”.Teodoro Obiang

– El documento del Gobierno de fecha 13 de mayo, no hace mención a la trama golpista, ni el deseo de destruir la vida del Presidente Obiang, promoviendo cambio mediante armas. Dice que “desconoce a este grupo clandestino de agitadores de masas y sus intenciones”. Y desestima la convocatoria de la manifestación del día 15, alegando que el expediente no reúne las condiciones mínimas exigidas por las Autoridades gubernativas.

– En cambio, en todo el territorio nacional, los dirigentes del partido gubernamental, PDGE, trasladan a la población llana la situación crítica que atraviesan los detentores del poder y adoptan graves medidas; dar muerte a varios miembros y simpatizantes del Movimiento de Protesta Popular, además de desinformar a la población. Por ejemplo, la reunión que mantuvieron los miembros del PDGE en el distrito de Baney el sábado día 11, determinan la eliminación física de don Secundino Bernardino Lola Bokirio, presidente del Consejo de Ancianos de Rebola, y de Oscar Baita Cuna, entre otros.

El Movimiento para la Autodeterminación de la Isla de Bioko, MAIB, considera que todo este asunto manipulado desde el Gobierno; “intento de golpe de estado”, “destruir la vida del presidente Obiang Nguema” o “desestabilización y perturbar la paz reinante”, no es más que la excusas de siempre: justificar la manera de seguir sojuzgando a la población guineana y, privarle de los derechos y libertades que la Constitución reconoce a los ciudadanos de este país.

Las elecciones generales del 26 de mayo próximo, que servirán para el PDGE votar a los próximos legisladores (diputados y senadores), carecen de valor, a raíz del continuo incumplimiento de la Constitución por parte de las Autoridades. Los miembros del Poder Legislativo, tanto del Congreso de los Diputados como del Senado, no estarán facultados para elaborar las leyes del país, desde el momento que, el Poder Ejecutivo, en manos del general-presidente Obiang Nguema, está por encima de la Ley, como lo demuestra la no aplicación de la Constitución.

Ante esta evidencia, para el MAIB, es ridículo que el general-presidente Obiang Nguema, se presente ante la Sesión Especial General de las Naciones Unidas (Nueva York) el 25 de abril, para reivindicar el DERECHO DE VETO para África en el seno del Consejo de Seguridad, cuando en su propio país, Guinea Ecuatorial, donde gobierna desde hace 34 años, nosotros, sus conciudadanos, aún no disfrutamos de derechos ni libertades para expresar públicamente nuestros ideales y demás reivindicaciones.

Una manifestación pacífica no es un golpe de estado, es un ejercicio que todo ciudadano debe gozar dentro de sus derechos y libertades fundamentales, recogido en el articulo 13.1k de la Constitución.

La convocatoria del 15M, en la Plaza de la Mujer, la convirtió usted, señor presidente, en una manifestación policial en las calles de Malabo, impidiendo así la libre circulación de las personas.

El MAIB exige la puesta en libertad de todos los detenidos; Luis Nzo Ondó, Clara Nsegue Eyi, Natalia Angue Edjodjomo, Jerónimo Ondo Mesi, y los otros, son todos ellos presos de conciencia. En estas circunstancias de detención, no se puede hablar de campaña electoral ni de elecciones generales para elegir futuros legisladores. De nada sirve.

N. de la R.

Weja Chicampo Puye es Coordinador General del MAIB.


Contenido relacionado...


Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826