España, 26-09-2016

80 muertos y 139 heridos en Galicia a causa de un trágico accidente ferroviario

Descarrilamiento en GaliciaGalicia (España)
espacioseuropeos (25/7/2013)
El trágico accidente de ayer noche en las cercanías de Santiago de Compostela (Galicia) deja, de momento, un balance de 78 herido y más de un centenar de personas. El trágico accidente tuvo lugar en la bifurcación de A Grandeira, a unos 4 kilómetros de Santiago de Compostela. Las últimas informaciones apuntan que el accidente se debió a un exceso de velocidad, algo que ha reconocido el maquinista.

Las fiestas del Apóstol hoy día 25 han quedado suspendidas de acuerdo con el bando hecho público por el Ayuntamiento de Santiago de Compostela.

El tren Alvia de larga distancia que hacía el recorrido Madrid-Ferrol con algo más de 200 pasajeros ha quedado completamente destruido. Vagones volcados en las vías, unos encima de otros y alguno desplazado a varios metros dan cuenta de la dantesca situación que anoche y hoy por la mañana se ha vivido.

Todos los informativos de televisión y radio han dedicado importantes medios para dar cuenta de la tragedia. Incluso la prensa extranjera, sobre todo la Europea dedican hoy editoriales y amplios reportajes. Casi todos ellos coinciden en que el tren en España es uno de los más modernos y mejor atendidos en lo que se refiere a trazado y seguridad.

Este accidente ha sido la mayor catástrofe ferroviaria de los últimos 40 años. Todo apunta a que la velocidad a la que circulaba el tren era bastante superior a la que indica la señalización que es de 80 kilómetros. El maquinista, según medios de la zona, ha declarado “Descarrilé, qué le voy a hacer”, aunque imaginamos que es una frase extraída de una declaración más prolija.

Otra de las causas del accidente ha podido ser algún fallo en el sistema de frenado, en este caso el ERTMS que limita la velocidad de forma automática. Pero según han recogido a primera varios medios de comunicación en ese tramo de la red ferroviaria no estaba instalado ese sistema de seguridad, sino otro más antiguo, el ASFA. Al parecer, los dos sistemas de frenado automático –el primero con más eficacia- deberían haber frenado el tren, aunque el segundo no está preparado para frenar entre balizas, como ha sido el caso.

Hay que destacar el comportamiento de los vecinos de la zona que nada más producirse el descarrilamiento se lanzaron a socorrer a las víctimas. La solidaridad no sólo se ha dado entre los vecinos del lugar donde se ha producido el accidente, sino en las largas colas que se han visto en los centros sanitarios para donar sangre. Asimismo, el comportamiento de las fuerzas de seguridad, servicios médicos, bomberos, protección civil, han dado ejemplo de su profesionalidad y dedicación.

Un Video nos muestra de frente el terrible descarrilamiento.


Contenido relacionado...


Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826