España, 01-10-2016

Conciliación o Reconciliación, ¿qué pretende Obiang Nguema? (I)

Guinea Ecuatorial
Weja Chicampo Puye (21/7/2013)

Weja Chicampo y Enrique Nsolo

Weja Chicampo y Enrique Nsolo

El pasado mes de junio, durante la celebración del 71 cumpleaños de Teodoro Obiang Nguema, el 5 de junio, Radio Televisión de Guinea Ecuatorial, RTVGE, en el programa que presenta el periodista Virgilio Seriche Riloha, tuvo como invitados, por una parte, al ministro de Estado Encargado de Misiones a la Presidencia, Alejandro Evuna Ovono Asangono, y al ministro de Información, Prensa y Radio, Agustín Nzé Nfumu, y por otra, a Alfredo Mitogo Mitogo y a Miguel Mbá Nzang, representantes de formaciones políticas pro-Obiang. El coloquio se centró “sobre todo aquello de que el Consejo de Ministros ha adoptado una disposición, para convertir este día en JORNADA NACIONAL DE RECONCILIACIÓN Y SOLIDARIDAD, y el parecer del Jefe de Estado como protagonista, sobre esta iniciativa de Gobierno, una iniciativa del Gobierno cuyo propósito es perpetuar, sin lugar alguna, su legado político entre las generaciones de ecuatoguineanos.”

Pero el tema no es tan simple y sencillo cuando se trata de aborda un asunto de Estado, que nos incumbe a todos, y no sólo al partido gubernamental, PDGE. Nos consta que durante los días del festejo del natalicio de Obiang, que cumplía 71 años, el Comité de Seguimiento del PDGE de Mongomo, invitó a Felipe Ondó Obiang y a Guillermo Nguema Elá, representantes del partido Fuerza Demócrata Republicana, FDR, a una reconciliación secreta entre los hermanos de la tribu Okac, y oriundos del distrito de Mongomo.

Los representantes del FDR, rechazan la iniciativa de Obiang Nguema si la misma no se extiende a todo el ámbito nacional, por varios factores; a) Mongomo no puede reconciliarse asimismo, requiere la participación de los otros distritos, provincias, tribus, etnias e instituciones socioculturales del país; b) Mongomo es el distrito que ejerce el exceso y abuso de poder sobre el resto de los distritos del país; c) toda negociación pasa por un acto encabezado por Obiang Nguema y no por intermediarios; d) es necesario la presencia de otros grupos políticos. Es necesaria la presencia del Movimiento para la Autodeterminación de la Isla de Bioko, MAIB, (bubis, isla de Bioko) y Unión Popular, UP, (ntumu, provincia de Kie-Ntem) por la sensibilidad que representan en el país; y d) condicionan la aceptación del cargo de senadores a la celebración previa de una Conferencia Nacional.

Desde el MAIB entendemos que una reconciliación nacional no es lo que interpretan de forma vaga y simple los miembros del Gobierno y del partido gubernamental, PDGE, como afirmó Miguel Mba Nzang ante RTVGE cuando dice: “A partir del momento que, simplemente estamos celebrando esta fiesta nacional, en la que sea con motivo del natalicio de su excelencia, las actividades empiezan el 2 hasta llegar al 5, culminando hasta el 6. Yo creo que hasta aquí hemos venido celebrando de esta forma, cuánto más que tenemos que ampliar, tenemos que tener variedad de actividades en torno a la reconciliación nacional, en torno a la solidaridad nacional. Yo creo que el formato debería ampliarse, porque efectivamente, tiene que demostrar lo que es la celebración del día 5 de junio”.

Y como lo corrobora el ministro Alejandro Evuna Asangono cuando dice: “Todo lo que se está realizando hoy día, ya es parte de nuestra historia. Y ¿cómo es que el Pueblo no deba apoyar precisamente lo que el mismo pueblo está construyendo? Yo pienso que el pueblo debería apoyar necesariamente esa jornada de reconciliación, porque lo contrario sería los que quieren un mercado de desorden, de otras cosas. Ya es una cuestión de Estado. Ahora esta fiesta, no solamente el Presidente celebre su onomástica, sino el pueblo celebra. Y el Estado obligatoriamente debe hacer programa que, después la idea de solidaridad, yo creo que debe haber este apoyo, habrá.”

El coloquio de estos señores con el periodista de RTVGE, Virgilio Seriche Riloha, recreándose sobre reconciliación nacional, solidaridad entre los pueblos y la glorificación de Obiang Nguema, provoca muchas dudas. Entendemos que para llegar a una reconciliación nacional entre partes en disputa, deben cumplirse ciertas pautas que nos indiquen que se está llevando a cabo un acto de reconciliación y asegurar que se cumplen los requisitos necesarios.

El motivo que dio origen al conflicto ha sido superado, las diferencias terminaron.

Debe haber acercamiento al contrario, tal que no existe ya el distanciamiento que originó la disputa.

El agresor, debe pedir perdón, no solo a los presentes sino a todas las víctimas de su agresión. El afectado, como víctima, debe aceptar las disculpas del agresor.

Celebrar la reconciliación en presencia de testigos; España y la ONU en nuestro caso.

Y en señal de reconciliación sincera, sellar un pacto de solidaridad y colaboración mutua para engrandecer nuestros pueblos y haciendas.

Pero el general-presidente para “remediar” sus penas y lograr que sus hermanos de Mongomo acepten a su hijo Teodorín como su sucesor en el “trono de Mongomo”, intenta reconciliarse consigo mismo:

Manda a sus hermanos de la tribu Okac de su localidad a reunirse con los dirigentes del partido Fuerza Demócrata Republicana, FDR, Felipe Ondo Obiang y Guillermo Nguema Elá, para hacerles llegar las indicaciones de Obiang Nguema. Y en señal de recompensa, les propone ser senadores en su nuevo circo legislativo.

En ese pacto de hermandad, Obiang Nguema olvida a conciencia a los Annoboneses, Bisios, Ndowe, Bubis, Criollos y al resto de los Fang de Guinea Ecuatorial. Y para rematar la faena, expone ante RTVGE a cuatro de sus colaboradores fang; Alejando Evuna Asangono, Agustín Nse Nfumu, Alfredo Mitoto Mitogo y Manuel Mba Nzang, para que recreen su pensamiento ante el ente público y le glorifiquen como el “hacedor” por encima del Pueblo de Guinea Ecuatorial.

¿Acaso hemos de olvidar nuestro pasado reciente y andar a ciegas hacia el precipicio que nos tiene diseñado Teodoro Obiang Nguema? ¿Qué pretende Teodoro Obiang Nguema, cuando por la puerta trasera de la Presidencia trata de reunirse en secreto, y no a nivel de Estado, con los oriundos de Mongomo? Quiere conciliación o reconciliación.

Es cierto que en Guinea Ecuatorial no ha habido una guerra armada y sangrienta entre pueblos, tribus o etnias, pero si echamos una mirada retrospectiva a nuestra penosa historia reciente, encontraremos un panorama escalofriante que pudiera catalogarse como la existencia de una guerra sin tregua y que asola no solo a nuestros pueblos y líderes políticos, sino también a nuestros seres más queridos, especialmente en la Isla de Bioko desde 1971; Aurelio Nicolás Itoha, fue el primero en caer. Le detuvieron en Malabo el día 15 de agosto de 1971, fue trasladado a su finca de Basupú (a 16 kms. de Malabo), y al llegar a la misma le dijeron “contempla por última vez tu finca”, y delante de sus braceros (trabajadores agrícolas) comenzaron a golpearle brutalmente.

Inconsciente, le retornaron a la Comisaría Central de Malabo donde fue encarcelado e incomunicado. Murió el día 17 de agosto.

Mariano Evaristo Riopo Buesobí, fue el segundo detenido, se produjo su detención cuando salía de misa en la iglesia Santuario Claret de Malabo, el día 15 de agosto, le llevaron a la Comisaría Central (Policía) y el día 16 estaba muerto. Trasladaron su cadáver al Hospital General de Malabo, su familia recogió sus restos el día 17.

El tercero fue Olu Vivour, dueño del restaurante “4 Ases”, detenido el día 17 de agosto en el aeropuerto de Malabo cuando regresaba de viaje, y conducido brutalmente a la Comisaría Central (Policía) donde bajo torturas encontró la muerte a los pocos días. Como ocurrió con los dos primeros, su cadáver apareció en el Hospital General de Malabo.

Y así fueron cayendo uno tras otro; Gustavo Watson, Enrique Gori Molubela, Gaspar Copariate Muebaque, Dionisio Sila Sipepe, Marcos Ropo Urí, Pastor Torao Sicara, Marcelo Epam Biribé, Wilwardo Jones, Armando Balboa, Román Boricó Toichoa, Inocencio Buila Susé, Aurelio Bosoko, los hermanos Ramón y Ricardo Bolopá, Edmundo Bosio Dioco, etc. Muchos de ellos pertenecientes al partido Unión Bubi, fueron trasladados a Bata, asesinados brutalmente, y sus cadáveres no fueron entregados a sus familiares para darles sepultura.

De la dictadura “nguemista” en Guinea Ecuatorial se ha escrito mucho; desde el proceso a la independencia hasta la destrucción del tejido social de la República. Hoy, y a través de la explotación de hidrocarburos, petróleo y gas, en la Isla de Bioko, Teodoro Obiang Nguema, quiere erigirse entre sus seguidores de ASHO, Asociación Hijos de Obiang, y del Movimiento Amigos de Obiang, MAO, artífice, constructor y hacedor del Estado, olvidando que muchos que nacimos antes del 12 de octubre de 1968, conocemos la realidad del país que pisotea y destruye a base del petrodólar, para borrar las huellas de su pasado reciente.

Todos sabemos que hay muchas dudas todavía sin esclarecer. Por ejemplo, ¿dónde están enterrados los cuerpos de los presos asesinados en las cárceles de Black Beach (Malabo) y de Ngolo (Bata), condenados a muerte por el Tribunal de la Santa Inquisición? Un testigo excepcional de estas dos tenebrosas cárceles de Guinea Ecuatorial nos decía el pasado mes de febrero:

“Me llamo PONCIANO MBOMIO NVÓ, natural de Aton Nsomo, distrito de Ebibeyín, provincia de Kie-Ntem. Soy víctima de persecución política en Guinea Ecuatorial desde el 28 de noviembre de 1976, como narro a continuación radiomacuto.

Hasta ahora hay un silencio absoluto desde las altas esferas del poder que ostenta Obiang.

N. de la R.
Weja Chicampo Puye es Coordinador General del MAIB (Movimiento de Autodeterminación de la Isla de Bioko).


Contenido relacionado...


Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826