España, 25-09-2016

Los pitidos y abucheos recibidos no le han sentado bien a los miembros de la Casa Real

Casa RealEspaña
A.  D. (5/7/2013)
A pesar de la campaña de imagen, el apoyo de la clase política y sindical, y el “recorte” en su presencia pública, la Casa Real se ha sentido molesta por los últimos incidentes en los que algunos de sus miembros han recibidos pitidos, abucheos y se han visto obligados a escuchar palabras malsonantes.

La Reina y los Príncipes de Asturias, han sido los miembros que más han sido objeto de esas muestras de enfado por parte de la ciudadanía española. A pesar de ello, la Casa Real ha manifestado no preocuparle demasiado esos incidentes que considera “legítimos” como una muestra de discrepancia con algunas de nuestras instituciones, Pero si se han sentido “molestos” porque los consideran una falta de respeto, de “mala educación”.

El 30 de mayo, en el transcurso de una representación de ópera en el Liceo de Barcelona, un sector del público silbó y profirió gritos contra el Príncipe Felipe y Letizia cuando entraban en el recinto.

Hace un mes, la reina Sofía fue recibida con una tremenda pitada y con abucheos durante su visita a la localidad murciana de Cieza donde inauguró la reforma del Teatro Capitol de Cieza.

Esas escenas se repitieron el 22 de junio, cuando la reina Sofía fue recibida con pitos en otro concierto en el Auditorio Nacional en Madrid.

A pesar de ello, hoy la Casa Real ha asegurado que en Zarzuela estas manifestaciones “no nos preocupan, pero sí nos molestan”, porque aunque es “perfectamente legítimo” que los ciudadanos expresen sus “divergencia” y “discrepancias” hacia cualquier institución española, resulta de “mala educación”, hacerlo en lugares a los que los miembros de la Familia Real acuden invitados.

No sabemos si los ciudadanos españoles son “mal educados” o no, pero lo que si sabemos es que son demasiados pacatos. La situación a la que nos somete el poder, los constantes recortes, la expulsión de miles y miles de jóvenes en busca de trabajo en el extranjero, la sistémica corrupción, el asunto Iñaki Urdangarin-Infanta Cristina, lo de una tal Corinna (que por cierto no es Princesa) ciertas herencias aparecidas y un sinfín de tropelías más merecen, qué menos, unas pitas y unos abucheos.


Contenido relacionado...


Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826