España, 27-09-2016

El agua radiactiva subterránea de la planta nuclear de Fukushima se filtra peligrosamente a la superficie y al mar

Japón
espacioseuropeos (7/8/2013)Fukushima de nuevo
En estos días en que se cumple el trágico 68 aniversario del lanzamiento, por parte de Estados Unidos, de dos bombas nucleares sobre las ciudades de Hiroshima y Nagasaki, la catástrofe nuclear se cierne de nuevo sobre Japón. En esta ocasión, el peligro se debe a la filtración de las aguas radioactivas subterráneas de la central nuclear de Fukushima. Dichas aguas se filtran peligrosamente al mar y a la superficie de la tierra.

Hay que recordar que la central nuclear de Fukushima Daiichi, quedó destruida en 2911 como consecuencia de un terremoto y posterior tsunami. Tras varios meses de peligrosos trabajos en la planta nuclear, todo parecía indicar que el peligro estaba controlado, ese al menos era el mensaje que transmitía el gobierno japonés, las corporaciones encargadas de velar en el mundo por la seguridad nuclear y Estados Unidos, constructor de la planta. Pero la realidad es otro, en Fukushima, en Japón y en el mundo, se vive una auténtica emergencia.

El agua subterránea radioactiva ha traspasado la barrera que se puso para tratar de impedir que se escapara al mar o a la superficie de la tierra, lo que por desgracia ha sucedido. La emergencia nuclear ha sido reconocida sin tapujos ni mensajes eufemísticos por los responsables japoneses del control nuclear.

La empresa TEPCO propietaria de la central japonesa está construyendo un nuevo dique para contener la salida de las aguas contaminadas al mar, pero tras varios meses de dilaciones y escasa comunicación se han visto obligados a reconocer ese escape hacia el océano.

En marzo de 2012, espacioseuropeos dio cuenta de que la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) había advertido acerca de los riesgos de seguridad en plantas nucleares con más de 20 años de antigüedad, como es el caso de la central de Fukushima. De acuerdo con esa información, aproximadamente el 80% de las plantas nucleares del mundo han sido construidas hace más de 20 años, lo que es una causa más del aumento en los riesgos de accidente.

AIEA informó, asimismo, que hay centrales que son incapaces de soportar “situaciones como la ocurrida en la central de Fukushima (Japón), que sin duda ha sido una nueva advertencia al mundo” Y más ahora, añadimos nosotros.


Contenido relacionado...


Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826